lunes, 16 de octubre de 2017

EN INCENDIOS FORESTALES, PREVENIR ES LA MEJOR INVERSIÓN


Foto: Agencia EFE
 Durante este fin de semana largo que acabamos de dejar atrás, parece que no haya sucedido otra cosa que el proceso independentista en Cataluña y la respuesta que da el Gobierno Rajoy tensando y tensando cada día más la cuerda. Desgraciadamente ha pasado otra cosa que, a pesar la omnipresencia del tema catalán, ha saltado a la primera plana de la actualidad, hablo de los incendios en Galicia y Asturias. Desde la Generalitat nos hemos puesto a disposición de ambas comunidades autónomas por si podemos ayudar en algo. Desde nuestra Conselleria, durante los tres veranos que llevamos en el Gobierno, hemos sufrido algunos incendios de grandes dimensiones y sabemos, como lo saben todos los ciudadanos que los han vivido de cerca, hasta dónde llega el miedo, la desesperación y la rabia ante fuegos de estas características. En Galicia, además del drama medioambiental, ha habido muertos. No pretendo hacer ninguna referencia, porque no me toca, a lo ocurrido en Asturias y Galicia. Lo que sí quiero decir, aprovechando la sensibilidad que hoy podemos tener hacia este tipo de siniestros, es que no debemos olvidarnos de ellos en un par de días, que la mejor manera de luchar contra los incendios en los bosques es prevenirlos, poner el presupuesto necesario para evitar los fuegos, buscar alternativas a las prácticas de mayor riesgo, vigilar a pie de campo ante posibles comportamientos irresponsables o delictivos, apostar por el aprovechamiento multifuncional del bosque y orientar la gestión forestal hacia especies que no sean pasto fácil de las llamas. No es sencillo, ni es cosa de un día pero, ahora que las imágenes nos queman los ojos, vale la pena recordar todo esto y, cada uno en la medida de sus posibilidades, ayudar a incrementar el gasto en prevención. Poco dinero está tan bien gastado como aquel que se invierte en procurar evitar los siniestros. Es mucho más caro apagar y, como hemos visto en Galicia, hay pérdidas que son imposibles de recuperar. 
 
Dicho esto que me parecía absolutamente pertinente porque ayer estuve pendiente todo el día de esta cuestión por internet y por la televisión, destacar un par de cosas de mi jornada. 
 
La mañana la empecé con una serie de reuniones con los diferentes directores generales para retomar el hilo después de una semana llena de fiestas como la que acabábamos de pasar.

A media mañana, junto con el director general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Joan Piquer, nos reunimos con Javier de Jesús, Antonio Gonzalvez, Gabriel Leal y Pedro Poveda, representantes de la Asociación Nacional de Importadores y Distribuidores de Neumáticos y los servicios integrados de gestión. 


El motivo del encuentro, que nos lo habían pedido hacía bastante tiempo, era reclamar que, desde la administración autonómica y en el ejercicio de nuestras competencias, actuemos contra las empresas que no cumplen los requisitos legales en la gestión de los neumáticos . En concreto, denunciaron las prácticas de una empresa valenciana, "Top Recambios", que trabaja sin estar inscrita en el "punto verde" que garantiza la adecuada gestión de los neumáticos una vez terminada su vida útil. Consideran que estamos ante un caso de clara competencia desleal con el añadido de los graves problemas ambientales que puede ocasionar una mala práctica repetida en el tratamiento de estos materiales. Hace años que estas asociaciones vienen realizando estas denuncias. Nos contaron que, desde hace meses, los servicios integrales de gestión se niegan a recoger los neumáticos en los puntos oficiales de "Top". Nosotros nos comprometimos a estudiar el caso, a revisar toda la información de la que disponemos, los antecedentes que tenemos sobre lo que nos planteaban, a escuchar todas las partes y a obrar en consecuencia. Como siempre, queremos ser escrupulosos en el seguimiento del cumplimiento de las normas, preservando la seguridad jurídica de los afectados. 

 
Inmediatamente después, y justo antes de comer, con el director general de Medio Natural, Antoni Marzo, tuvimos una reunión con el alcalde de Vall de Gallinera, Antoni Pardo. La preocupación del alcalde Pardo es buscar actividades económicas que ayuden a fijar la población en su municipio. En este sentido, tratamos temas de aprovechamiento de biomasa residuales forestal y agrícola y de compatibilización de actividades en la montaña (senderismo, caza, deporte, observación de naturaleza...). De cara al próximo Plan de Desarrollo Rural habrá partidas en estos ámbitos a las que podrán incorporarse municipios pequeños del interior como Vall de Gallinera. 
 
La tarde, en buena parte, la dediqué a un puñado de llamadas telefónicas pendientes y a la preparación de diferentes intervenciones que tengo de cara a actos en los que he de participar en los próximos días.

No hay comentarios: