sábado, 18 de noviembre de 2017

EL MUNDO VUELVE A APLAZAR LA LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Después de cuatro días en la COP 23 de Bonn, ayer fue el día de la vuelta a la actividad habitual en el despacho. 
 
De la COP 23 no llegaron grandes noticias en su clausura. Una vez más, el gran acuerdo ha sido dejar los compromisos para la próxima cumbre. Esta vez el problema ha sido la falta de voluntad de los países ricos de concretar las aportaciones a los países pobres y, finalmente, se deja para la Katowice 2018 la definición de los reglamentos que deben garantizar el cálculo de emisiones y, por tanto, los resultados concretos. 

 
En todo caso, decía que ayer fue día de regreso a la tarea habitual. 
 
Me encontré una notable cantidad de documentación acumulada esperando mi revisión y firma y éso dediqué una buena cantidad de tiempo, sobre todo por la tarde. 
 
La mañana la iniciamos con una reunión del consejo de dirección de la Secretaría Autonómica. Repasamos el estado de los principales temas en los que estamos trabajando, el grado de ejecución presupuestaria de nuestras áreas y las agendas para las próximas semanas. 

 
La reunión, a modo de anécdota, la tuvimos que interrumpir por un simulacro de desalojo del edificio. Sólo fue un cuarto de hora. No nos había pasado algo parecido hasta ayer. 
 
La parte final de la mañana fue una reunión con los responsables de la empresa Depuración de Aguas del Mediterráneo (DAM), su director general, Santiago Amores, Olga Herrero y Eduard Montesinos. Repasamos el trabajo que están haciendo con la paja del arroz retirada de la Albufera durante las pasadas semanas


En DAM están compostando en estos momentos 250 toneladas de paja para probar su utilidad como fertilizante. No tienen ninguna duda sobre el resultado final. Ya se han hecho muchas pruebas en este sentido. De lo que se trata es de ir ampliando el volumen que se utiliza, facilitando así el proceso de retirada y evitando quemas masivas. Las 250 toneladas de DAM son sólo una parte de las más de 2.500 toneladas que se habrán retirado este año de la Albufera, 20 veces más que el año pasado. El próximo año se incrementará aún más la cantidad y seguiremos buscando vías para poder usarla y retirarla.

No hay comentarios: