jueves, 5 de octubre de 2017

ES UN GRAVE PELIGRO SANITARIO: SI ABUSAMOS DE LOS ANTIBIÓTICOS, DEJARÁN DE SER ÚTILES


 
Uno de los problemas que se arrastra desde hace años y en el que estamos trabajando desde el primer día que llegamos a la Conselleria es el del sobreprecio que algunos pueblos de la comarca valenciana de La Ribera están pagando por el agua que consumen debido a la contaminación por nitratos de sus pozos. 
 
El mal estado de esos pozos transformó el agua de calidad que bebían antaño en un agua en malas condiciones, lo que obligó a hacer una potabilizadora que ahora están amortizando pagando de más durante años y años. 
 
Ayer, con la consellera Elena Cebrián, mantuvimos una reunión con buena parte de los 13 Ayuntamientos afectados. También estuvo con nosotros el director general del Agua, Manuel Aldeguer, que ha sido el encargado de mantener las conversaciones necesarias para ir resolviendo el conflicto. 

 
Los Ayuntamientos -y tienen razón- consideran que ellos no son los responsables de la contaminación y que, según el principio de "quien contamina paga", ellos no deberían hacerse cargo de ese gasto añadido. 
 
Estamos hablando de un coste total, una vez superado el periodo de amortización, que ronda los 50 millones de euros. Nuestra propuesta, que es la que comentamos en dicha reunión, es llevar a cabo un plan de inversiones especial para la zona y compensar así el gasto injusto que tienen que asumir. Estamos hablando de una primera fase en la que se invertirán 25 millones de euros. Después, revisada también la sentencia del Tribunal Supremo que les da la razón respecto a su no responsabilidad en la contaminación de los acuíferos, y en la que la Generalitat no es parte, habrá que fijar vías para compensar el resto del gasto. De cualquier forma, tocará dejar el caso lo más cerrado posible ya que, con tanto años por delante todavía, cualquier cambio de gobierno puede hacerles perder todos los avances conseguidos en estos dos últimos años. En tiempos del PP al frente de la Generalitat, no se hizo nada para resolver esta situación que padecen la mayoría de Ayuntamientos de la comarca. Al contrario. Sus recibos del agua crecían y crecían sin que nadie les diera una solución. 
 
El próximo día 19 tenemos una nueva reunión para concretar los criterios de reparto de este primer plan de inversiones que, como digo, asciende a 25 millones. 
 
La otra reunión de la jornada de ayer fue en dependencias de la Conselleria de Sanidad, en concreto de Salud Pública, donde el secretario autonómico, Narcís Vázquez, en el marco de la Comisión de Seguridad Alimentaria, presentó el nuevo informe correspondiente al año 2016. 

 
La situación en el País Valenciano es homologable a otras regiones y países de nuestro entorno. Sigue siendo necesario mejorar los controles, sobre todo en origen, en las fases previas a la llegada a los canales de distribución. Según su diagnóstico, es preciso intensificar el control ganadero, poner en marcha programas específicos contra el fraude y hacer un plan para combatir la resistencia frente a los antibióticos que compete tanto a la medicina humana como a la veterinaria. 
 
La resistencia a los antibióticos es la consecuencia derivada de un uso poco racional de estos componentes en la producción ganadera. Un problema que (aunque no sea el objeto del informe también se comentó) se suma al abuso que las personas hacemos también de los antibióticos, y que nos acabará pasando factura, porque nuestro organismo se hará resistentes a ellos, generándose, por tanto, un grave problema sanitario. 
 
La tarde la dediqué al trabajo interno en el despacho. Recogí alguna documentación que me faltaba de cara a la comparecencia de esta tarde y también hicimos un seguimiento de las primeras jornadas con permisos de quema de la paja del arroz en la Albufera.


El acuerdo al que llegamos significa una pacificación del proceso, pero ayer ya hubo un evidente incumplimiento por parte de algunos agricultores. No es el camino adecuado. Los acuerdos están para cumplirse. Quien no cumple su parte no está en condiciones de reclamar nada a la otra parte. Además, procuraremos que todos los incumplimientos queden recogidos y bien documentados, para que los responsables se queden sin las correspondientes ayudas europeas. 


Y lo que es aún más grave: el sistema global de ayudas europeas peligra si se pone de manifiesto que al final se acaba cobrando por evitar unas prácticas que, en realidad, algunos no están dispuestos a abandonar.

1 comentario:

llanero Solitario dijo...

Una pregunta Julià:
Yo que soy un analfabeto informático. En tus artículos arriba hay el dibujo de una mano hacia arriba que si la marcas aparece que te gusta el artículo.
Si no me gusta el artículo a mi o a otra persona no hay manita hacia abajo.
O está y yo no sé marcarla? O tus analísis son tan buenos que no la pones porque no hace falta.
No sé si puedes informarme , te estaré muy agradecido.
Saludos Cordiales.
Firmado.- El principito.