sábado, 16 de septiembre de 2017

SEGUIR TRABAJANDO PARA MEJORAR LA GESTIÓN DE LOS RESIDUOS, ENVASES INCLUIDOS

Pasado ya todo el ajetreo de los dos días del Debate de Política General, y que ayer aún tuvo continuación con la demanda de opinión por parte de diferentes medios, este viernes podríamos decir que fue un día tranquilo. La preocupación de los medios era saber qué opinaba yo de que dos propuestas de resolución que se habían presentado sobre el SDDR no hubiesen sido aprobadas. Creo que, precisamente, el hecho de que no se aprobasen hace que todo siga igual. Estamos trabajando de manera muy cuidadosa pero decidida en el conjunto de la mejora de la gestión de los residuos en nuestra Comunitat y en el apartado de los envases no hay mejor manera de llevarla adelante que con un sistema de depósito. Seguiremos como hasta ahora. Lo teníamos en el programa, disponemos de muchos estudios al respecto, mucho trabajo hecho y ahora estamos viendo como otras comunidades (Navarra, Cataluña, Baleares...) lo tienen tanto o más avanzado que nosotros.

Envases abandonados en el cauce del río Segura (Guardamar del Segura, 2016)
La mañana de ayer la empecé con una reunión con el alcalde y el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Xaló, Marina Alta, Joan Miquel Garcés y Gerard Fullana, y diferentes técnicos municipales. Sobre la mesa, una serie de temas. Fue una visita bien aprovechada. Repasamos la necesidad de acelerar tanto como sea posible los trámites de revisión ambiental de un proyecto de construcción de un nuevo colegio para la población que el PP llevaba años prometiendo pero nunca hizo. La protección de la Sierra de Bèrnia también la tratamos. El lugar ha sufrido épocas de fuerte presión urbanístca y el ayuntamiento quiere garantizar la preservación del espacio. La Sierra de Bèrnia es, en estos momentos, paisaje protegido, lo que significa un alto grado de control y conservación. Ahora estamos en la fase de crear los entes de participación y gestión y elaborar los documentos de uso. No son procesos administrativos de conflicto pero sí largos y aún más debido a que son muchos los espacios protegidos que estaban aprobados pero sin documentos de gestión.

  
Xaló ha sido durante años un pueblo con graves problemas de pérdidas en la red municipal de agua. Desde los presupuestos municipales se ha hecho en los últimos dos años un fuerte esfuerzo para reducirlas y ahora nos pedían algunas inversiones complementarias que nos comprometimos a estudiar. Al igual que también acordamos que les ayudaremos a impulsar todavía más su proyecto de recogida de basura puerta a puerta.
 
Luego me reuní, junto con el director general de Medio Natural, Antoni Marzo, con el director conservador del Parque Natural de la Sierra de Espadán, José Vicente Escobar. El tema central de la conversación fue cómo podemos gestionar mejor los bosques de esa zona (y puede servir para otros) para evitar incendios y arraigar a la gente en el territorio.
 
Escobar nos planteó el gasto absolutamente millonario que significaría hacer todas las fajas perimetrales junto a los caminos del parque y las zonas de protección más cerca de las zonas habitadas para prevenir incendios forestales. La alternativa a estudiar es ligar todo este proceso de mejora de las condiciones de caminos y pistas con el uso de la biomasa resultante para ser usada como fuente energética en instalaciones sanitarias o, en general, en infraestructuras públicas del entorno del Parque. Hay que considerar que la distancia entre el espacio protegido y la ciudad de Castellón es muy pequeña.

 
Este uso de la biomasa forestal residual es una realidad en muchos países, sobre todo del norte de Europa, donde, ciertamente, las características de los bosques son diferentes. En nuestro país, el uso de esta biomasa está ligada más al aprovechamiento en los propios municipios donde están los bosques, pero no podemos descartar iniciativas más ambiciosas.
 
De cualquier modo, trabajaremos en la propuesta, vinculándola a todo lo que ya estamos trabajando en esta área y, con la colaboración de otras instancias del Gobierno, procuraremos resolver (en lo posible) un triple problema: la hiperdensidad en muchos de nuestros bosques, la falta de actividad económica en el mundo rural y el uso insostenible de fuentes de energía no renovables.
 
Hasta la hora de comer me dediqué a cerrar la agenda de actividades de cara a la próxima semana y, sobre todo, a leer y firmar una serie de documentos que tenía acumulados y que ya me reclamaban desde diferentes departamentos. Un par de días sin tiempo para la firma es sinónimo de un par de horas ante el ordenador leyendo y, como no, llamando a unos y a otros, para que me den detalles que en los documentos no aparecen.

No hay comentarios: