jueves, 19 de octubre de 2017

NO INCREMENTAR EL CANON DE SANEAMIENTO HA AHORRADO MÁS DE 100 MILLONES A LOS BOLSILLOS DE LOS CIUDADANOS

El próximo mes de noviembre será, para nosotros en la Conselleria, el mes del Cambio Climático. Sobre todo por dos cosas: la primera, a comienzos de mes se celebra en Bonn (Alemania) la COP23, la cumbre mundial contra el Cambio Climático que debe seguir trabajando en la implementación de los acuerdos de la COP21 de París, en la que la mayoría de los países del mundo se comprometieron a impulsar medidas para evitar un aumento de la temperatura del planeta superior a los 2 grados. La segunda, por todo el conjunto de actividades que tenemos previstas y que incluirán la presentación de la nueva Estrategia de Energía y Cambio Climático de la Comunitat Valenciana. La última semana de noviembre, en el marco de la Ecofira, estrenaremos el Ecoforum de Cambio Climático que, durante tres días, será un espacio de encuentro y debate entre empresas, sociedad civil y administraciones para debatir sobre proyectos y actuaciones vinculadas a la lucha contra el Cambio Climático. Además, antes de la cumbre de Bonn, la Cátedra de Cambio Climático de la Universidad Politécnica de Valencia tendrá también diferentes actividades entre las que destaca una conferencia de Teresa Ribera, una de las mayores especialistas españolas en el tema.

 
Este preámbulo me sirve para recordar que ayer ya empezamos con esta atención preferente a todo lo referente al Cambio Climático porque inauguramos la I Jornada de Investigación Universitaria sobre Cambio Climático. El acto estaba organizado por la Cátedra de Cambio Climático que hemos puesto en marcha conjuntamente la Uiversidad Politécnica de Valencia y nuestra Conselleria.

 
En mi intervención inaugural quise dejar claro el compromiso del Consell en la lucha contra las modificaciones aceleradas que la actividad humana está provocando en nuestro clima. Sabemos que no será sencillo. Tenemos muy claro que nosotros sólo somos una pequeña administración de un pequeño país pero también que cualquier esfuerzo suma, y nosotros lo estamos haciendo y lo seguiremos haciendo. La lucha contra el Cambio Climático es un claro ejemplo de políticas valientes y perseveraremos en ellas.
 
La Jornada arrancó con una conferencia del profesor norteamericano Edward S. Rubin (miembro destacado del IPCC, catedrático de Ingeniería y Políticas Públicas y Premio Nobel en 2007) que hizo un repaso a la situación actual y al papel de la educación y la investigación en la lucha contra el Cambio Climático, a los desafíos y las oportunidades que representa esta situación, además de reiterar la necesidad de apostar por las energías renovables y, sobre todo, a la necesidad de pasar de las palabras a las políticas concretas.
 
A continuación, y durante toda la mañana, hubo diferentes ponencias sobre agua, agricultura y ganadería, energía, residuos y servicios climáticos, transportes y divulgación.
 
Un poco después del mediodía, me reuní con el director territorial de nuestra Conselleria en Valencia, Javier Civera, para revisar las dos primeras semanas de la campaña de quema de la paja del arroz en la Albufera.
 
No disponemos todavía de todos los datos pero, de los primeros informes de los Agentes Medioambientales, que están haciendo un exhaustivo trabajo de seguimiento de toda la actividad, se desprende que ha habido un considerable número de incumplimientos. No los tenemos cuantificados, y habrá que incorporar también los datos del trabajo realizado por la Policía Autonómica y la Guardia Civil. A la vista de esos primeros informes, como digo, se detectan incumplimientos pero también una drástica reducción respecto al año pasado, y más control. Los expedientes los pasaremos a los responsables del control y el pago de las ayudas europeas. Ya explicamos que quien quemase fuera de las normas establecidas quedará también fuera de la posibilidad de cobrar.
 
Además de los informes completos, aunque sólo sean los primeros días y no toda la campaña, habrá que añadir también los resultados de las medidas realizadas en las estaciones de calidad del aire del entorno de la Albufera. También las empezaremos a tener en breve. Sabemos que ha habido momentos de altísimas concentraciones de humo pero aún no hemos hecho comparaciones con el año pasado para saber si podemos o no hablar de mejores prácticas.
 
A la dirección territorial están empezando a llegar también peticiones para, a partir del 8 de noviembre, poder quemar algunos campos de las zonas más altas de la Albufera. Como ya explicamos, revisaremos cada caso y, a pesar de estar en una zona donde las dificultades de gestión de los restos de paja son menores, si se justifica adecuadamente se podrán hacer quemas puntuales.

  
A primera hora de la tarde, con el gerente de la EPSAR, Enrique Lapuente, preparamos la reunión de la Comisión de Participación de la entidad. La EPSAR es la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales y el Consejo de Participación es la instancia en la que están representadas desde instituciones a grupos ecologistas, pasando por organizaciones sindicales, empresariales y otros colectivos sociales.
 
La sesión tuvo lugar a continuación y en ella dimos luz verde al proyecto de Presupuestos para 2018, revisamos el canon de saneamiento para el próximo año y el plan anual de obras.
 
En cuanto al presupuesto, está previsto que llegue casi a los 284 millones de euros, un 1% más que este año. Y en cuanto la tasa del canon de saneamiento se propuso, por tercer año consecutivo que quede congelada, es decir, no subirla. En el gráfico se puede ver cómo entre 2012 y 2015 el canon sufrió un incremento de hasta el 37% y, ahora, llevaremos tres años con incremento cero. De haber mantenido la subida, en estos tres años, lo que se han ahorrado las familias valencianas supera claramente los 100 millones de euros.


También en cuanto a obras, las perspectivas son muy diferentes a las que nos encontramos al llegar al Gobierno. La ausencia de proyectos era absoluta y, por tanto, la imposibilidad de poner en marcha trabajos era total. De hecho (como también se puede ver el gráfico, en la anterior legislatura la licitación de obras era testimonial. En 2016, EPSAR se dedicó a la redacción de proyectos y ya en 2017 la licitación se acercará a los 40 millones (ya se iniciarán algunas obras) y para 2018 la previsión es superar los 60 millones de inversión.

 
Durante 2017, además, la reducción de la deuda ha sido de 26 millones de euros y, en lo que llevamos de legislatura, los números rojos de EPSAR se han reducido en más de 100 millones.

No hay comentarios: