martes, 5 de diciembre de 2017

CAÑA AL GOBIERNO, CAÑA AL CONSELL

Al norte de la Vall d'Albaida está Bellús, un pueblo agrícola de apenas 400 habitantes. Un pueblo muy ligado al agua, por su embalse y porque, bañado por el río Albaida, es tierra de muchas fuentes y manantiales de agua. Ayer estuvimos en Bellús. 
 
Con la directora general de Prevención de Incendios, Delia Álvarez, fuimos hasta Bellús por visitar los trabajos de restauración en el tramo medio de la ribera del río Albaida. 


En la visita estaban también la alcaldesa de la población, Susana Navarro, el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, y el comisario de la Confederación Hidrográfica del Júcar, Javier Ferrer. 
 
Los trabajos de restauración que se están haciendo al paso del Albaida por Bellús consisten en eliminar la caña invasora en tres tramos diferentes y sustituirla por una re-naturalización del cauce a base de vegetación autóctona.
Se trata de una acción hecha a medias entre el gobierno de España y el de la Generalitat. A través de la Confederación Hidrográfica del Júcar se ha hecho todo el trabajo de limpieza de caña y, en una segunda fase, será la Generalitat la que plantará la flora autóctona. 

  
Ahora, y durante nueve meses, la zona estará protegida por una capa de geotextil para facilitar y garantizar la desaparición de las plantas invasoras, y pasado este tiempo comenzará la plantación. 
 
La zona en la que se hace la actuación ha sido marcada por la dirección general de Prevención de Incendios. La presencia de caña es un peligro para la propagación de incendios. Con los trabajos que ayer visitamos se crea una discontinuidad que impide la propagación rápida del fuego en caso de incendio. Se ha escogido para hacer la limpieza los terrenos más cercanos a las zonas forestales. 
 
Las acciones de limpieza y re-naturalización de ríos son complicadas y, dado que en nuestra Comunitat tenemos 46.000 kilómetros de ríos y barrancos, cubrir todas las necesidades de limpieza es prácticamente imposible. Por eso es destacable que las administraciones trabajemos conjuntamente en este tipo de obras. Después de Bellús, llevaremos a cabo iniciativas similares en la zona del río Palancia (esta ya está en marcha), Castellón, y en el río Gorgos, Alicante. 

 
De vuelta a València tras la visita a Bellús, paramos en las instalaciones de "Levante TV" donde, en su espacio "València en Directe", me invitaron a hablar sobre la nueva Estrategia Valenciana de Energía y Cambio Climático. El documento base del trabajo lo presentamos la semana pasada en el seno del Ecoforum y ayer pude explicar un poco más su sentido y su contenido. En días pasados ya comenté el documento. Ayer en "Levante TV" intenté, más allá de las propuestas que se hacen, dirigir la atención a la necesidad de implicar a la ciudadanía en lo que estamos haciendo. La lucha frente al Cambio Climático o se hace con la gente o no se hará... y si se hace sin contar con la gente será demasiado tarde. 
 
Ya por la tarde, de nuevo en la sede de Conselleria, celebramos una nueva reunión del Consejo Asesor y de Participación de Medio Ambiente (CAPMA).
Fue una sesión larga porque llevábamos muchos puntos en el Orden del Día. Tan larga que no me permitió participar en la Comisión de Coordinación Institucional de Compromís que también se celebró ayer. 

 
En el CAPMA, primero el director general de Urbanismo, Lluís Ferrando, y después, el Secretario Autonómico de Agricultura, explicaron, respectivamente, el Plan de Acción de Infraestructura Verde del Litoral (PATIVEL) y las previsiones del Programa de Política Agraria Común (PAC) para después de 2020. 
 
Respecto al PATIVEL, desde las organizaciones ecologistas, en particular el GECEN, se reclamó mayor ambición en la protección de las zonas que aún quedan vírgenes de nuestro litoral. 

En la sesión también se hizo un balance de la pasada campaña de incendios de este verano. La superficie quemada ha estado por debajo de la media pero se ha acercado a las 1.500 hectáreas. Ya ofrecimos esos datos también en la última Mesa Forestal. En esta cuestión explicamos también nuestra apuesta decidida, dentro de los programas de ayudas europeas, en el aprovechamiento de la biomasa forestal residual y agrícola para valorización energética y para la trituración sobre el terreno. En todo caso, huyendo siempre del uso especulativo de la madera. 

  
En el CAPMA de ayer revisamos el documento base de la nueva Estrategia de Energía y Cambio Climático, en el que ha trabajado mucho una Grupo de Trabajo específico del propio Consejo Asesor; presentamos el programa de inspección en Calidad Ambiental, en el que vamos a ampliar la dotación de personal; se comunicó el inicio de la tramitación del anteproyecto de ley de Evaluación Ambiental, así como las modificaciones en el régimen jurídico de la Albufera de València. 
 
En el apartado de «Ruegos y Preguntas» tratamos desde las nuevas incorporaciones a las Juntas Rectoras hasta la futura tramitación del SDDR pasando por la preocupación de Ecologistas en Acción sobre las noticias relacionadas con un proyecto de teleférico en el Parque Natural de Serra Gelada (del que nosotros no tenemos constancia oficial alguna) o los planes de seguimiento de la calidad del aire en la Comunitat Valenciana.

No hay comentarios: