sábado, 23 de diciembre de 2017

EL INESTIMABLE TRABAJO DE NUESTROS AGENTES MEDIOAMBIENTALES EN EL CONTROL DE LAS QUEMAS EN LA ALBUFERA

Tras pasar por Villena el pasado jueves, ayer viernes estuve entre València y Polinyà del Xúquer, para acabar regresando a València. 

 
A primera hora de la mañana me reuní con el gerente de la EPSAR, Enrique Lapuente; el director general del Agua, Manuel Aldeguer, y el subsecretario de la Conselleria, José Moratal. Revisamos toda una serie de cuestiones en marcha que vinculan a la EPSAR con la dirección general del Agua. Trámites que deben pasar por la dirección general para que la EPSAR pueda hacer obras o iniciativas de la empresa instrumental que a su vez tienen que ver con trabajos que se hacen desde la Conselleria. Ahora, con los graves problemas que provoca la falta de agua, especialmente en el sur de Alicante, la búsqueda de fórmulas alternativas y complementarias a las tradicionales son especialmente importantes. 
 
A continuación, me tuve que desplazar al centro de València y también a la ciudad de la Justicia para realizar distintos trámites ligados a cuestiones jurídicas de nuestra coalición. 

 
La jornada la acabé desplazándome, ya a primera hora de la tarde, hasta Polinyà del Xúquer. Allí me reuní con el director territorial de la Conselleria en la provincia de València, Javier Civera, con algunos de nuestros Agentes Medioambientales en la zona y con la dirección del Parque Natural de la Albufera. El encuentro tuvo lugar concretamente en la antigua Piscifactoría que la Generalitat tenía en Polinyà. El Gobierno del PP la cerró a comienzos de 2015 para evitar, según explicaron en su momento, un gasto de 30.000 euros y buena parte de la instalación se trasladó a la Piscifactoría de Tuéjar. 
 
Así pues, en la antigua y abandonada Piscifactoría de Polinyà, que ahora utilizan como oficinas nuestros Agentes Medioambientales de la zona, fue donde nos reunimos para hacer balance de cómo había ido la campaña de la quema de la paja del arroz con la dirección territorial, la dirección del Parque y nuestros agentes. 

 
La organización de la campaña, en cuanto a los permisos de quema se refiere, fue mucho más estricta que en años anteriores lo que hizo recaer en los agentes más responsabilidad y, al mismo tiempo, un trabajo más complicado. Nosotros estamos muy satisfechos y agradecidos por el gran esfuerzo que han realizado. Ayer nos manifestaron la necesidad de mejorar los canales de información y, por encima de todo, dotarles de los medios materiales más necesarios e imprescindibles (mejores móviles, tablets, embarcaciones, etc). 
 
Repasamos las principales causas que han provocado las más de 300 actas de infracción que han levantado durante la presente campaña, desde quemas en días no autorizados hasta quemas fuera de horario o fuera de las zonas delimitadas. 
 
El problema de la paja del arroz no es un problema medioambiental sino un problema de gestión agraria. Se transforma en un problema medioambiental al estar en un entorno protegido y convertirse en un foco de contaminación y, por tanto, en un problema también para la salud de las personas, de todas las personas. Por todo ello es tan valioso el trabajo que han desarrollado nuestros Agentes, para evitar esas consecuencias tan negativas derivadas de la quema de la paja del arroz. Y por ello les felicité personalmente. 

  
En la reunión hablamos también de por qué se ha alargado el período de quema. La decisión de ampliarlo, de dar más días que en años anteriores, fue acordada con los representantes de los agricultores y como además se han registrado muchos días con inversión térmica la campaña se ha prolongado todavía más. La conversación sirvió también para, aprovechando la experiencia de todos, ir perfilando iniciativas y propuestas para los próximos años que, de seguro, mejorarán aún más el proceso y evitarán molestias y contaminación, que es el ámbito de nuestra responsabilidad. 

 
Antes de terminar el día, volví a pasar por la Conselleria porque tenía acumulada documentación para firmar y, como ahora me tomaré unos días de vacaciones, debía dejarla resuelta.

No hay comentarios: