martes, 9 de enero de 2018

VOLVEMOS A LA NORMALIDAD, Y QUEDA POCO MÁS DE UN AÑO DE LEGISLATURA

Pasados ya todos los días de las fiestas navideñas, ha llegado el momento de reencontrarme con este diario.

Los quince días que han transcurrido desde la última entrada en mi blog han incluido algún día de fiesta pero también jornadas con diferentes actividades, que han ido desde una reunión en Castellón con la patronal de la cerámica ASCER para hablar de la tasa a la incineración y a los vertederos aprobada por las Cortes valencianas hasta la presentación en el "Consellet" del Anteproyecto de Ley de Espacios Naturales Protegidos. Conviene no olvidar que hemos tenido dos incendios forestales importantes en esta época del año tan poco habitual para este tipo de sucesos, uno en Culla (Castellón), que quemó poco más de 500 hectáreas y, otro, en la Marjal del Moro de Sagunto, que afectó a una superficie de 320 hectáreas, casi todo cañizo.

La segunda semana, la que va de Año Nuevo a Reyes, aparte de alguna urgencia como las ya mencionadas, fueron días que me sirvieron especialmente para hacer trabajo de despacho (lecturas, estudio, planificación y contactos), tareas que por las prisas del día a día no puedo hacer con la frecuencia que me gustaría.

Ayer, ya incorporados a la normalidad cotidiana, empecé la mañana en una reunión con los concejales de Alcoi y Cocentaina, Màrius Ivorra y Jordi Pla, que, junto a otros compañeros de Compromís, nos plantearon la posibilidad de intervenir en algunas canteras del entorno del Parque Natural de la Sierra de Mariola.


Tratamos, sobre todo, el caso de la cantera de Botella en Cocentaina. Un terreno que lleva muchos años abandonado y sobre el que sería necesaria una actuación de restauración. La cantera tiene sentencias judiciales en contra que impiden la vuelta a su actividad pero un buen trabajo de restauración sería muy interesante.

Además, la zona en cuestión no tiene depósitos autorizados para residuos inertes y en muchos lugares del entorno se realizan vertidos incontrolados que nuestros agentes medioambientales no pueden evitar, más allá de las debidas sanciones. Por otra parte, existen iniciativas para abrir alguna instalación de estas características y si fuera posible combinar la restauración de la cantera con la solución a esta falta de infraestructuras tan necesarias para gestionar correctamente nuestros residuos se podrían resolver dos problemas al mismo tiempo. Esa fue la demanda que nos trasladaron y nos comprometimos a estudiar la viabilidad de una solución de esas características. Habrá que contactar con todos los actores implicados.

Por la tarde, lo primero que hicimos fue una reunión con los cuatro directores generales (en realidad tres, porque el del Agua, Manuel Aldeguer, está de viaje y en su lugar estuvo el subdirector José Vicente Benadero) para comenzar a preparar el Seminario de Invierno del Consell que se hará, a finales de mes, en la localidad castellonense de Vinaròs.


Hicimos un repaso exhaustivo de los anteriores seminarios y de todas las iniciativas comprometidas en cada uno de ellos. En concreto, revisamos los dos compromisos del último Seminario de Verano de Ademuz: la elaboración de la Guía de Acción de Educación Ambiental, que ya está hecha, así como las mejoras en abastecimiento de agua y protección frente a inundaciones que también están terminadas o en marcha las obras más importantes.

La jornada, ya bastante tarde, la acabé en la sede de Compromís de la valenciana Plaza del Pilar donde tuvo lugar la reunión de la Ejecutiva de VerdsEquo del País Valenciano.

No hay comentarios: