sábado, 28 de octubre de 2017

EL NEGOCIO DE LOS RESIDUOS NO SE PUEDE PAGAR CON NUESTRA SALUD


El de ayer fue un día de inauguraciones y residuos. Fue de más cosas, ya lo sé... sobre todo en Cataluña y en Madrid, pero yo de eso no hablaré. No hablaré de todo el tiempo que me "robó" ayer seguir lo que pasaba en Cataluña y en Madrid, ni de la frustración que me genera ver el fracaso de la política, sentir que la democracia se nos escapa, notar que se avecinan tiempos difíciles, intuir que vienen días de "contra-reformas" y de fortalecimiento de los sectores más retrógrados de nuestra sociedad... qué le vamos a hacer. Toca seguir firmes en la defensa de la democracia, fieles a la máxima de que "el pueblo manda y el gobierno obedece". 
 
Dicho esto, apuntadas las cosas de las que no quiero hablar, voy a lo que comentaba al inicio, las dos jornadas en las que participé ayer sobre temas de residuos. Fueron, por la mañana, en Vila-real, y por la tarde, en Xàtiva. Las dos tenían como elemento central la separación de residuos, sobre todo, en cuanto a su fracción orgánica. 

 
La de Vila-real estaba organizada por el ayuntamiento y la empresa Reciplasa, que gestiona los residuos de 46 municipios de las comarcas centrales de Castellón. En el presentación estuve con la presidenta del consorcio zonal, la teniente de alcalde de Castellón, Ali Brancal, y el concejal de Medio Ambiente, José Pascual Sancho. 
 
En Xàtiva, con el alcalde Roger Cerdà, y el diputado provincial de Medio Ambiente, Josep Bort, las jornadas son de formación, con una temática idéntica a la de Castellón. 

 
En las dos intervenciones destaqué la necesidad que tenemos, y en la que estamos comprometidos desde el Consell de la Generalitat, de hacer una buena separación de los residuos en origen si queremos cumplir los requisitos en tratamiento que nos marca la Unión Europea para 2020: reciclar el 50% de los residuos domésticos que generamos. Hoy estamos muy lejos de esa cifra.
 
Por este motivo, y de eso iban las jornadas, estamos trabajando, desde la dirección general de Calidad Ambiental que dirige Joan Piquer, en la necesidad de multiplicar los esfuerzos para separar la fracción orgánica de la basura. Y sobre eso hablé largo y tendido. Desde la Generalitat apoyamos a todos los municipios que apuestan por estas prácticas. Las cosas van moderadamente bien: en dos años, más de 100 ayuntamientos de todo el país han comenzado programas de recogida separada de orgánica (quinto contenedor, puerta a puerta, compostaje doméstico y comunitario...). Cuando llegamos al gobierno de la Generalitat en 2015 no había ni un solo pueblo que lo hiciera. 

 
No quise dejar pasar la oportunidad de mirar un poquito más allá y reflexionar sobre la necesidades que tenemos de reducir los residuos que generamos. En las Jornadas, tanto de Vila-real como de Xàtiva, se pusieron en común interesantísimas experiencias de tratamiento de residuos con el objetivo de convertirlos en recursos y poderlos aprovechar. Este es el reto en el que estamos inmersos pero más allá debemos ser conscientes también de que generamos demasiados residuos, que la sociedad de la opulencia (mal repartida) en la que vivimos deja por el camino muchos residuos porque son un gran negocio para el poder económico pero pésimo para el conjunto de la gente y para nuestro territorio. No debemos perder esto de vista. Desde las instituciones tenemos que hacer mayores esfuerzos para apuntar a una reducción de los residuos. En este campo también estamos instalados en la insostenibilidad. Y es muy irresponsable. 
 
Charlas, debates y conferencias como las de Xàtiva y Vila-real sirven también para hacer pedagogía y llevar a la ciudadanía estos mensajes que son imprescindibles para incorporar a cuanta más gente mejor en la tarea de una buena gestión de los residuos. 

 
Entre jornada y jornada, en la sede de la Conselleria, celebramos reunión del Consejo de Administración de VAERSA. No fue una sesión larga. Además de revisar las actas de sesiones anteriores, tratamos la cuenta de resultados para 2017, la masa salarial, la RPT y el organigrama que nos presentó el director. También aprobamos proponer una revisión de las tarifas que nos cobra la empresa por sus servicios e hicimos un repaso de la situación de las diferentes infraestructuras de gestión de residuos de VAERSA y las necesidades que hay respecto a cada una de ellas, desde posibles externalizaciones a proyectos de reforma en marcha. 
 
Para que VAERSA pueda ser medio propio de alguno de los Consorcios de Residuos aprobamos la compra de acciones en aquellos donde más se necesita la intervención de la empresa.

jueves, 26 de octubre de 2017

LA MALA CALIDAD DEL AIRE QUE RESPIRAMOS PROVOCA MEDIO MILLÓN DE MUERTOS CADA AÑO EN EUROPA

Ayer empecé pronto la jornada porque a primera hora de la mañana tenía que participar, en Alicante, en un desayuno de trabajo que el diario «Información» había organizado en torno a la cuestión de la energía y la calidad del aire.
 
Estábamos representadas instituciones, asociaciones y empresas. De la Generalitat, estábamos la directora general del IVACE, Julia Company, y yo. Había también representación de la Diputación de Alicante, los ayuntamientos de Alicante y Elche, de empresas como SEAT y Gas Natural (copatrocinador del acto junto con «Información») y también de la Asociación Hostelera Hosbec. 


Fue una conversación interesante donde se pusieron en el mismo campo de debate visiones desde puntos muy diferentes de la realidad en los que, básicamente, hay un acuerdo muy general. 
 
Empezamos por una realidad que respiramos, la de la calidad del aire. Para ser más exactos, hablamos de la mala calidad del aire que provoca medio millón de muertes prematuras en toda Europa, unas 3.000 en nuestro país. Y nos centramos mucho en energía y movilidad. 

  
En este sentido, se habló del gas natural como la más limpia de las energías marrones, una energía que se puede calificar como de transición hasta que haya un adecuado desarrollo de las energías renovables. Además, el gas parece más útil, una vez superadas otras fuentes como el carbón, el fuel o la nuclear, como energía de base para garantizar un abastecimiento estable. En movilidad nos referimos mucho a la dicotomía coche eléctrico-coche a gas y coincidimos en que el eléctrico ha ganado la partida de la imagen cuando en realidad -eso lo dije yo- si todos tuviéramos coches eléctricos no habría energía renovable capaz de cubrir las necesidades. 

  
En general, expliqué los sistemas que tenemos de control de calidad del aire, las 68 estaciones de medida que tenemos repartidas por todo el territorio y la posibilidad de que, a través de nuestra página web, se pueda acceder en tiempo real a los datos de los niveles de contaminación de cualquier zona de nuestra Comunitat.

Hablé también los Planes de Calidad de Aire que tenemos para Alicante y Castellón, más enfocados a controles industriales, y también en Valencia, más ligado a la movilidad urbana. En este sentido, puse en valor los Planes de Movilidad que se están trabajando desde la Generalitat y destaqué que, más allá del control, que es de nuestra competencia, lo que hace falta es modificar los comportamientos para, con muchas medidas diferentes, ser capaces de reducir la emisión de contaminantes. Ciertamente, los resultados de nuestros controles dan una calidad de aire que está, en general, por debajo de los índices legalmente marcados, pero esto no es, ni de lejos, un consuelo. Dar por satisfactorio lo que tenemos sería como conformarse con respirar un veneno en pequeñas dosis. 

  
No nos engañemos, al igual que, en general, la lucha contra el cambio climático, la mejora de la calidad del aire pasa por un nuevo modelo económico, energético y, en definitiva, por una nueva manera de hacer las cosas, por un nuevo modelo de vida. Creer en la posibilidad de seguir creciendo y creciendo en el aspecto económico sin aumentar la contaminación es un espejismo. 
 
Puse un ejemplo de cómo se pueden hacer las cosas para conseguir mejoras y que no sean en detrimento de ninguna actividad socio-económica. Ya que estaba en Alicante hice referencia a su Puerto y al movimiento de graneles que tantos problemas de contaminación genera. La instalación de naves en depresión donde hacer ese trasiego de graneles evitaría muchas de las molestias que ahora padecen los vecinos. Ciertamente esto supone una fuerte inversión económica. La oportunidad sería que con estas naves, la capacidad de operaciones del Puerto de Alicante aumentaría y, por ejemplo, las gravas del mármol de la comarca del Vinalopó, que ahora son un residuo que acaba apilándose en montañas que provocan un grave problema medioambiental, se podrían comercializar a través del Puerto de Alicante. 
 
La tarde la dediqué por completo a una sesión del Consejo de Administración de la Empresa Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR). Era una sesión cargada de puntos en el orden del día. 

 
El Consejo sirvió para aprobar los presupuestos para 2018 que superan los 218 millones de euros, lo que representa un 1% más respecto a este 2017. En la sesión también aprobamos, por tercer año consecutivo, la congelación de la tarifa del canon de saneamiento . Un elemento de primera necesidad como es el agua debe tener la mayor accesibilidad posible para toda la ciudadanía. En los últimos años del PP al frente del Gobierno de la Generalitat, esta tarifa había experimentado incrementos próximos al 40%. De haber seguido con los aumentos que se produjeron en la anterior legislatura, los ciudadanos valencianos deberían pagar del recibo del agua 100 millones de euros más de lo que se ha pagado desde 2015. 
 
En la reunión del Consejo también dimos luz verde al plan de obras para 2018. Durante el próximo año la previsión de obras se acerca a los 170 millones euros. En los últimos años, el nivel de licitación de obra había quedado prácticamente a cero. Ahora disponemos ya de los proyectos que hemos elaborado durante el último año y medio y en los próximos meses estaremos en condiciones de comenzar las obras. 

 
Diferentes temas de carácter laboral, desde la revisión de diferentes recursos presentados hasta el proceso de aprobación de la Relación de Puestos de Trabajo de la empresa, fueron otras de las cuestiones abordadas. También hicimos una revisión de diferentes propuestas presentadas en la reunión del Consejo de Participación de la EPSAR: necesidad de planes directores de saneamiento y depuración, avanzar en la gestión del Ciclo Integral del Agua y procesos de divulgación de buenas prácticas en temas hídricos.

miércoles, 25 de octubre de 2017

LA MAT DE CASTELLÓN NO SE PUEDE HACER CONTRA LOS VECINOS

Ayer empece el día acabando de prepararme la participación que tengo esta mañana en una mesa redonda del diario "Información" de Alicante sobre "Energía y Calidad del Aire".

Después, con el director general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Joan Piquer, y su equipo repasamos el estado de la nueva "Estrategia de Energía y Cambio Climático" que presentaremos a finales de noviembre. Es un documento muy trabajado, complejo y riguroso en el que han participado servicios de practicamente todas las Consellerias y ahora, los responsables de Cambio Climático, están ya dándole forma al documento y terminando de completar los apartados que aún quedan por pendientes. Después de eso tuvimos una reunión en el despacho del director general de Medio Natural, Antoni Marzo, con la directora del Parque Natural de la Albufera, Paloma Mateache, la alcaldesa de Sueca, Raquel Tamarit, y su concejala de Medio ambiente, Isabel Jiménez, sobre diferentes cuestiones relacionadas al Parque, desde el tratamiento de aguas residuales hasta, cómo no, la quema de la paja del arroz. En esto, el ayuntamiento de Sueca se ha implicado de manera decidida en la retirada de paja y, como el de Albalat de la Ribera, el de Valencia o grupos como Acció Ecologista Agró, entre otros, están haciendo un buen trabajo en este sentido.



Después de comer, junto con el director general de Medio natural, Antoni Marzo, y la subdirectora de Evaluación Ambiental, Salomé Arnal, nos reunimos con el alcalde de Vilafamés, Abel Ibáñez, el concejal Pablo Juan y un par de representantes de los vecinos de la población. Se trataba de revisar el Trazado de la nueva línea de Muy Alta Tensión (MAT) que "Red Eléctrica Española" tiene previsto realizar desde Morella hasta La Plana. Ayuntamiento y vecinos, en principio contrarios a la nueva línea, defienden un trazado que no afecte aa algunas viviendas diseminadas del término municipal. Nosotros nos comprometimos a apoyarlos en la reivindicación ya que no hay afectaciones ambientales añadidas. De todos modos, se trata de un proyecto sobre el que las decisiones son cosa del Gobierno de España y nosotros sólo somos consultados. Nuestra posición, como la del ayuntamiento, es contraria a la nueva instalación y en caso de seguir adelante lo que sí explicamos es que el nuevo trazado debe implicar el desmantelamiento del viejo, lo que "Red Eléctrica" ​​no ve con buenos ojos. Si no se contempla este desmantelamiento en el proyecto nuestro pronunciamiento será absolutamente desfavorable.


A continuación fui hasta el Botánico de València donde participé en la presentación del libro "Flora Vascular del Parque Natural del Turia". Se trata de una obra de diferentes y experimentados biólogos que trabajan en la propia conselleria o vinculados a la Universidad de València, con fotografías de José Quiles. Ofrece un detallado catálogo florístico del Parque Natural y es el producto de diez años de observaciones de los autores. En el parlamento que hice destaqué que obras como esta son argumentos que nos obligan a preservar la riqueza natural que tenemos. Ver trabajos como el presentado ayer nos pone a las instituciones ante el reto de ser capaces de pasar este valioso legado a las futuras generaciones.


La tarde la terminé con una reunión de VerdsEquo de València ciudad en la que hicimos una revisión de diferentes cuestiones de agenda, expliqué diferentes proyectos en marcha desde el departamento de Medio Ambiente y también repasamos diferentes cuestiones más generales. Cómo no, el tema Cataluña también fue objeto de discusión. Coincidimos en que a nosotros más nos preocupa la deriva autoritaria del Gobierno del PP en Madrid y la pérdida de calidad democrática que, más allá de lo que está pasando en Cataluña, nos afecta a todas y todos.


martes, 24 de octubre de 2017

BUSCANDO SOLUCIONES A PROBLEMAS DE HACE 40 AÑOS, TAN ANTIGUOS QUE PODRÍAN ESTAR EN UN MUSEO

La mañana de ayer fue una serie de reuniones encadenadas en la Torre 1 del complejo administrativo 9 d'octubre. Sobre temática diversa y con diferentes actores. 

 
Las voy a enumerar:
 
1) Empecé a primera hora con un encuentro con Eugeni Peris y Maya Real, de Ingeniería Sin Fronteras, que financiados por el Ayuntamiento de València y con la colaboración de la Generalitat, a través de la EPSAR, están haciendo un trabajo de «análisis sobre la consecución del derecho humano al agua en la Comunidad Valenciana». Se trata de un estudio que han comenzado por las poblaciones de más de 25.000 habitantes de Alicante, Castellón y València, para conocer cómo funciona en cada ciudad el servicio municipal de agua, la disponibilidad que tienen los usuarios, las características del abastecimiento y del saneamiento y el control de las tarifas. El trabajo ha arrancado por una encuesta a los técnicos municipales y, en los próximos meses, se dispondrá ya de los resultados. Los datos obtenidos serán muy útiles para plantear mejoras en la gestión global del ciclo integral del agua. Peris y Real nos pidieron ayuda para facilitarles los contactos con los responsables del ciclo hídrico de los ayuntamientos y, de este modo, agilizar su trabajo. 

  
2) A continuación nos reunimos con los alcaldes de Catadau, Hèctor Roig, y de Carlet, Maria Josep Ortega, para estudiar la delimitación de la vía pecuaria de la "Cañada Real de Castilla" a su paso por la Ribera y, más concretamente, por Catadau . Allí hay una serie de viviendas que están en la zona de afección y hay que buscar soluciones para regularizar su situación. Se trata de un problema que se arrastra desde hace prácticamente 40 años. Y no es sencillo de resolver. Nuestra disposición en la búsqueda de alternativas es absoluta. Regularizar la situación de esas viviendas sería el primer paso para mejorar medioambientalmente su situación. Hay diferentes posibilidades sobre la mesa, desde posibles permutas con terrenos municipales acompañadas de reducción de la vía pecuaria hasta algunas modificaciones del trazado. Quedamos que el ayuntamiento estudiaría qué propuesta le interesa más y, sobre ella, nos pondremos a trabajar. 

 
3) La tercera reunión del día fue con los responsables de la empresa "Energy Management & Innovation" que trabajan en temas de eficiencia energética y llevan muchos años aplicando sus conocimientos en el país. Su origen: Ondara, pero su sede social está en València. Con ellos ya habíamos coincidido en diferentes actos pero aún no habían tenido la oportunidad de presentarnos directamente sus trabajos. Pusimos en común el valor de la gestión energética y medioambiental, y coincidimos plenamente en que el uso sostenible de los recursos es una garantía para el medio ambiente pero también puede ser un valor empresarial. La gestión energética y medioambiental es un eje básico en los planteamientos empresariales del futuro, tanto en lo referente a las normas a cumplir, como en la mejora de la eficiencia o el conocimiento de las políticas europeas de financiación. 

 
4) La mañana la terminé con el concejal de Medio Ambiente de Xilxes, Sergi Alejos. El tema a tratar: actuaciones sobre infraestructuras de agua potable. Por eso también estaba en la reunión el director general del Agua, Manuel Aldeguer. En Xilxes tienen graves problemas con la canalización de agua que va desde el pueblo hasta la zona de la playa. Poco más de dos kilómetros. Las conducciones, tanto de agua potable como de residuales discurren casi en paralelo, son muy antiguas y están en malas condiciones. A través de la EPSAR van a arreglar la conducción de residuales pero, una vez abierta la zanja por aquello de optimizar recursos y reducir las molestias, teniendo en cuenta que ambas canalizaciones pueden instalarse por la misma zanja, el concejal buscaba financiación para la tubería del agua potable. Son alrededor de 200.000 euros. Nos comprometimos a buscarlos dentro de los presupuestos de 2018 para poder realizar las obras

 
La tarde la dediqué por completo a tres cosas: preparar documentación para comparecencias parlamentarias de la consellera Cebrián, trabajar en un par de intervenciones públicas que tengo en los próximos días y, cómo no, seguir estudiando los presupuestos para 2018 y ver qué se puede hacer para que, con el dinero del que puede disponer el Consell, podamos incrementar al máximo las partidas dedicadas a Medio Ambiente.

lunes, 23 de octubre de 2017

20 PAÍSES DE LOS 5 CONTINENTES ESTÁN EN VALENCIA PARA PROCURAR UN COMERCIO SOSTENIBLE DE LA MADERA


Si hay una práctica que está depredando el medio ambiente de manera dramática esta es el comercio ilegal de la madera. La tala indiscriminada de bosques está desembocando en la deforestación y la degradación de valiosos ecosistemas. Esto conlleva un incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero, un incremento de la erosión del suelo y la desertificación, y supone también una gran amenaza para la biodiversidad. Hay que sumar a todo ello los problemas sociales y políticos que este comercio ilegal provoca en los países productores de madera, especialmente en los más desfavorecidos. El tráfico ilegal de cualquier producto genera siempre distorsiones sociales importantes allí donde se da y aún más cuando se trata de un comercio de grandísimas proporciones económicas en un marco que se caracteriza desgraciadamente por la extrema pobreza. 

 
Ayer inauguramos en las dependencias de nuestra Conselleria, el encuentro "Tree Meeting" que reúne a representantes de una veintena de países de los cinco continentes para debatir y decidir cómo organizar mejor el comercio internacional de la madera. El encuentro durará tres días y se hace cada seis meses en diferentes ciudades del mundo. Esta vez, la sede elegida ha sido València. Las sesiones de trabajo pretenden definir reglamentos compartidos que aseguren la trazabilidad de la madera que se vende. 
 
Las competencias en nuestro territorio del control de este comercio las tiene desde el pasado mes de febrero la Dirección General de Medio Natural de mi Secretaría Autonómica. Y para poder llevar a cabo estos trabajos de seguimiento se ha creado un Equipo Técnico de Inspección Forestal Sostenible formado por 14 personas.

 
Antes de comer, acompañado del director general de Medio Natural, Antoni Marzo, nos reunimos con el responsable de SEO BirdLife en València, Mario Giménez. SEO BirdLife es una organización dedicada a la conservación de la naturaleza, en especial de las aves y de sus hábitats. Con Giménez repasamos diferentes aspectos y temas que interesan a su asociación. El representante de SEO BirdLife nos insistió en la oposición de su asociación a cualquier forma de recuperar el "parany" como método de caza. Giménez nos recordó todas las sentencias que ha habido por parte de los tribunales valencianos, los estatales, hasta los de ámbito europeo. Ellos también descartan la posibilidad de que se puedan usar trampas para seguir utilizando el "parany". 

 
La tarde la pasé toda el despacho de la consellera Elena Cebrián. Allí hicimos un repaso del estado de los presupuestos, también con el secretario autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero, y preparamos los consejos de administración de VAERSA y EPSAR que haremos a finales de semana. Ambos consejos los preparamos con los respectivos directores de las empresas.

sábado, 21 de octubre de 2017

LA DISTANCIA TEMPORAL ENTRE LO QUE QUEREMOS HACER Y LO QUE HACEMOS

La mañana de ayer la dediqué, sobre todo, a los incendios. Desde las 10 de la mañana hasta casi la hora de comer celebramos la Jornada Técnica del Servicio de Prevención de Incendios que se hace cada año una vez terminado el periodo de la campaña de verano. Entre otras cuestiones, evaluamos las causas del fuego para poder combatirlo antes de que arrase nuestros montes. Porque, en esta caso como en tantos otros, más vale prevenir.

 
Ciertamente este año la sesión se ha hecho con un tiempo que recuerda más al verano que a otra cosa. De hecho, hace un par de días tuvimos que alargar el período de prohibición de quemas agrícolas porque este final de octubre está resultando más caluroso de lo habitual. 
 
En la Jornada Técnica de ayer lo que se hizo fue repasar los informes post-incendio de los fuegos considerados grandes de este verano. Este año sólo hemos tenido un gran incendio, el de Gátova, en el mes de junio. 

 
La sesión de trabajo reunió a todos los colectivos, grupos y cuerpos relacionados con los incendios forestales: desde nuestros agentes medioambientales y los responsables técnicos de la conselleria hasta las Unidades Técnicas pasando por bomberos, brigadistas, Unidad Militar de Emergencias, Policía, Guardia Civil, CEAM, Agencia de Meteorología, etc... 
 
En mi discurso de bienvenida destaqué el buen trabajo que entre todos se había hecho para evitar los grandes fuegos, comprometí nuestros máximos esfuerzos para disponer de los presupuestos suficientes en temas de Prevención. Reclamé el máximo interés en el trabajo y les recordé que estamos a su disposición para mejorar la organización de las tareas a desarrollar. Por cierto, aproveché la ocasión para presentar a Carmela Cerdá, agente medioambiental con más de 20 años de experiencia, que, desde esta semana, se incorpora a las tareas de coordinación de nuestros agentes medioambientales.


 
El final de la mañana, y también un buen trozo de la tarde, lo pasamos con las diferentes direcciones generales repasando los presupuestos para 2018 que el Consell aprobará en breve. Las limitaciones en la financiación provocan que cada año por estas fechas tengamos que mirar de arriba a abajo las partidas, estudiar en qué momento está cada proyecto que necesita nuevas fuentes de ingreso y revisar las prioridades. Como ocurre siempre, no hay dinero para hacer todo lo que deseamos. Ejercicio tras ejercicio no se resuelve el problema de la financiación lo que nos obliga, año tras año, a afinar al máximo a la hora de concretar las demandas insoslayables. La próxima semana todavía tendremos que seguir haciendo cuentas. 
 
Antes de comer, junto con el director de Medio Natural, Antoni Marzo, nos reunimos con Jorge Mateo y Eva Tudela, de Acció Ecologista Agró. No hacía mucho nos habíamos reunido para hablar de la quema de la paja del arroz en la Albufera y ese día habíamos quedado en hacer una reunión más general. Y la hicimos ayer. El tema de la paja no quedó fuera de la conversación. Agró quiere revisar al final de la campaña cuál ha sido realmente la superficie quemada y nos ha reclamado el máximo de trabajo para habilitar zonas donde poder guardar la paja que se retira. Agró lleva tiempo gestionando un banco de paja en la Albufera y, este año, quieren que desde la Administración nos sumemos a esta línea de trabajo para poder multiplicar la paja retirada. 

  
Tudela y Mateo nos reiteraron la necesidad de revisar el proyecto del Barranc dels Frares de Godella para evitar así una intervención demasiado grande en la huerta de Rocafort y, en cuanto a parques naturales, nos han reclamado la incorporación de la Mola de Paterna, donde se pretendía hacer "Puerto Mediterraneo", en la ampliación del Parque Natural del Turia. 
 
Sobre la ZAL de Valencia quieren que nos impliquemos en la recuperación de los terrenos para revertirlos en huerta y, en general, nos pidieron ampliar la colaboración con los colectivos ecologistas. 
 
También hablamos de cuestiones relacionadas a la calidad del aire y de las cementeras que incineran residuos. Agró considera, y nosotros coincidimos, que hay que limitar estas prácticas y que el no a las incineradoras de residuos también vale para las fábricas que, sin ser propiamente, incineradoras de residuos también utilizan la incineración como fuente de energía. 
 
En general la coincidencia con las demandas de Agró son absolutas. Muchas de las reclamaciones que nos hacen están en marcha aunque, hay que reconocerlo, van a una velocidad de concreción mucho menor de la que tocaría. Por eso comprendemos perfectamente sus críticas. No es sencillo. Un Gobierno, más allá de lo que quiere hacer y se ha comprometido a hacer, debe ajustar su día a día en busca del interés general intentando implicar a la mayor parte de intereses particulares posible. Esto supone unos calendarios, unas negociaciones y una búsqueda de acuerdos que dilatan y dilatan los tiempos. Si, encima, sumamos la lentitud "garantista" de la administración pública, resulta lógico que cueste entender la lentitud de algunas políticas, que cosas que tenemos tan claro que queremos hacer cueste tanto hacerlas... es la distancia que hay entre el querer y el poder.

jueves, 19 de octubre de 2017

LA GENERALITAT REALIZA LA MAYOR SUELTA DE TORTUGAS CONTROLADAS POR SATÉLITE DE TODO EL MEDITERRÁNEO

La mañana de ayer tuvo dos escenarios muy distintos, pero eso sí, un elemento en común: el agua.

A primera hora estuve en la playa de El Saler, justo al lado del Parador, para participar en una suelta de tortugas dentro de los programas de rescate y cuidado que hacemos desde la dirección general de Medio Natural.


Llevamos ya mucho trabajo avanzado en este tema ya que en los últimos años se han producido diferentes puestas de huevos de tortugas marinas en varias playas valencianas. Son muchas las entidades que colaboran con nosotros en estos trabajos de conservación: las Universidad Politécnica de València, el Oceanogràfic, el grupo de voluntarios de Xaloc, el Parador de El Saler y, esta vez, también el ministerio de Medio Ambiente a través de un proyecto de financiación europea. 


Las tortugas que ayer soltamos nacieron en una playa de Sueca a principios del verano pasado. Poco después, una parte de las crías fueron liberadas en el mar pero otras se trasladaron al Arca del Mar del Oceanogràfic de València y ayer, ya mucho más crecidas, las soltamos, con una pequeño radiotransmisor en su caparazón, para poder monitorizarlas y hacer un seguimiento de todos sus movimientos.


Una suelta de estas características, de diez tortugas equipadas con localizadores, nunca se había hecho en el Mediterráneo.

De la playa de El Saler nos fuimos a Alzira, y del agua del mar pasamos a hablar del agua para el abastecimiento urbano.

En Alzira nos reunimos con los alcaldes de los 13 municipios de la comarca valenciana de La Ribera que se abastecen de la nueva ETAP (Estación de Tratamiento de Agua Potable) debido al exceso de nitratos de sus pozos.

Estos Ayuntamientos se han quejado históricamente del sobreprecio que tienen que pagar por el abastecimiento de agua por culpa de una contaminación que no han provocado ellos.


Ayer, en la sala de plenos del ayuntamiento alcireño, con el director general del Agua, Manuel Aldeguer, y dos técnicos de su departamento, presentamos a los alcaldes el Plan de Inversiones en Infraestructuras Hídricas para la comarca que significará obras por valor de 25 millones de euros a las diferentes poblaciones. Ayer abordamos cuáles deben ser los criterios a tener en cuenta a la hora de repartir la inversión entre los 13 municipios y cuáles son las obras que cada municipio considera más prioritarias, de manera que antes de dos años podamos iniciar los trabajos.

Ya de vuelta en Valencia y, después de comer, la actividad fue de lo más acelerada. 

A las 4 me reuní con los cuatro directores generales para revisar los presupuestos de cara a 2018, a la vista de la necesidad que se nos traslada desde la Conselleria de Hacienda de ajustar al máximo las partidas presupuestarias.


Inmediatamente después hicimos una nueva revisión en el despacho de la consellera Elena Cebrián sobre el conjunto de las cuentas del departamento.

A las seis, junto con la directora de Prevención de Incendios, Delia Álvarez, nos encontramos con alcaldes y concejales de Alfafara, Agres, Banyeres y Bocairent que nos presentaron un proyecto de aprovechamiento de la biomasa forestal y agrícola. 


Se trata de una iniciativa en la que llevan trabajando bastante tiempo y que pretende gestionar conjuntamente la biomasa de los cuatro municipios y convertirla en fuente de energía para calderas de calefacción. Nuestra acogida fue absolutamente positiva. Quedamos en que nos estudiaríamos el proyecto y colaboraremos en su puesta en marcha. Para nosotros es un ejemplo a seguir, necesitamos más y más pueblos interesados en este tipo de iniciativas. El aprovechamiento de esta biomasa residual ayuda a resolver tres problemas: el primero, es una alternativa a las quemas agrícolas, facilita la conservación y el buen estado de las franjas de bosque más cercanas a los pueblos y significa creación de puestos de trabajo y, por tanto, arraigo de la población en el territorio.

El día lo terminé en la sede de Compromís, en la plaza del Pilar de València, en una reunión de la Ejecutiva de VerdsEquo del País Valenciano: temas de funcionamiento interno, las partidas "verdes" en los presupuestos de la Generalitat para 2018 y la obligada referencia al proceso independentista catalán ocuparon el grueso del encuentro.

NO INCREMENTAR EL CANON DE SANEAMIENTO HA AHORRADO MÁS DE 100 MILLONES A LOS BOLSILLOS DE LOS CIUDADANOS

El próximo mes de noviembre será, para nosotros en la Conselleria, el mes del Cambio Climático. Sobre todo por dos cosas: la primera, a comienzos de mes se celebra en Bonn (Alemania) la COP23, la cumbre mundial contra el Cambio Climático que debe seguir trabajando en la implementación de los acuerdos de la COP21 de París, en la que la mayoría de los países del mundo se comprometieron a impulsar medidas para evitar un aumento de la temperatura del planeta superior a los 2 grados. La segunda, por todo el conjunto de actividades que tenemos previstas y que incluirán la presentación de la nueva Estrategia de Energía y Cambio Climático de la Comunitat Valenciana. La última semana de noviembre, en el marco de la Ecofira, estrenaremos el Ecoforum de Cambio Climático que, durante tres días, será un espacio de encuentro y debate entre empresas, sociedad civil y administraciones para debatir sobre proyectos y actuaciones vinculadas a la lucha contra el Cambio Climático. Además, antes de la cumbre de Bonn, la Cátedra de Cambio Climático de la Universidad Politécnica de Valencia tendrá también diferentes actividades entre las que destaca una conferencia de Teresa Ribera, una de las mayores especialistas españolas en el tema.

 
Este preámbulo me sirve para recordar que ayer ya empezamos con esta atención preferente a todo lo referente al Cambio Climático porque inauguramos la I Jornada de Investigación Universitaria sobre Cambio Climático. El acto estaba organizado por la Cátedra de Cambio Climático que hemos puesto en marcha conjuntamente la Uiversidad Politécnica de Valencia y nuestra Conselleria.

 
En mi intervención inaugural quise dejar claro el compromiso del Consell en la lucha contra las modificaciones aceleradas que la actividad humana está provocando en nuestro clima. Sabemos que no será sencillo. Tenemos muy claro que nosotros sólo somos una pequeña administración de un pequeño país pero también que cualquier esfuerzo suma, y nosotros lo estamos haciendo y lo seguiremos haciendo. La lucha contra el Cambio Climático es un claro ejemplo de políticas valientes y perseveraremos en ellas.
 
La Jornada arrancó con una conferencia del profesor norteamericano Edward S. Rubin (miembro destacado del IPCC, catedrático de Ingeniería y Políticas Públicas y Premio Nobel en 2007) que hizo un repaso a la situación actual y al papel de la educación y la investigación en la lucha contra el Cambio Climático, a los desafíos y las oportunidades que representa esta situación, además de reiterar la necesidad de apostar por las energías renovables y, sobre todo, a la necesidad de pasar de las palabras a las políticas concretas.
 
A continuación, y durante toda la mañana, hubo diferentes ponencias sobre agua, agricultura y ganadería, energía, residuos y servicios climáticos, transportes y divulgación.
 
Un poco después del mediodía, me reuní con el director territorial de nuestra Conselleria en Valencia, Javier Civera, para revisar las dos primeras semanas de la campaña de quema de la paja del arroz en la Albufera.
 
No disponemos todavía de todos los datos pero, de los primeros informes de los Agentes Medioambientales, que están haciendo un exhaustivo trabajo de seguimiento de toda la actividad, se desprende que ha habido un considerable número de incumplimientos. No los tenemos cuantificados, y habrá que incorporar también los datos del trabajo realizado por la Policía Autonómica y la Guardia Civil. A la vista de esos primeros informes, como digo, se detectan incumplimientos pero también una drástica reducción respecto al año pasado, y más control. Los expedientes los pasaremos a los responsables del control y el pago de las ayudas europeas. Ya explicamos que quien quemase fuera de las normas establecidas quedará también fuera de la posibilidad de cobrar.
 
Además de los informes completos, aunque sólo sean los primeros días y no toda la campaña, habrá que añadir también los resultados de las medidas realizadas en las estaciones de calidad del aire del entorno de la Albufera. También las empezaremos a tener en breve. Sabemos que ha habido momentos de altísimas concentraciones de humo pero aún no hemos hecho comparaciones con el año pasado para saber si podemos o no hablar de mejores prácticas.
 
A la dirección territorial están empezando a llegar también peticiones para, a partir del 8 de noviembre, poder quemar algunos campos de las zonas más altas de la Albufera. Como ya explicamos, revisaremos cada caso y, a pesar de estar en una zona donde las dificultades de gestión de los restos de paja son menores, si se justifica adecuadamente se podrán hacer quemas puntuales.

  
A primera hora de la tarde, con el gerente de la EPSAR, Enrique Lapuente, preparamos la reunión de la Comisión de Participación de la entidad. La EPSAR es la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales y el Consejo de Participación es la instancia en la que están representadas desde instituciones a grupos ecologistas, pasando por organizaciones sindicales, empresariales y otros colectivos sociales.
 
La sesión tuvo lugar a continuación y en ella dimos luz verde al proyecto de Presupuestos para 2018, revisamos el canon de saneamiento para el próximo año y el plan anual de obras.
 
En cuanto al presupuesto, está previsto que llegue casi a los 284 millones de euros, un 1% más que este año. Y en cuanto la tasa del canon de saneamiento se propuso, por tercer año consecutivo que quede congelada, es decir, no subirla. En el gráfico se puede ver cómo entre 2012 y 2015 el canon sufrió un incremento de hasta el 37% y, ahora, llevaremos tres años con incremento cero. De haber mantenido la subida, en estos tres años, lo que se han ahorrado las familias valencianas supera claramente los 100 millones de euros.


También en cuanto a obras, las perspectivas son muy diferentes a las que nos encontramos al llegar al Gobierno. La ausencia de proyectos era absoluta y, por tanto, la imposibilidad de poner en marcha trabajos era total. De hecho (como también se puede ver el gráfico, en la anterior legislatura la licitación de obras era testimonial. En 2016, EPSAR se dedicó a la redacción de proyectos y ya en 2017 la licitación se acercará a los 40 millones (ya se iniciarán algunas obras) y para 2018 la previsión es superar los 60 millones de inversión.

 
Durante 2017, además, la reducción de la deuda ha sido de 26 millones de euros y, en lo que llevamos de legislatura, los números rojos de EPSAR se han reducido en más de 100 millones.