viernes, 8 de septiembre de 2017

MÁS Y MÁS INICIATIVAS (Y EL TRABAJO DE MUCHA GENTE) EN LA PREVENCIÓN DE INCENDIOS

Ayer terminé todas las reuniones monográficas con las diferentes direcciones generales de mi Secretaría Autonómica para enfocar los temas en marcha, los calendarios y las diferentes estrategias a desarrollar. 


Empecé a primera hora de la mañana en Prevención de Incendios, con su directora general Delia Álvarez. Tenemos importantes retos pendientes. La primera cuestión que revisamos fue el balance de incendios en lo que llevamos de verano. Por desgracia, empezamos con un gran incendio en Gátova, Segorbe y Altura, en junio, que quemó más de 1.300 hectáreas. Desde aquel no ha vuelto a haber ningún otro gran siniestro en nuestro territorio. Hace justamente un año se produjeron los incendios de Xàbia y Bolulla que quemaron más de 1.100 hectáreas. Esperamos no tener ninguna sorpresa desagradable en las próximas semanas. En todo caso, llegados a este punto hay que destacar la extraordinaria labor que han hecho y siguen haciendo nuestros Agentes Medioambientales, los equipos de Prevención y el personal de Extinción.


A lo largo de este verano se han producido un buen número de focos de incendios, pero su rápida detección y la intervención inmediata ha evitado que un pequeño fuego pudiera terminar convirtiéndose en un gran siniestro. A estas alturas de año llevamos quemadas alrededor de 1.400 hectáreas. El año pasado fueron 7.000; hace dos años, 2.500, y la media de los últimos diez años está en 9.000. Habrá que seguir con la guardia alta y haciendo toda la pedagogía que se pueda sobre la necesidad de comportamientos responsables en el bosque. Y, por supuesto, desde la Administración tenemos que seguir poniendo todos los medios posibles en Prevención, y lo que es más importante, ir incrementándolos. 

 
En este sentido, y de esto también hablamos ayer, en este semestre queremos tener a punto, empezando por los Parques Naturales, la adquisición de máquinas trituradoras que nos permitan evitar la quema de los restos de poda. Cuestión similar, que también abordamos, la quema de la paja del arroz en la Albufera. Las quemas forestales son un peligro por el riesgo de incendios y, en el caso de la Albufera, por el impacto que pueden tener en la salud de las personas. 
 
Más allá de eso, tenemos a punto iniciar la revisión de todo el paquete de Planes de Prevención de Incendios Forestales en los diferentes Parques Naturales, que será un tema que cerraremos en la reunión de la próxima semana con los directores. 
 
Al finalizar la reunión con Delia, continuamos la sesión con Manuel Aldeguer. De Prevención de Incendios a Agua. También teníamos una buena serie de temas por tratar, muchos de los cuales se pueden agrupar bajo el epígrafe de obras a poner en marcha. En general, son cuestiones sobre los que llevamos más de un año trabajando y que, como ya he comentado en alguna ocasión, empiezan a concretarse. Desde el inicio de las obras de la Margen Derecha del Júcar-Vinalopó hasta el Plan de Infraestructuras Hidráulicas de La Ribera que significará una inversión cercana a los 50 millones de euros, pasando por las inminentes obras anti-inundaciones en Alzira, el programa de subvenciones a proyectos municipales, la construcción de pozos y redes de abastecimiento en diferentes poblaciones del norte de Castellón, etc. Además, debemos avanzar en iniciativas más generales tales como una mejor ordenación administrativa de todo el ciclo integral del agua o en mejoras integrales del estado de ríos como el Júcar y, sobre todo, el Vinalopó. 

  
A continuación, y como ayer era jueves, me tocó ir al Palau de Fuentehermosa, al "Consellet", la reunión de secretarios autonómicos y subsecretarios previa al Pleno del Consell de esta mañana. Era mi primer "Consellet" después del verano. En realidad era el segundo pero como el jueves pasado aún estaba de vacaciones, la vuelta fue ayer. 
 
Ya después de comer, le llegó el turno a la dirección general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, el turno de Joan Piquer. Con él repasamos también temas en los que llevamos muchos meses implicados, como la renovación de la Autorización Ambiental para la cementera de Cemex en Buñol, que, a corto plazo, cesará la incineración de residuos tóxicos y peligrosos y, a posteriori, dejará de ser de hecho una incineradora de residuos; o la instalación que ha hecho el Puerto de Alicante de algunas de las medidas correctoras para evitar la contaminación y las molestias que provoca el trasiego de graneles por sus muelles. Ahora ya están en funcionamiento las cuatro estaciones de control y, con todas las partes implicadas, revisaremos los resultados en breve. 
 
Las tramitaciones administrativas de las penalizaciones por llevar residuos a los vertederos o a incinerar; el nuevo Plan Integral de Residuos, con la nueva ley del SDDR; la alternativa definitiva al macro-vertedero que el PP pretendía hacer en Llanera de Ranes; la renovación de los convenios con Ecoembes y Ecovidrio; o todo el calendario de presentación de la Estrategia de Energía y Cambio Climático fueron, entre otros, temas que, por tenerlos ya muy avanzados, consideramos que los podremos cerrar en los próximos meses. 
 
Hoy estoy de camino a Logroño para participar en la "Univerde" de EQUO. Debates, conferencias y cambios de impresiones que suelen ser muy interesantes; con la sostenibilidad, la ecología y la equidad social como ejes de discusión. También habrá tiempo para cuestiones de partido, eso seguro. En Logroño pasaré el fin de semana. El lunes volveré al despacho y a este diario.

No hay comentarios: