martes, 12 de diciembre de 2017

REPOBLANDO EL TURIA CON ANGUILAS QUE IBAN A CHINA VÍA MERCADO NEGRO

Después del puente que empecé con el acto de celebración (volveré a él) del Día de la Constitución en el Teatro Principal de Alicante, ayer lunes lo dediqué, al menos durante la mañana, al río Turia y a su entorno. 


A primera hora de la mañana me desplacé hasta el municipio de Bugarra donde llevamos a cabo la suelta de unas 1.000 crías de anguilas en el río Turia a su paso por esta población de la comarca de Los Serranos. Se trata de una zona en la que la calidad del agua del río es muy buena lo que facilita el mantenimiento de la especie.

La suelta la realizamos acompañados de un grupo de alumnos del colegio de Bugarra, representantes municipales y técnicos de nuestra Conselleria. Como digo, fueron alrededor de un millar de anguilas procedentes, la mayoría, de unos decomisos que se llevaron a cabo en Madrid y Tarragona. Eran anguilas que la Guardia Civil se incautó cuando estaban a punto de ser exportadas, a través del mercado negro, a China, donde pagan hasta seis veces más lo que cuestan en la primera venta. El decomiso fue de más de 3.000 kilos. La mayor parte se liberó en diferentes puntos del río Ebro y el resto se trasladó a la piscifactoría que tiene la Generalitat en la localidad valenciana de Tuéjar. De allí es de donde procedían los ejemplares que soltamos ayer en el río Turia a su paso por Bugarra. Esta iniciativa ayuda a recuperar la biodiversidad del río. El ciclo vital de las anguilas pasa para llegar al mar, algo muy complicado actualmente por los continuos obstáculos que encuentran y porque el Turia en muy pocas ocasiones desemboca en el mar. Los técnicos consideran que, esporádicamente, algunos ejemplares, ya sea gracias a tormentas fuertes, o a través de las acequias, pueden llegar al mediterráneo pero no es éste el objetivo básico de la suelta.


De vuelta a Val
ència hicimos un alto en Riba-roja del Túria donde, junto con el director general de Medio Natural, Antoni Marzo, nos reunimos con el alcalde de la localidad, Robert Raga, y el concejal de Medio Ambiente, José Ángel Hernández. Los temas que tratamos estaban relacionados, básicamente, con la ampliación del Parque Natural del Turia, la recuperación de diferentes canteras abandonadas existentes en el término municipal y la firma de un convenio de gestión del Parque del Turia que permita coordinar las actuaciones de las diferentes administraciones implicadas.

Ya por la tarde, tuvimos reunión del
consejo de administración de VAERSA. En ella pudimos revisar la previsión de cierre del ejercicio económico de 2017 que se resolverá con un pequeño saldo en positivo, la ampliación de capital para poder hacer frente a las obras de la planta de envases de Benidorm que se incendió en 2009, y otros asuntos en marcha como la venta de acciones a los Consorcios de Residuos, las futuras ofertas de empleo público o el ajuste del objeto social de la empresa.


Por cierto, y volviendo al acto de Alicante del Día de la Constitución, los compañeros de Protocolo volvieron a equivocarse, soy Julià y no Julia. El gobierno valenciano tiene un secretario autonómico de Medio Ambiente y no una secretaria. Ya me pasó lo mismo el año pasado, y lo advertí, y ha vuelto a pasar: en mi tarjeta de identificación del acto del Día de la Constitución, desde Presidencia, volvieron a equivocarse y a poner Sra. Dª Julia Álvaro. En fin... ahí queda la foto como prueba. 

 

No hay comentarios: