domingo, 3 de diciembre de 2017

SIN TRAMPAS, LA SOLUCIÓN DEFINITIVA A LA QUEMA DE LA PAJA DEL ARROZ ESTÁ MÁS CERCA QUE NUNCA


La mañana de ayer la pasé de tren en tren, volviendo de Valladolid a València. No es sencillo. De Valladolid hasta Chamartín en un Alvia; de Chamartín a Atocha, en cercanías, y, después, AVE hasta València. Con esperas incluidas, desde las 9 hasta pasadas las 2 de la tarde. 
 
A las 4, junto con el director general de Medio Natural, Antoni Marzo, nos reunimos con un grupo de asociaciones y colectivos ecologistas que querían plantearnos la necesidad de aprovechar la ampliación del Parque Natural del Turia para hacer auténticos corredores verdes que conecten la zona hacia la Calderona, hacia el Norte per l'Horta y hasta llegar a la mar. Se trata de hacer un verdadero pulmón verde alrededor de la ciudad de València y su área metropolitana aprovechando todos los espacios que aún se mantienen libres de edificaciones y con valores naturales a proteger. 



 
Una de las propuestas, que ya había comentado con algunos ayuntamientos de la zona, es aprovechar el nuevo cauce del Turia para hacer un corredor de agua que conecte, de manera permanente, el cauce del río hasta su desembocadura en el mar. 
 
Ahora, estos colectivos aprovecharán el período de alegaciones a la modificación del PORN del Turia donde ya estaba previsto que se ampliara el Parque por el Norte hasta conectar con el Parque Natural de Chera-Sot de Chera para hacer las observaciones que ayer nos plantearon. A partir de sus observaciones y buscando el máximo de participación de todos los agentes implicados diseñaremos el espacio protegido definitivo. 
 
En la reunión estaba también la presidenta de la Junta Rectora del Turia, Nieves Prat, y el director del Parque, Antonio Ballester. Con él y con Marzo tratamos sobre el estado de la redacción del Convenio sobre el mantenimiento del Parque del Turia al que deben sumarse los ayuntamientos de la zona más las instituciones supramunicipales como la Confederación Hidrográfica del Júcar, la Diputación de València y la propia Generalitat. 
 
Quiero terminar haciendo una breve referencia a la cuestión que recoge el titular de esta entrada. Ayer salía publicado en el diario Levante un artículo del Presidente de los Regantes de Sueca, José Fortea, en el que acusaba a la conselleria de haber engañado a los agricultores en la campaña de la quema de la paja del arroz:
No es cierto. No sólo no hubo ningún engaño sino que la problemática de la quema se ha trabajado más y mejor que nunca y, precisamente, el presidente de los regantes, José Fortea, estuvo en todas las reuniones, participó (él o por vía interpuesta en todas las conversaciones) y estuvo de acuerdo con el plan de quemas decidido y con el cómo debía hacerse. En el artículo se menciona que hubo una única reunión para tratar la situación. Y fue el 3 de octubre. No es cierto. Creamos un grupo interno de trabajo específico al respecto y, con los representantes de los agricultores tuvimos hasta 6 reuniones específicas y, en concreto, con José Fortea, yo personalmente me reuní el día 3 de agosto y ya hablamos de los rasgos generales de cómo iba a ser la campaña. Como procuro explicar cada día en este diario lo que hago, basta con ir a aquella fecha y leer lo que dijimos:

Rescato la foto y una frase: "Tenemos todo el mes de agosto para concretar exactamente el sistema, las diferentes zonas y las condiciones. El trataremos y discutiremos con los agentes Implicados con el máximo de participación ". 

  
Por cierto, también rescato la foto de otra reunión del 28 de septiembre. 

 
Y una última cosa, se dice que la quema comenzó demasiado tarde pero la verdad es que, este año, el permiso arrancó el 2 de octubre, y el año pasado fue el día 3. 

Dicho todo esto, y reconociendo que ha habido un par de días en el que el humo ha molestado a las localidades del entorno de la Albufera, hay que añadir que se ha quemado menos de la mitad de lo que se quemó el año pasado, se ha recogido 30 veces más paja que el año pasado, las puntas de contaminación en los días de quema han sido mucho menores que el año pasado y, aunque ha habido incumplimientos por parte de algunos agricultores, en general, su comportamiento ha sido de lo más responsable. Quiero reconocer aquí el gran trabajo que en toda esta cuestión han hecho nuestros directores generales y los funcionarios pero, en particular, quiero destacar el de nuestro asesor Enrique Pastor, que ha sido quien ha coordinado el proceso. 

Llevamos muchos años con esta problemática, la gestión que se ha hecho hasta ahora no es la adecuada ni la que nos reclama la normativa europea y, por ello, la solución no puede ser de un día para otro. Esto está claro. Como también lo está que la gestión de este año ha sido mejor que la del año pasado y, de cara a 2018, nos acercaremos todavía más a la resolución de la problemática. Lo haremos con todos y al gusto de todos.

No hay comentarios: