jueves, 30 de noviembre de 2017

LA COLABORACIÓN PÚBLICO-PRIVADA ES INDISCUTIBLE, SIEMPRE QUE SEA LA COSA PÚBLICA LA QUE MARQUE EL CAMINO

Ayer buena parte de mi actividad se volvió a centrar en la Ecofira, el certamen que reúne empresas y organismos públicos para poner en común sus experiencias en el campo de la gestión ambiental.


A primera hora de la mañana, y organizado por Valencia Plaza, participé en una mesa redonda con diferentes representantes institucionales y de empresas alrededor del tema "Ciudad y sostenibilidad". Unos y otros explicamos lo que, cada uno en su campo, estamos haciendo. Yo quise destacar algunas cuestiones que me parecen básicas cuando se habla de sostenibilidad, sostenibilidad en general y, sobre todo, sostenibilidad en el ámbito urbano.


Las ciudades son los espacios más sensibles a los problemas de contaminación en todas sus variedades, falta de calidad del aire, problemas en la gestión de los residuos, carencias en el ciclo del agua... por eso hay que ser conscientes de que sólo apostando por medidas ambiciosas y valientes seremos capaces de revertir la situación. Los problemas que hoy sufren las ciudades no se pueden desligar del marco general del cambio climático en el que estamos inmersos. Una situación que genera problemas a una mayor velocidad que aquella con la que obtenemos nuevas soluciones a conflictos antiguos: mejoramos la depuración de las aguas residuales pero, junto a Valencia, la Albufera recibe cada día menos agua de la que necesita, crecen los espacios verdes en las ciudades pero crece la contaminación, mejoramos la gestión de los residuos pero cada día generamos más. Y todo esto se sufre de manera más acusada en las ciudades.


En la mesa había una amplia representación empresarial que puso en común toda su gestión "verde y sostenible". Me parece indiscutible que, en un planeta tan globalizado, tan interconectado, discutir a estas alturas de la necesidad de la colaboración público-privada es una pérdida de tiempo. Lo que debe quedar claro es quién marca la senda a seguir: lo tiene que hacer la administración en nombre de la ciudadanía. Las empresas tienen la inmensa responsabilidad de no poner los beneficios a corto plazo por delante de todo. Si lo hacen acabarán vencidas por una realidad tozuda: el crecimiento infinito es un espejismo. Ellos también deben predicar sostenibilidad, no como táctica de maquillaje verde sino como estrategia verdaderamente de futuro.


Durante la conversación, siempre con las ciudades como eje, hablamos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, de la Estrategia de Energía y Cambio Climático, de economía circular, de energías renovables, de coches eléctricos…

Después de unos minutos para el café y para departir con unos y con otros entre stands, mesas de debate, grandes pantallas demostrativas de decenas de experiencias diferentes y ejemplos de nuevas tecnologías para trabajos medioambientales, participé en la clausura del Ecoforum.


Este año ha sido la primera edición del Ecoforum, una destacada iniciativa que convierte Ecofira en un punto de encuentro y debate sobre temas medioambientales. Una iniciativa que queremos consolidar hacia el futuro. Este año ha estado centrado en Cambio Climático y en la implicación de las empresas en esta cuestión. Empezamos a trabajar ya en la segunda edición.


En la clausura puse en valor el objetivo de la iniciativa y animé, tanto a la dirección de la Ecofira, a la Cátedra de Cambio Climático de la Politécnica, como a nuestros técnicos a aprender de la experiencia de esta primera edición y redoblar esfuerzos y ambición para las siguientes. 

Prácticamente (o sin prácticamente) sin tiempo para comer me fui en tren a Valladolid donde los compañeros de Equo me habían invitado para hablar de gestión de residuos. Estaban muy interesados en conocer nuestro proyecto de implantación del sistema de depósito, devolución y retorno de envases (SDDR). 


Les expliqué que, en los últimos meses, Escocia y Malta se han sumado a las regiones o países que ya tienen este sistema en marcha. También hablamos de cómo Baleares, Cataluña o Navarra, entre otras comunidades, están avanzando ya en sus respectivos proyectos. Más allá de eso, debatimos sobre la dificultad de gestionar adecuadamente los residuos en un sistema económico que vive de generar cada día mayor volumen de desechos, mientras desde las instancias políticas se reconoce abiertamente que todo pasa por reducir su producción. Les expliqué nuestras políticas de separación en origen porque, mientras no seamos capaces de reducir de verdad la producción de residuos, es la mejor (en realidad, la única) política posible.


miércoles, 29 de noviembre de 2017

LA CRISIS DEL CAMBIO CLIMÁTICO ES UNA OPORTUNIDAD PARA SER MEJORES Y MÁS FELICES


Ayer, como buena parte del día de hoy, la pasé en la Feria de Muestras de València, en concreto en el certamen Ecofira que, como cada año, reúne empresas y organismos públicos que ponen en común experiencias y avances en la gestión medioambiental. 

  
De todos modos, antes de ir a la Ecofira, empecé la jornada reuniéndome con la alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, y su concejal de Urbanismo, Carlos Díaz, con el Cuadro de Santiago como tema de conversación. Por nuestra parte, asistieron también a la reunión el director general de Medio Natural, Antoni marzo, y el jefe de servicio de Espacios Protegidos, José Antonio Hernández. 

  
El Cuadro de Santiago es una amplia zona húmeda que linda con el término de Castellón y donde, en tiempos de los gobiernos del PP, se pretendía hacer una gran urbanización que el Tribunal Supremo acabó cargándose. Ahora nosotros estamos en la fase de delimitar exactamente la zona húmeda. El interés del Ayuntamiento era saber cómo iban los trámites de esta delimitación que, si todo va como toca, saldrá a exposición pública antes de próximo mes de febrero. Ligado a esto, se trataba de comentar las posibilidades de desarrollo urbanístico tras la sentencia del Supremo. El Ayuntamiento debe modificar la propuesta, manteniendo las zonas de protección de 500 metros alrededor del Cuadro de Santiago. La actuación urbanizadora deberá ajustarse a estas condiciones, lo que obliga a poner en los terrenos más próximos a la zona húmeda los PAI's de menor impacto y dejar las construcciones más alejadas. Con la alcaldesa Marqués coincidimos en la necesidad de trabajar conjuntamente las dos administraciones públicas para fijar exactamente la mejor opción urbanizadora y procurar acortar los plazos. La Confederación Hidrográfica del Júcar tiene prevista una intervención en el Cuadro y, en su conjunto, todo debe servir para mejorar la zona y convertirla en un espacio natural recuperado y, al mismo tiempo, en un atractivo turístico más de Benicàssim. 

 
A continuación, me fui a Feria Valencia donde hice la presentación del documento base de la nueva Estrategia de Energía y cambio Climático de la Comunidad Valenciana. Fue en el marco del Ecoforum, una iniciativa que, dentro del Ecofira, hemos organizado como punto de encuentro y debate en temas de Medio Ambiente con algunas características particulares: el Cambio Climático es el eje de la mayor parte de las intervenciones y las acciones empresariales al respecto tienen un protagonismo destacado. 

  
Del nuevo documento ya he dado algunas claves en otras entradas de este blog. En todo caso, añadí que se trata de un trabajo que se ha elaborado por una comisión interdepartamental de todo el Consell, más de 20 direcciones generales, y que ha sido completado por los debates que se han hecho en un Grupo de Trabajo especial del Consejo Asesor y de Participación de Medio Ambiente (CAPMA). Ahora lo revisará el Grupo de Expertos y, después, ya irá a exposición pública y seguirá la tramitación interna hasta ser aprobado por el Consell. 
 
El nuevo documento pretende ser ágil, sencillo y útil. Tiene "sólo" 78 medidas que incluyen un total de 340 acciones y serán estas directrices las que tendremos que seguir. Se establecerán unos indicadores que sean transparentes y comprensibles para poder llevar un control y realizar una evaluación de su cumplimiento. 
 
La nueva Estrategia le da un peso protagonista al modelo y las políticas energéticas y pretendemos que sea un marco para la acción política general y no, como ocurría hasta ahora, una serie de compromisos que vengan a ponerse al servicio de las políticas que ya están decididas y las maquille. 

Las medidas se dividen, básicamente, en mitigación, adaptación y medidas comunes. La Estrategia tiene también una parte importante de referencias a cómo comunicamos y hacemos pedagogía del Cambio Climático. Las áreas donde se definen medidas son, entre otras, salud, emergencias, biodiversidad, espacios forestales, recursos hídricos, paisaje, ámbito agrario y ganadero, movilidad, urbanismo, comercio... 
 
En la presentación volví a repetir unas cuantas ideas que me parecen claves: la primera, que ya estamos inmersos en el Cambio Climático y que lo sufrirán, si no actuamos, hombres y mujeres que ya están vivos, no hablamos de futuro, estamos hablando del presente; la segunda, que no debemos esperar nada de otras administraciones, que debemos actuar nosotros; y la tercera, que todos tenemos que arriesgar un poquito a corto plazo, las empresas, las instituciones y la propia ciudadanía para ganar a medio plazo una mejor calidad de vida. De la crisis que representa el Cambio Climático podemos salir reforzados; podemos salir en dirección a un modelo de vida más justo, más tranquilo y más feliz. 

  
Terminada la presentación hice una vista por los diferentes stands de la Ecofira (una parte de ellos) y, a continuación, me quedé a comer allí con la vicealcaldesa de Castellón, Ali Brancal, y los directores generales de Medio Ambiente del Gobierno de España, de Baleares, de Murcia y de La Rioja. 

 
Antes de volver al despacho, acabamos la visita a Ecofira y ya ante mi ordenador aproveché el resto de la tarde para, entra otras cosas, revisar algunas enmiendas presentadas por los grupos parlamentarios a nuestros presupuestos, preparar una intervención que tengo hoy en el Ecoforum sobre "sostenibilidad y ciudades" y una charla que daré esta tarde-noche en Valladolid sobre residuos.

martes, 28 de noviembre de 2017

MAÑANA JUDICIAL POR AQUELLA EXCAVADORA QUE NOS ATACÓ EN ENERO

Ayer regresamos por unos instantes al pasado 28 de enero cuando, tras unas jornadas sobre la minería en Villar del Arzobispo, mientras un grupo de los participantes en aquel el acto pasábamos por un camino de acceso a unos terrenos restaurados, una máquina excavadora se nos echó encima, nos embistió. Era un vehículo de la mina junto a la que estábamos pasando. Fueron unos minutos muy tensos, ya lo expliqué en su día. Las maniobras de la máquina pusieron en peligro al grupo. Un error por parte del conductor podía haber provocado una desgracia. 

 
El caso es que ayer, en los juzgados de Llíria, se celebró el juicio por amenazas contra el chófer de aquella máquina y el propietario de la mina. Yo fui como testigo. La defensa alegó que el trabajador estaba trabajando con normalidad y que en ningún caso amenazó nadie. Yo no tuve ni de lejos esa sensación. Para hacer el trabajo que estuviera haciendo no necesitaba acercarse al grupo y, mucho menos, acelerar y frenar de cara a la gente. En todo caso, el juez dirá. El juicio quedó visto para sentencia. 


El paso por los juzgados de Llíria me ocupó toda la mañana. 
 
Ya por la tarde, junto con el gerente de la EPSAR, Enrique Lapuente, y el miembro del Consejo de Administración, Ramón Marí, nos reunimos con los representantes de la Diputación de Valencia, Voro Femenia, Ricard Gallego y su asesora legal, para tratar los convenios que la empresa de saneamiento de Aguas mantiene con el organismo provincial para la gestión de depuradoras a través de EGEVASA. Esta empresa pertenece en un 51% a la Diputación y en un 49% a Aguas de Valencia. 

  
El carácter mixto de EGEVASA conlleva que depuradoras propiedad de la Generalitat acaben parcialmente en manos privadas sin la libre concurrencia que se da en el resto de casos. Llevamos tiempo buscando fórmulas que puedan garantizar el mantenimiento de lo que funciona correctamente pero preservando la igualdad de oportunidades para todos los agentes implicados.
 
Terminada la reunión me dediqué durante las siguientes horas a prepararme, junto con el asesor Enrique Pastor, la intervención que hoy al mediodía tengo en el marco de la Ecofira, dentro de la programación del Ecoforum, para presentar el documento base de la nueva Estrategia Valenciana de Energía y Cambio Climático. Se trata de un documento muy técnico que tengo que ser capaz de explicar de manera clara tanto lo que hace referencia a su proceso de elaboración, como su razón de ser, es decir, los aspectos fundamentales de su contenido. 


 
En definitiva se trata de concretar los compromisos de la administración autonómica valenciana en su lucha contra el Cambio Climático. No es un documento exclusivo de nuestra conselleria sino un trabajo compartido por buena parte del Consell para hacer frente a un tema absolutamente transversal. Y, por supuesto, no afecta sólo al trabajo de la administración pública. El cumplimiento de los objetivos marcados comprometen a toda la sociedad y seguir las directrices que marca el nuevo documento conlleva, a medio plazo, unos cambios de modelo económico evidentes. Todos debemos estar preparados para ello. A ver si soy capaz de explicar bien el sentido y el valor de esta nueva Estrategia e implicamos en su cumplimiento a toda la sociedad valenciana. No hay otra salida. En temas de Cambio Climático si no nos salvamos todos, todos saldremos perjudicados. Mañana os ofreceré algún detalle más sobre el documento una vez explique cómo ha ido la presentación.

lunes, 27 de noviembre de 2017

CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO, LAS UNIVERSIDADES NOS MARCAN EL CAMINO


 
Ya sé que las semanas comienzan por el lunes pero hoy quiero arrancar este diario por el sábado cuando participé en la manifestación contra la violencia hacia las mujeres, ese terrorismo machista que día tras día asesina a nuestras vecinas, madres, hermanas, parejas, amigas... Matan los hombres, mueren las mujeres y cuesta todavía mucho que la sociedad se implique directamente en la denuncia de lo que ocurre. Y es que pasa muy cerca de nosotros pero todavía hay mucho silencio, demasiado, como si aquello que no nos toca directamente no sucediera. Ciertamente, los gritos contra estos asesinatos cada día suenan más fuerte pero, un día antes de la manifestación, el viernes en Vinaròs, hubo uno más, el asesinato de otra mujer a manos de su ex pareja. 


En la manifestación del sábado se escuchaba aquello de "las queremos vivas, libres y rebeldes", lo que a mí me recordaba aquellos versos tan hermosos de Maria Mercè Marzal: 
 
A l'atzar agraeixo tres dons: haver nascut dona, de classe baixa i nació oprimida. I el tèrbol atzur de ser tres voltes rebel”. 
 
No podemos parar. No podemos dejar de denunciar, ni de señalar con el dedo los comportamientos machistas que tantas veces vemos a nuestro alrededor. Lo tenemos que hacer por ellas pero también por nosotros. Es miserable que no seamos capaces de parar, de pararlo. 
 
Ahora sí hablo del lunes. Ayer empecé el día con la revisión y la firma de documentos y, a continuación, junto con el subdirector de Calidad Ambiental y Cambio Climático, José Vicente Miró, me desplacé hasta la Universitat Politècnica de València para participar en el acto de entrega del Primer Premio a la mejor Tesis Doctoral sobre Cambio Climático en el arco mediterráneo. 

   
Se presentaron 13 trabajos y, finalmente, el ganador fue el del investigador Guillermo Pardo, con su tesis "Utilización de modelos y análisis de ciclo de vida para el estudio de estrategias de mitigación relacionadas con la gestión de residuos orgánicos". La entrega del galardón, dotado con dos mil euros, corrió a cargo del director de la Cátedra de Cambio Climático, Manuel Pulido.

 
Después, el premiado, que ahora investiga en el Centro Vasco de Cambio Climático, resumió el contenido de su trabajo. La tesis analiza cómo según el tratamiento de los residuos orgánicos la aportación al calentamiento global se puede minimizar más, cuáles son las mejores prácticas y cuáles las peores y plantea modelos para optimizar la gestión de los residuos añadiendo las mejores opciones para facilitar el desarrollo de 'sumideros' de CO2. 

 
En mi intervención, destaqué la necesidad de que, desde la Academia, desde los centros de estudio e investigación, se avance sin reservas en el conocimiento para combatir el Cambio Climático, que haremos lo posible para ayudar en este sentido. Más allá de esto, comprometí la voluntad del Gobierno del Botánico en ser coherentes, escucharles y tener en cuenta y aplicar los avances que se alcancen. Cuando hablamos de la necesidad de modificar hábitos, comportamientos y modelos de vida para hacer frente al Cambio Climático queremos decir hacer las cosas de otra manera y pocos lugares hay como las Universidades para marcarnos nuevos caminos que, aunque no sean los más sencillos, seguro que resultan los más útiles. 

 
Ya por la tarde, como un par de actividades que tenía programadas se suspendieron, pude dedicar más tiempo del inicialmente previsto a repasar algunos temas con los directores generales y, ya a última hora, prepararme dos intervenciones que tengo en los próximos días: una, la presentación del documento base de la Estrategia Valenciana de Energía y Cambio Climático, en el marco del Ecoforum y, la segunda, una conferencia sobre gestión de residuos en Valladolid.

sábado, 25 de noviembre de 2017

DESPUÉS DE UNA DÉCADA DE CORRUPCIÓN Y RETRASOS, LA GENERALITAT RESOLVERÁ EN 3 AÑOS LOS PROBLEMAS DE DEPURACIÓN DE CASTELLÓN

En la provincia de Castellón todavía hay diferentes municipios, pequeños municipios, sin depuradora de aguas residuales. Generalitat, EPSAR (Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales) y Diputación de Castellón hemos firmado un convenio para, en los próximos tres años, conseguir que no haya ni un solo pueblo sin depuradora.


El Convenio, aprobado ayer por el Consell, prevé una inversión de casi 11 millones de euros, de los cuales, el 90% los paga la Generalitat.

Son una treintena de obras, desde nuevas depuradoras y renovación de instalaciones pasando por colectores o bombeos. La mayor de las obras es el colector de Borriol. La nueva conducción permitirá cerrar la actual depuradora de la población, que no estaba diseñada adecuadamente para la población que debía atender y, por tanto, no depuraba adecuadamente el agua, lo que implicaba multas para el Ayuntamiento. Ayer, junto al gerente de la EPSAR, Enrique Lapuente, estuve en Borriol. Nuestros anfitriones fueron el alcalde de la población Silverio Tena, el concejal de Medio Ambiente, Simón Francisco, y el diputado provincial, Xavier Trenco. Serán 2'5 millones de inversión y las obras podrán licitarse en breve, entre diciembre y enero.


La historia de este proyecto dice mucho de cómo se hacían las cosas en tiempos del PP, en Castellón y en el conjunto del país. El colector de Borriol se tenía que haber hecho en 2013 pero la corrupción lo paró. La Diputación de Castellón pretendía hacer la obra en terrenos propiedad de Francisco Martínez, que era, ni más ni menos que el propio vicepresidente de la Dipuatción. Hubo denuncia, paralización, juicio y condena. Ahora, cuatro años después, ya todo está listo para comenzar las obras.


Después de comer dedicamos toda la tarde a seguir la situación de los altos índices de contaminación que estamos sufriendo estos días en València. En realidad, no es sólo Valencia, ya que en otras ciudades, las más grandes de la Comunitat, también tienen valores de partículas muy altos, pero el caso más evidente es el de València, donde el Ayuntamiento ya ha declarado nivel de alarma 2.

Durante la tarde, junto con los máximos responsables de Calidad Ambiental y técnicos del CEAM (Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo) repasamos las gráficas de las diferentes estaciones de medida de la contaminación, las comparamos con años anteriores y las cruzamos con las datos del tiempo.

Llevamos tres semanas en las que los índices han ido a más. Las medias habituales de presencia de partículas PM10 (que es la principal manera de calcular la presencia de contaminantes en el aire) está por debajo de los 20 microgramos por metro cúbico. En los últimos días, sin embargo, hemos duplicado estas medias con creces y, en algunos momentos puntuales, en la estación de control de Silla, se han superado los 160. ¿Es esto peligroso? No, pero sí es preocupante y, sobre todo, lo es si se mantiene muchos días más. Hay que estar alerta.

La realidad es que en estas últimas tres semanas los índices han ido subiendo porque, como indican las gráficas, cada vez es menor la bajada de los niveles de contaminación en las noches. El fondo de contaminación es cada día más alto, el punto de partida de presencia de partículas es cada vez superior, no bajan a cero de noche y, por ello, cuando llegan las horas centrales del día, los valores máximos se disparan.

Las causas hay que buscarlas en diferentes factores, todos agravados por la situación de estabilidad anticiclónica que forma una especie de tapadera en la atmósfera que no deja que se diluyan los contaminantes. Los factores son básicamente el tráfico, en una proporción muy mayoritaria, y a continuación las obras que se están haciendo en diferentes zonas de la ciudad de Valencia. En especial, las obras inciden en los resultados de la estación de control del inicio de la pista de Silla, porque está mucho más cerca de los trabajos que se llevan a cabo en el nuevo Parque Central. 

También la quema de la paja del arroz tiene su influencia pero más en ese fondo contaminante que se va acumulando que con los puntos máximos de contaminación de estos días. Los agricultores de la Albufera llevan una semana entera sin hacer ni una sola quema, por lo tanto los picos de ayer o de anteayer no les pueden ser imputados.

Quiero aprovechar esta situación de una cierta alarma estos días, alarma, todo sea dicho de paso, muy vinculada a que en Madrid, como en otras ciudades españolas, se han registrado índices que triplican los nuestros, para hacer una reflexión: los problemas de contaminación no son cosa de un día, dos o tres de altas concentraciones sino una necesidad de atención permanente. Debemos poner nuestra salud por delante del uso de los coches; nuestra salud vale más que el negocio de una determinada industria que no toma todas las medidas de control de emisiones necesarias o de desarrollos urbanísticos que depredan el territorio.

O modificamos un poquito nuestro modelo de vida o sacrificamos la salud. El tiempo está cambiando, cada vez más calor, menos lluvia, menos viento y largas fases de inversión térmica no es flor de un día. Han venido para quedarse, irán a más. Por ello, desde la Conselleria, llevamos meses trabajo en una nueva redacción del Plan de Calidad del Aire del Área Metropolitana y de la Huerta para plantear modificaciones en los comportamientos ciudadanos y mejoras en el control por parte de las administraciones. Un Plan que no se revisaba desde hace 10 años. 




viernes, 24 de noviembre de 2017

LA CONTAMINACIÓN NO ES COSA DE UN DÍA, SINO UN RETO PERMANENTE

Ayer empezamos el día con una de aquellas reuniones que te hacen pensar y recordar que, mientras la actividad de cada día se centra en resolver problemas muy concretos, hay una parte de la ciudadanía que trabaja en iniciativas que, precisamente, sirven para hacer frente con nuevas herramientas a situaciones complejas.


DotGIS es una empresa de análisis geoespacial que es capaz de transformar grandes cantidades de datos en informes que pueden ser muy útiles para sus clientes, ya sean administraciones públicas o empresas. Con sus responsables nos reunimos ayer, junto con la jefa del Servicio de Calidad Ambiental, Beatriz Fatás. DotGIS tiene su sede en la Marina del Puerto de València porque forman parte del programa de promoción de nuevas marcas «Lanzadera» auspicido por el empresario valenciano propietario de Mercadona, Juan Roig. 

 
Lo que nos presentaron es un ambicioso proyecto para calcular todo el potencia solar de cualquier punto del País Valenciano mediante la colocación de placas fotovoltaicas en los tejados de las viviendas, ya sean casas, fincas, naves o edificios públicos. Calculan sobre datos reales y el resultado permite conocer el potencial energético solar de la zona escogida, desde una ciudad entera, a un barrio o un complejo industrial. Se trata de un nueva aplicación basada en el análisis "Big data", es decir, que rebasa los sistemas informáticos convencionales. 
 
A mediodía, como todos los jueves, tocaba "Consellet" de preparación del Pleno del Consell de hoy viernes. De nuestra Conselleria llevábamos un convenio con la EPSAR y la Diputación de Castellón para hacer obras de saneamiento y depuración, algunas llevan más de diez años de retraso, y también una reclamación al Gobierno central para establecer un pasillo de protección de cetáceos en nuestro Mar Mediterráneo, sumándonos así a las reivindicaciones conservacionistas de la Alianza Mar Blava.

Ayer también tuve que atender, de nuevo, a diferentes medios de comunicación que querían información respecto a los niveles de contaminación del aire. En muchas ciudades españolas se están registrando valores muy altos de contaminación y en alguna de ellas se han activado los protocolos de alerta y recomendación a sus ciudadanos

 
En el caso concreto de València, se ha recomendado limitar la actividad física al aire libre. Lo que les expliqué a los periodistas que me entrevistaban es que, ciertamente, estamos en índices superiores a los habituales, casi el doble de lo que habitualmente se registra en València. La causa de esto, más allá de las habituales emisiones por el tráfico, la industria u otras actividades humanas, se encuentra en el hecho de que llevamos varios días sin lluvias, sin viento y con inversión térmica. Esto conlleva dificultades para la continua y necesaria renovación del aire y, por tanto, mayores índices de acumulación de partículas. Por suerte, ayer tarde sopló algo de viento, lo que esperamos es que continúe en los próximos días. En todo caso, es conveniente mantener la guardia alta, tomar las medidas oportunas si los índices se mantienen altos pero, también, evitar alarmas. 


La contaminación del aire es un peligro constante, no es cosa de ahora, ni de un día. Nuestro modelo de vida nos lleva a estas situaciones en el entorno de las ciudades o las zonas industriales. No es hoy, es siempre. Debemos ser conscientes de esta realidad y hacer que nuestros comportamientos y las decisiones políticas vayan en la dirección correcta, es decir, en reducir al máximo las actividades contaminantes. Ni hoy debemos generar falsas alarmas, porque sería una exageración, ni cuando pasen estos días debemos olvidarnos del problema y hacer como si no pasara nada, eso sería una grave irresponsabilidad.

jueves, 23 de noviembre de 2017

UN INCREMENTO DE LA REUTILIZACIÓN DE AGUA DEPURADA ES FUNDAMENTAL PARA COMBATIR LA SEQUÍA


La jornada de ayer comenzó con una visita a las Cortes que, finalmente, quedó en nada. Estaba prevista la discusión de una proposición no de ley presentada por la compañera de Compromís Cristina Rodríguez sobre el movimiento de graneles en el Puerto de Alicante. Finalmente el debate y votación se aplazó. Quería estar en la sesión ya que la petición coincide plenamente con el trabajo que llevamos desarrollando desde hace meses sobre esta problemática: es necesario que las actividades del Puerto alicantino no provoquen molestias a los vecinos, estamos en un período de transición para comprobar si las nuevas medidas implementadas son suficientes pero el horizonte final debe ser la puesta en funcionamiento de naves cerradas en depresión para realizar el mencionado trasiego sin provocar perjuicio alguno. El Gobierno de España, de quien depende el Puerto de Alicante, debe habilitar el presupuesto suficiente para poder construir dichas naves; es la única manera de que alcancemos el equilibrio que siempre hemos defendido: la actividad económica debe continuar pero adecuándose a los requisitos medioambientales que, en este caso, son garantía de respeto a los derechos de los vecinos. 

 
Ya en el despacho, la primera reunión del día fue con el alcalde de Xeresa, Tomás Ferrandis, en relación a problemas que tiene su municipio con el funcionamiento de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) por culpa de los vertidos que realizan diferentes industrias de la naranja. En la conversación participó también el director de la EPSAR, Enrique Lapuente. La conclusión a la que llegamos es que hay que aumentar el control sobre dichos vertidos y, en este sentido, reclamaremos control policial al respecto. Más allá de eso, si, además, hay que estudiar posibles mejoras en la depuradora, también las haremos. 
 
Tras la reunión con Tomás Ferrandis recibí a un grupo de treinta estudiantes de Derecho que visitaban la Conselleria para conocer la organización administrativa del Departamento. Más allá de las cuestiones administrativas, les conté un poquito el funcionamiento interno de nuestra Secretaría, como es el día a día para ir consiguiendo los objetivos políticos que nos proponemos y lo necesaria que resulta una administración bien dotada de recursos humanos y materiales para hacer realidad lo que siempre decimos: poner el interés general por encima de los intereses particulares. Una administración débil no puede ganar frente a los grandes poderes económicos que procuran siempre que las cosas cambien lo menos possible para que ellos puedan seguir ganando cuanto menos mejor. 
 
A continuación, entré en una sesión monográfica sobre temas de agua. Fueron diferentes asuntos los tratados y, por ello, me reuní con el director general del Agua, Manuel Aldeguer; el gerente de la EPSAR, Enrique Lapuente, y la subdirectora de Evaluación Ambiental, Salomé Arnal. 

 
Destacaré dos de los temas tratados, que todavía tuvimos que seguir trabajando por la tarde: el Plan Especial que afecta a la depuradora de Pinedo y la aportación de agua de la depuradora de Rincón de León a las zonas agrícolas del sur de Alicante. 
 
En el primero de los casos, todo deriva de una sentencia el Tribunal Superior de Justicia que da la razón a los vecinos de la zona por los perjuicios que les había ocasionado la planta y la falta de licencia de actividad en regla. Para evitar el colapso que hubiera significado cerrar la depuradora de Pinedo, que trata todas las aguas residuales de València y su entorno, la Generalitat adquirió el compromiso de aprobar un Plan Especial para adecuar las instalaciones y garantizar que las molestias y los impactos ambientales van a controlarse. En estos momentos, el proyecto de renovación de la depuradora, que conllevará una inversión superior a los 15 millones de euros, ya está casi terminado y la tramitación del informe ambiental también está a la espera de ser informado por las diferentes instancias que tienen algo que decir al respecto. En cuanto el proyecto esté listo informaremos sobre sus pormenores y sobre el estado de su tramitación a los vecinos. 
 
En cuanto al agua reutilizada para los regantes del sur de Alicante, la concesión de la Confederación Hidrográfica del Júcar para poder hacerles una aportación desde la depuradora de Rincón de León, en Alicante, acaba de aprobarse y sólo falta ya cerrar el acuerdo entre la Generalitat, vía la EPSAR, que es quien tiene que dar el agua, y los regantes, que la han de recibir. Ambas partes están, también, plenamente dispuestas, las instalaciones están a punto, así que es cuestión de días que pueda resolverse esta cuestión. Y no es un tema menor ya que la situación de sequía en el sur de Alicante es muy grave, la depuradora de Rincón de León tiene agua disponible y, como siempre hemos dicho, hay que aprovechar todos los recursos. La transferencia de la depuradora de Alicante a los regantes de más al sur es un ejemplo de coherencia y honradez. Desde la Generalitat, frente a aquellos que utilizaban siempre la bandera de trasvases imposibles y demagógicos, siempre hemos defendido que el agua reutilizada y desalinizada es la verdadera solución a la grave carencia de agua que padecen nuestros cultivos agrícolas, y la sequía que estamos sufriendo así lo demuestra. 

 
Antes de comer aún hubo tiempo para una entrevista con Tele 5 sobre temas de contaminación del aire. La situación anticiclónica generalizada ha derivado en muchos días de inversión térmica que agrava los índices de contaminación del aire en las grandes ciudades. Los problemas en Madrid, como siempre pasa, han disparado la atención de los grandes medios y a mí me preguntaron por la situación en València. Ciertamente nuestro caso, tanto por las dimensiones como por las características geográficas, es muy distinto, pero en los últimos días la presencia de partículas en el ambiente son mayores de lo habitual, eso sí, todavía lejos de parámetros peligrosos. El Ayuntamiento de València ha activado un protocolo de preaviso, recomendando, por ejemplo, no hacer deporte al aire libre. Es una buena iniciativa. Lo que tenemos que seguir haciendo es ir arbitrando medidas para reducir los focos contaminantes. En ello estamos...

miércoles, 22 de noviembre de 2017

DOS AÑOS DESPUÉS, YA TENEMOS BORRADOR DE LA NUEVA ESTRATEGIA VALENCIANA FRENTE AL CAMBIO CLIMÁTICO

La de ayer fue una jornada poco habitual. No tuve ningún desplazamiento, ninguna visita, ninguna reunión (al menos de las programadas con antelación). A primera hora de la mañana, dos actividades que tenía previstas se cayeron de la agenda por motivos ajenos a mi, así que, la jornada me quedó libre. Por lo tanto, pude dedicar el día al trabajo interno. Y sí, pude revisar con cierta tranquilidad documentación que tenía preparada para la firma y, sobre todo, pude dedicarle bastante tiempo al borrador de la "Estrategia Valenciana de Energía y Cambio Climático" que presentaremos la próxima semana en la Ecofira de Valencia. 

 
Se trata de un documento ambicioso, que se ha coordinado a través de la Comisión Interdepartamental de Políticas de Cambio Climático, que reúne a más de una veintena de direcciones generales del Consell, todas aquellas, desde la nuestra hasta las de Hacienda, Economía, Educación o Sanidad, que de alguna manera tienen algo que hacer o decir en cuestiones relativas al Cambio Climático. 
 
En la elaboración del borrador han participado también los miembros del Consejo Asesor y de Participación de Medio Ambiente (CAPMA) y, ahora, está en manos de los miembros del Comité de Expertos para que, con sus aportaciones, podamos aprobar el documento definitivo. 
 
La nueva Estrategia Valenciana de Energía y Cambio Climático ha costado dos años. Mucho tiempo, que se explica por las limitaciones de personal (que no por el esfuerzo) y por la dificultad de un trabajo tan transversal. Se trata de una modificación profunda del documento que, en su día, el gobierno del PP elaboró. Respecto a aquel hay dos grandes diferencias: la primera, que incluye una estrategia sobre Energía y, la segunda, que dispone de indicadores mucho más concretos y evaluables que documentos anteriores. 
 
Esta nueva Estrategia abarca el período 2016-2020-2030. La ausencia de la “pata energética” era una carencia intolerable, ya que el sector energético es clave para actuar contra el Cambio Climático, casi un 70% de las emisiones contaminantes de gases de efecto invernadero salen de la producción o el consumo energético. 

  
Sabemos que un documento de estas características no es garantía de nada, más allá de la muestra de una preocupación evidente por el tema. El valor del trabajo se multiplica si en el futuro se usa como referencia para evaluar si las políticas que aplicamos son o no coherentes y eficaces en la lucha contra el Cambio Climático. Nuestro compromiso es sincero en esta cuestión. 
 
Está en marcha la elaboración de una Ley Española sobre Cambio Climático. Nosotros también estamos trabajando en una futura normativa. Es muy importante que las instituciones colaboremos de forma coordinada en este tipo de iniciativas legislativas. De momento, el gobierno Rajoy no nos ha dado participación alguna en el proyecto que, se supone, están desarrollando. 
 
En nuestra Estrategia partimos de tres principios básicos que son los que deben guiar las acciones del Gobierno, que son, en realidad, los principios que tenemos que conseguir que guíen la acción humana en el sentido más amplio: reducir el consumo energético, favorecer el uso de renovables e ir a un transporte más limpio. 
 
En realidad, no vamos a ser capaces de enfrentarnos al Cambio Climático si no nos enfrentamos también a nuestro modelo de vida y lo cambiamos hacia fórmulas basadas en una menor competitividad y una mayor solidaridad social... pero eso no está en el Estrategia. 
 
Ayer, además de repasar el mencionado documento, tuve también ocasión de trabajar con los diferentes directores generales en temas concretos que, por las prisas habituales del día a día, no podemos abordar. Preparé también algunas intervenciones en actos para las próximas jornadas, hice multitud de llamadas telefónicas pendientes y revisé a fondo la agenda. Espero que, en conjunto, resulte productivo.

martes, 21 de noviembre de 2017

MINERÍA Y SOSTENIBILIDAD, EXPLOTACIÓN Y RESTAURACIÓN

Empezamos una nueva semana. Atrás queda ya la gran manifestación del pasado sábado en demanda de una financiación justa para la Comunitat Valenciana. No me voy a parar en muchos detalles sobre lo que dio de si la convocatoria. Lo que sí quiero es aprovechar la oportunidad para repetir que sin financiación justa no se pueden desarrollar las políticas que necesita la gente. Cada euro que se resta de la financiación que nos corresponde es un euro que se resta de los derechos y las libertades de las personas. El Gobierno de la Generalitat ni despilfarra los fondos, ni los desvía, ni se los ‘embuchaca’ nadie. Lo que no llega sencillamente no podemos invertirlo en mejorar el bienestar de las personas. Un reparto injusto del dinero entre comunidades es un acto profundamente antidemocrático. Por eso salimos a la calle.
 
 
En cuanto a la jornada de ayer, la comencé revisando toda la documentación que tenía pendiente leer y, en muchos casos, firmar. 
 
A continuación, junto con el director general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Joan Piquer, me reuní con el director de Fobesa, Juan Pablo Mateo. Fobesa es una empresa del "Grupo Gimeno" especializada en servicios ligados a temas de limpieza, residuos y protección medioambiental. Mateo nos expuso diferentes iniciativas que su empresa impulsa para gestionar fracciones de los residuos que ahora no reciben el tratamiento más adecuado, en especial restos vegetales, podas, etc. Se trataba de ver si sus propuestas de valorización de estos residuos podía encajar con nuestras políticas. A lo largo de toda la Comunitat, la gestión de dichos residuos vegetales tiene tratamientos muy dispares según situaciones y casos. Su propuesta es poner en marcha iniciativas adecuadas a cada zona para ajustarse al máximo a la jerarquía en la gestión de los residuos, alejándose, también al máximo, de la incineración y de los vertederos. 

 
A continuación, también con Joan Piquer, repasamos el borrador de la modificación del Plan Integral de Residuos de la Comunitat Valenciana que ya tenemos prácticamente cerrado. Introdujimos alguna observación que acabaremos de concretar en las próximas horas para disponer ya de un primer documento esta misma semana. 
 
Antes de comer dediqué media hora a preparar la reunión de la Mesa Forestal que teníamos a primera hora de la tarde. 

 
Poco antes de las cinco empezó un nueva reunión de la Mesa Forestal, el órgano de participación y seguimiento de aquellos temas relacionados con la gestión de nuestros bosques. 
 
El primero de los asuntos que abordamos fue el anteproyecto de ley de Minería Sostenible que se promueve desde la Conselleria de Economía. El equilibrio entre la actividad minera y la protección medioambiental es la clave de este proyecto. Entre las muchas novedades, una a destacar: la simplificación de los procesos para facilitar la transparencia de los mismos. 

 
La restauración de las zonas explotadas una vez terminados los periodos activos, así como mejoras en la garantía de control y seguimiento de las características de los trabajos mineros son otros de los avances que plantea esta nueva normativa. En la Mesa se reclamó que, en las tareas de restauración, se tenga en cuenta el criterio de los ingenieros forestales y la afección que las minas tienen en los terrenos colindantes. Desde Ecologistas en Acción se reclamó también la necesidad de endurecer la regulación para asegurar que las explotaciones que no se ajusten a la ley puedan ser clausuradas con celeridad. 

El antes y el después de una explotación minera en Ademuz

Ligado al tema minero, también revisamos el proyecto LIFE sobre la restauración de una mina en Ademuz. Se trata de una iniciativa aprobada por la Unión Europea con un presupuesto de más de 1'5 millones de euros que pretende implementar nuevas técnicas de restauración que potencien la biodiversidad. Junto a la Generalitat participan también la Universidad Complutense de Madrid, Vaersa, el CEAM y la empresa Sibelco. 
 
En la Mesa Forestal de ayer también hablamos de la convocatoria de ayudas para la gestión forestal sostenible dentro del Plan de Desarrollo Rural hasta 2023 y revisamos las cifras de incendios forestales de la pasada campaña, tanto en lo relativo a medidas de prevención como al número de hectáreas calcinadas.



sábado, 18 de noviembre de 2017

EL MUNDO VUELVE A APLAZAR LA LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Después de cuatro días en la COP 23 de Bonn, ayer fue el día de la vuelta a la actividad habitual en el despacho. 
 
De la COP 23 no llegaron grandes noticias en su clausura. Una vez más, el gran acuerdo ha sido dejar los compromisos para la próxima cumbre. Esta vez el problema ha sido la falta de voluntad de los países ricos de concretar las aportaciones a los países pobres y, finalmente, se deja para la Katowice 2018 la definición de los reglamentos que deben garantizar el cálculo de emisiones y, por tanto, los resultados concretos. 

 
En todo caso, decía que ayer fue día de regreso a la tarea habitual. 
 
Me encontré una notable cantidad de documentación acumulada esperando mi revisión y firma y éso dediqué una buena cantidad de tiempo, sobre todo por la tarde. 
 
La mañana la iniciamos con una reunión del consejo de dirección de la Secretaría Autonómica. Repasamos el estado de los principales temas en los que estamos trabajando, el grado de ejecución presupuestaria de nuestras áreas y las agendas para las próximas semanas. 

 
La reunión, a modo de anécdota, la tuvimos que interrumpir por un simulacro de desalojo del edificio. Sólo fue un cuarto de hora. No nos había pasado algo parecido hasta ayer. 
 
La parte final de la mañana fue una reunión con los responsables de la empresa Depuración de Aguas del Mediterráneo (DAM), su director general, Santiago Amores, Olga Herrero y Eduard Montesinos. Repasamos el trabajo que están haciendo con la paja del arroz retirada de la Albufera durante las pasadas semanas


En DAM están compostando en estos momentos 250 toneladas de paja para probar su utilidad como fertilizante. No tienen ninguna duda sobre el resultado final. Ya se han hecho muchas pruebas en este sentido. De lo que se trata es de ir ampliando el volumen que se utiliza, facilitando así el proceso de retirada y evitando quemas masivas. Las 250 toneladas de DAM son sólo una parte de las más de 2.500 toneladas que se habrán retirado este año de la Albufera, 20 veces más que el año pasado. El próximo año se incrementará aún más la cantidad y seguiremos buscando vías para poder usarla y retirarla.