sábado, 27 de enero de 2018

LA RED DE CÓMPLICES A FAVOR DE LA NATURALEZA CRECE CADA DÍA

El de ayer fue un día que comenzó un tanto "accidentado", al menos al principio, el resto fue mucho más normal. 
 
A las 8:30 de la mañana tenía una entrevista en CVRadio, en sus estudios, pero como inmediatamente después de la mía iba la del ex presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y esta segunda entrevista se complicó bastante, al final dejamos la mía para el próximo lunes. 
 
Camps acaba de ser señalado por su ex-colaborador Ricardo Costa como el "Mr. X" de la financiación ilegal del PP valenciano. Y yo, que he sido periodista durante muchos años, entiendo que el valor de la actualidad informativa manda, y que ayer entrevistar a Camps era mucho más interesante que entrevistarme a mi. Lo entiendo. Y ya puestos, ahora que está más que ratificado que el PP se financió irregularmente, es decir, iba dopado a las campañas, yo le preguntaría a Camps cómo se paga eso. En el deporte, el equivalente a la financiación ilegal es el dopaje. En el deporte a aquellos a los que pillan dopados les obligan a devolver las medallas. Así pues, lo que tocaría ahora es que el PP comenzará a devolver los escaños... Y como eso es imposible, lo mínimo sería que todos aquellas y aquellos que, de una manera u otra, estuvieron en el lío, pidieran perdón y se fueran a su casa. No se trata sólo de que cuando se demuestran las responsabilidades penales abandonen su partido, sólo faltaría que no fuera así. Se trata de asumir, también, responsabilidades políticas y aquellos que durante años y años han estado viviendo del dinero robado, que han buscado excusas cuando el escándalo ya era un clamor, y que encima insultaban a quienes les acusaban en lugar de aclarar los trapos sucios de su casa, todos ellos deberían abandonar la política de inmediato. 

Hecho este preámbulo, vayamos a la jornada de ayer que se centró en tres cuestiones. 
 
A primera hora mantuve una reunión del consejo de dirección de la Secretaría Autonómica y ya hacia el mediodía, en la sede del Centro de Educación Ambiental de la Comunitat Valenciana, en Sagunto, participé en el acto de entrega de los Premios "Biodiversidad y Sociedad" que otorga nuestra Dirección General de Medio Natural. 

 
Se trata de reconocer la labor de diferentes agentes sociales que a lo largo del último año han hecho cosas destacadas y valiosas en la conservación de nuestros ecosistemas. 
 
Este año llegamos a la quinta edición de estos premios. Los que recibieron los galardones fueron: el Jardín Botánico de la Universidad de Valencia, en investigación aplicada a la conservación; 

 
el Ayuntamiento de Torrevieja, como consistorio ejemplar; 


el Simposio Internacional de Naturaleza y Fotografía de Villarreal, en difusión y comunicación; 


la Fundación Victoria Laporta, en custodia del territorio, 


y el Consorcio del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Millars, en acciones de conservación. 

  
Sólo un detalle que creo que merece la pena destacar, a nivel social, sobre la preocupación por los temas ligados a la conservación: cada año son más las entidades, asociaciones, iniciativas y ejemplos que llegan a nuestras mesas cuando nos planteamos la entrega de estos premios. La percepción es, claramente, que cada vez es mayor el ejército de gente que trabaja en iniciativas favorables a la sostenibilidad. Es una gran noticia. Lo es en general y, también, para nosotros que, como institución, necesitamos aliados en la calle que nos ayuden a hacer realidad nuestras políticas y nos marquen el camino a seguir. 

  
Por la tarde, me dediqué a cuestiones internas de mi partido ya que, en la sede de Compromís, celebramos Mesa de País de VerdsEquo.

No hay comentarios: