miércoles, 13 de septiembre de 2017

LA DELICADA GESTIÓN DE LOS PARQUES NATURALES, UNAS JOYAS QUE NO PUEDEN ESTAR EN LOS MUSEOS

La jornada de ayer fue monotemática, pero de lo más intensa. 
 
En el Centro de Interpretación del Parque Natural de la Calderona, en Nàquera (València), nos reunimos con los 12 directores conservadores de los 22 Parques Naturales. Con ellos estaban también los técnicos de los diferentes espacios protegidos (no llegan a disponer de un técnico por Parque) y también estuvieron en la reunión los directores generales de Medio Natural y de Prevención de Incendios, Antoni Marzo y Délia Álvarez, así como técnicos de los respectivos departamentos. 

  
En mi introducción quise destacar dos cosas: nuestro agradecimiento a los técnicos de los Parques por todo el trabajo que han hecho mientras no se han nombrado algunos directores y animarles a todos a ser atrevidos y valientes en la gestión de nuestros espacios protegidos. Estoy convencido de que tenemos a los mejores profesionales para alcanzar nuestras metas. Nosotros llegamos con la sana intención de que se note el cambio de las políticas depredadoras impuestas por el PP a las nuestras y, por ello, tenemos que ser decididos y aprovechar la ocasión. Proteger los espacios naturales, conservarlos, facilitar la vida en ellos de las personas que viven en su entorno y dar a conocer su gran valor, son nuestros principales objetivos. 
 
Hicimos un repaso exhaustivo del proceso de reforma de los documentos de ordenación y regulación de los Parques, así como también de cómo está resultando la experiencia de profundizar en los procesos participativos de su gestión. Hablamos de la relación con otras administraciones (en general positiva aunque con excepciones) y también de nuestros propios canales de comunicación.
Entre los problemas, más allá de los recurrentes en cuanto a falta de personal y presupuesto, hay que añadir también todo lo que hace referencia a la “capacidad de carga” que tienen estos espacios naturales y a cómo ordenamos las compatibilidades de uso. 

  
Ante las demandas de más presupuesto no dijimos ni una sola vez que las directores no tuvieran razón pero tampoco estaría bien que yo dejara pasar la ocasión para recordar que, entre 2010 y 2015, con el PP en el Consell, los presupuestos de Medio Natural se redujeron un 80% y, nosotros, en estos dos años, los hemos incrementado un 40%. Insuficiente pero cierto, así es. Al igual que fue también el PP el que, saltándose incluso una sentencia judicial que obligaba a que los directores de los Parques fueron funcionarios, se cargó esta figura y se inventó el puesto de «dinamizadores» escogidos a dedo y sin ninguna preparación garantizada (pero con vínculos políticos inquebrantables). 
 
Respecto a la “capacidad de carga” o las compatibilidades de uso, el incremento de ciudadanos que hacen deporte por la montaña, sobre todo en bicicletas, es una cuestión insoslayable. También las competiciones. En general, prevalecen dos principios: los Parques Naturales no son el marco adecuado para las competiciones deportivas (otra cosa es el uso recreativo deportivo) y tanto el número de practicantes como las zonas transitables hay que definirlas muy claramente. 

  
El 80% de los Parques sufre esta presión de forma bastante intensa. La presencia de bicicletas es una realidad y hay limitaciones ahora en vigor que se pueden revisar. Pero lo que debe quedar claro es que estamos hablando de bicicletas entendidas como vehículos para hacer «excursionismo sobre ruedas» no para hacer carreras. Las carreras de bicicletas están muy bien pero los Parques Naturales no son el marco adecuado. El diálogo está abierto y habrá que perfilar la normativa para que sea útil y satisfactoria para una mayoría preservando nuestros espacios naturales y su biodiversidad. 
 
Dos cuestiones de funcionamiento que también tocamos fue la necesidad de fortalecer la «Marca Parques» que es el “aval” que, desde Conselleria, damos a las empresas vinculadas a nuestros espacios protegidos (desde productos agrícolas a restaurantes, hoteles o entidades de ocio) que garantizan una excelencia en su oferta, así como la organización de las brigadas que, a través de VAERSA, trabajan en todos los parques. En este último tema, hay que flexibilizar cuestiones de horarios y presupuestarias para adaptarse mejor a las diferentes realidades de cada lugar. 
 
La parte final de la reunión la dedicamos a la Prevención de Incendios. Explicamos cómo estamos haciendo el proceso de revisión de los Planes de Prevención en los Parques Naturales, el funcionamiento de las Mesas de concertación post-incendio y las medidas alternativas que impulsamos para evitar las quemas agrícolas 
 
La tarde, porque regresamos por la tarde de Náquera, la dediqué a firmar, revisar documentos y preparar agenda. 
 
Hoy toca Debate de Política General. Tendremos que estar atentos.

1 comentario:

Lucia Doñate dijo...

Julià no te olvides del otro personal de los PN, el personal de tu querida VAERSA, los técnicos medioambientales, novados a Guías y esperanzados en volver a Educadores Ambientales y las Brigadas de Parques, la gente que día a día lo damos todo por nuestros parques, con técnicos, con Directores/as o sin ellos, hemos pasado muchas penalidades y ahora estamos esperando dos años a que mejoren las cosas en los parques.........y no llega, Julià acuérdate de nosotros y nosotras.