viernes, 28 de julio de 2017

POLÍTICAS VALIENTES Y TRÁMITES SIEMPRE FARRAGOSOS


Lafarge volvió a ser el tema que me ocupó ayer el inicio de la jornada. Teníamos reunión con el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Sagunto. En realidad, el tema a tratar no era la ampliación de la explotación de la cantera del Salt del Llop sino la tramitación del Paraje Natural Municipal de la montaña de Romeu. Lo que pasa es que son temas tan cercanos, que no hay manera de separarlos. Les explicamos que estamos ultimando la ampliación mencionada y que la declaración del Paraje sigue su curso.

 
El alcalde, Quico Fernández, y la concejala de Medio Ambiente, Teresa García, vinieron a la Conselleria para conocer de primera mano del director general de Medio Natural, Antoni Marzo, el estado de los trámites para hacer la declaración definitiva del Paraje Natural. Yo también me incorporé a la reunión. El Pleno Municipal de Sagunto aprobó la solicitud correspondiente el pasado mes de marzo. El proyecto está ahora a punto de entrar en Evaluación Ambiental y, yendo las cosas con los ritmos normales de estos trámites, la declaración como Paraje Natural podría hacerse efectiva el próximo verano, el de 2018.
 
Precisamente a la Comisión de Evaluación Ambiental fue donde acudí a continuación.
Lo más destacado de la sesión fue la revisión de los documentos de alcance de las áreas metropolitanas de Valencia y Alicante y el área funcional de Castellón. Se trata de diseñar las infraestructuras verdes, los asentamientos urbanos y las infraestructuras de movilidad del entorno de las capitales valencianas. La realidad económica, social y ambiental se va modificando y hay que tener eso previsto para asegurar un equilibrio territorial sostenible. Las limitaciones físicas de nuestro territorio son ya una realidad y hay que adaptar las políticas.

  
En la sesión analizamos también el Plan General de Adsubia que necesitará de nuevas correcciones y, para ir a cuestiones más puntuales, el Plan de Protección de la Torre de Almudaina y un interesante estudio sobre la recuperación de masías en Moixent dentro de un Plan de Alojamientos Turísticos.
 
A última hora de la mañana, me reuní con el subsecretario de la conselleria, José Moratal, para tratar diferentes cuestiones sobre tramitación administrativas pendientes y temas de personal. El día a día es un contradicción permanente entre la voluntad de hacer políticas valientes y tramitaciones administrativas que van lentas.
 
A continuación me fui a Gátova. Con el alcalde Manuel Martínez de anfitrión y con la directora general de Prevención de Incendios, Delia Álvarez, como maestra de ceremonias, constituimos la Mesa de Concertación Post-incendio de la Calderona, el que padecimos el pasado 28 de junio. La Mesa de Concertación es la herramienta de participación que, para todos aquellos incendios de más de 500 hectáreas (el de la Calderona quemó 1.200), ponemos en marcha desde la Secretaría Autonómica de Medio Ambiente para garantizar que todos los agentes sociales implicados puedan realizar sus aportaciones en los procesos de recuperación de las zonas quemadas.


Jaime Baeza, del CEAM, comenzó haciendo una detallada explicación del informe que nuestro Centro de Investigación ha hecho del incendio. Baeza explicó cómo actuaron las llamas, qué características tenía el bosque quemado y cuáles eran las recomendaciones básicas para iniciar la recuperación de los terrenos afectados.
 
Después, todos los participantes, desde los alcaldes de las poblaciones del entorno hasta las asociaciones deportivas, de cazadores, agricultores, ganaderos, excursionistas, culturales, pasando por representantes de los agentes medioambientales o de la Confederación Hidrogàfica, hicieron diferentes observaciones, reclamaciones y propuestas. Pasamos de las necesidades para hacer efectiva la recuperación de los bosques incendiados a cuestiones mucho más genéricas sobre las políticas necesarias para hacer efectivo el desarrollo rural. Hablamos de la necesaria ordenación de los bosques, de las ayudas europeas para hacerlo realidad. Hubo muchas referencias a la necesidad de aumentar los presupuestos en Prevención de Incendios y en potenciar el papel de los campos de cultivo para favorecer las discontinuidades forestales. Nos comprometimos a una iniciativa en la que hace meses estamos trabajando que es poner a disposición de los Ayuntamientos máquinas trituradoras de los restos de poda agraria para evitar quemas que representan un peligro inaceptable. El papel de la ganadería extensiva, la presencia de deportistas y cazadores en el territorio y, como siempre hace, el alcalde de Olocau, Antonio Ropero, volvió a defender la necesidad de buscar financiación finalista directa que implique a toda la ciudadanía en la protección de los bosques. Desde nuestra Secretaría Autonómica compartimos su diagnóstico. Ropero hizo referencia concretamente a algo parecido a una tasa turística y aseguró que no deberíamos tenerle miedo porque la mayoría de nuestros visitantes extranjeros la pagan en sus países.

La Mesa terminó con la formación de los diferentes grupos de trabajo que se irán reuniendo y, coordinados desde Conselleria por el equipo de Prevención de Incendios, propondrán y harán un seguimiento de todas las iniciativas para garantizar la mejor recuperación posible de los terrenos quemados.

No hay comentarios: