miércoles, 2 de agosto de 2017

UN DÍA GRATIFICANTE Y ÚTIL EN EL PARQUE NATURAL DE CHERA-SOT DE CHERA

Chera y Sot de Chera. Esos fueron los dos pueblos donde transcurrió nuestra jornada de ayer. Con Enrique Pastor, el asesor de Asuntos Generales de nuestra Secretaría Autonomía, fuimos por la mañana a la primera de estas poblaciones, a Chera, (que, por cierto, estaba en fiestas) para participar en una suelta de cangrejos autóctonos en la zona de la "Fuente Gorda ". 



Con nosotros estuvo también el alcalde de la población, Alejandro Portero, un grupo de nuestros agentes medioambientales y personal de la Conselleria.

   
La actividad la hicimos con un grupo de jóvenes voluntarios que participan en un campo de trabajo internacional que se hace todos los veranos en Chera. Son chicas y chicos de diferentes puntos del Estado y de distintos países europeos. Realizan toda una serie de actividades en la zona, desde talleres de piedra en seco, adecuación de balsas para anfibios, arreglo y mejora de sendas, hasta cursos de educación ambiental o fabricación y colocación de cajas nido para aves y cajas refugios para murciélagos. Obviamente, también tienen tiempo para la fiesta y la diversión... pero sobre eso ayer no hablamos. 

 
Terminada la suelta de cangrejos, que fue accidentada y más breve de lo esperado, porque nos cayó una buena tormenta paramos a tomar un café y a continuación, junto con la directora del Parque Natural de Chera-Sot de Chera, Teresa Camps, y el jefe de servicio de Parques Naturales, José Antonio Hernández, hicimos un minucioso recorrido por todo el espacio natural protegido. Arrancamos en Chera y acabamos en Sot. 

  
El Parque Natural, uno de los más pequeños de la Comunitat Valenciana, tiene poco más de 6.400 hectáreas, está a caballo entre las comarcas de la Serranía y la Plana de Utiel-Requena. Es una perfecta combinación de barrancos y campos de cultivo, de zonas de alto interés geológico y de cascadas de agua, de espacios de ocio y de montañas de más de 1.000 metros, como el Pico Ropé o el Morón. En la zona hay más de 180 fuentes. 


Estuvimos en el río Reatillo, o río Sot, y en el barranco de la Hoz, y en el embalse del Buseo, el único embalse propiedad de la Generalitat, tras una delirante gestión del parte del Partido Popular, y que ahora vamos a arreglar.


Contemplamos saltos de agua como el de "La Garita", un espacio muy sensible; las zonas de acampada libre, las tierras marcadas por incendios pasados, los bosques maduros junto a bosques hiperdensos de pinos sobre los que nunca se ha trabajado. 

 
Encontramos cosas que nos sorprendieron, también alguna en negativo, y de la que tocará ocuparse para mejorarla. 

La delimitación que en su día se hizo del Parque Natural fue más que discutible. Entre la presión agraria, la posibilidad de un futuro desarrollo ligado a la construcción y el supuesto negocio de las energías eólicas, ahora quedan zonas, sobre todo en las partes más altas, que están fuera de protección y que, desde hace tiempo, tenemos hablado con los Ayuntamientos sobre la posibilidad de integrarlas. Por otro lado, por la vertiente de Sot de Chera, lindando con el término municipal de Chulilla, la ampliación del Parque Natural del Turia hará que los dos parques estén conectados, lo que le puede dar un gran valor y un gran interés para todo el conjunto. 

 

A la Conselleria regresamos ya por la tarde. Ayer fue un día de pisar el territorio, no de ocuparnos de él sobre el mapa, en un informe o en un documento. Fue un día gratificante. Y estoy seguro de que muy útil.

No hay comentarios: