sábado, 30 de septiembre de 2017

CASI UN MILLAR DE CONTENEDORES A DISPOSICIÓN DE LOS AYUNTAMIENTOS PARA RECOGER LA FRACCIÓN ORGÁNICA

 
La jornada de ayer, como casi toda esta semana, estuvo muy marcada por el tema de la paja del arroz. Ya hemos alcanzado un acuerdo, que no ha sido sencillo, pero nosotros estamos satisfechos. Dijimos que, este año, habría una significativa reducción en la superficie a quemar y así será. De las 15.000 hectáreas que se quemaron el año pasado, este año hemos marcado el límite en unas 6.000. Después podrá haber casos concretos donde, justificadamente, se puedan realizar quemas puntuales ya al final del otoño. En todo caso se trata de evitar problemas ambientales y éso está garantizado. Hay que tener claro que esto no es un parche para pasar este año y volver a las quemas generalizadas el año que viene, al contrario. En próximos años, tenemos que ir apostando por las alternativas al fuego en la gestión de la paja del arroz y, así, ir limitado cada vez más las quemas hasta que no sean ningún problema ambiental.

La clave, ahora, es garantizar que todo se haga como toca: con el tiempo adecuado, en las horas marcadas y de manera escalonada. En esto es en lo que trabajamos ayer. Ahora ya es momento de la entrada en escena de los técnicos. Ayer establecimos la aplicación de los acuerdos alcanzados: cómo será la tramitación de las demandas de quema, los permisos, la información, el control, el seguimiento, etc.

También pudimos reunirnos con la dirección territorial de Valencia y los responsables de los Agentes Medioambientales del entorno de la Albufera. Adaptaremos los turnos de trabajo a las necesidades de vigilancia, reforzaremos su presencia y también contaremos con la Policía Local, la Policía Autonómica y el Seprona de la Guardia Civil.


Antes de centrarnos en la cuestión referida, hicimos una reunión del consejo de dirección de la Secretaría Autonómica. Con los cuatro directores generales revisamos los temas más importantes que tenemos sobre la mesa. Sólo destacaré una de las cosas comentadas; ya nos han llegado más de 900 contenedores de recogida selectiva de orgánica. 


Se trata del primer concurso de compra, y ya está en marcha el segundo. Son contenedores que irán a los ayuntamientos que están implantando el quinto contenedor para separar la materia orgánica del resto de la basura. En dos años, más de un centenar de pueblos están desarrollando programas de recogida selectiva de orgánica. Estos contenedores que nos llegaron ayer serán herramientas fundamentales para su desarrollo.


Durante la mañana también me ocupé, junto a los responsables de Evaluación Ambiental, de revisar las alegaciones que vamos a presentar a la Ley de Minas que está preparando la Conselleria de Economía Sostenible. Hemos alegado desde las direcciones de Agua, de Medio Natural y de Calidad Ambiental.

La tarde no la pasé en Valencia sino en Madrid donde estuve en una reunión de EQUO a nivel federal.

No hay comentarios: