martes, 4 de julio de 2017

EL DÍA DESPUÉS DEL INCENDIO DE LA CALDERONA

Este pasado fin de semana ha sido complicado en cuanto a incendios. Si bien ha quedado controlado el fuego de la Calderona, del que ya he ido hablando estos días, hemos tenido algún que otro susto que, gracias a los profesionales de prevención y extinción, no ha pasado a mayores. Por ejemplo, en Confrides, en plena Sierra de Aitana, el domingo hubo otra alerta que dio el observatorio de la Serrella y, gracias a ello, la superficie afectada no llegó a las 0'2 hectáreas. 

  
En todo caso, sí quiero aclarar una información publicada también este domingo por el diario "Las Provincias" que titulaba "La Calderona, sin plan contra incendios". Simplemente no es cierto. El Parque Natural de la Sierra Calderona sí tiene plan contra incendios en vigor. Cuando en 2016 pasaron los 10 años desde la puesta en marcha del plan, tal como estaba previsto, se puso en marcha el proceso de revisión del mismo. Esto no quiere decir, de ninguna manera que el Parque se quedara sin plan. Simplemente que se abre su revisión; que se incia el estudio de cómo ha funcionado y de cuáles son las modificaciones que se cree conveniente hacer. El tema se trató en la correspondiente Junta Rectora del Parque, donde están representados los diferentes agentes sociales interesados, desde Ayuntamientos hasta grupos excursionistas, y ahora estamos ya en la redacción de la revisión. Un titular como el mencionado no se ajusta para nada a la realidad, y publicado en pleno incendio es claramente desinformativo. Dicho queda. 
 
En cuanto a la jornada de ayer lunes, inicio de semana, la empecé revisando la agenda de los próximos días que, para no perder las buenas costumbres, irán cargaditos de actividad. 
 
Sin demasiado tiempo por delante, junto con el asesor de Asuntos Generales, Enrique Pastor, nos desplazamos hasta Tavernes de la Valldigna. Tenía una visita comprometida desde hacía tiempo y un par de veces la había tenido que anular por diferentes imprevistos. Ayer pude cumplir con la agenda prevista. 

  
En primer lugar, fuimos al Ayuntamiento. Allí, entre el alcalde Jordi Juan y el regidor de Medio Ambiente, José Llácer, nos presentaron el proyecto que denominan "Bosc Alpesa", nombre de una empresa local la que, junto con Porcelanosa, trabaja con el Ayuntamiento para recuperar una serie de zonas de la localidad para convertirlas en sumideros de CO2. Son espacios de características muy diversas. Desde un terreno con un vertedero abandonado hasta zonas que han sufrido un incendio, pasando por otras que tienen diferentes programas de recuperación o son zonas protegidas a mejorar. En total representan una superficie de más de 2 millones de metros cuadrados que calculan podrán absorber más de 140.000 toneladas de CO2 durante cuarenta años. 
 
La voluntad del Ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna es poder implicar a todas las administraciones en el proyecto y conseguir suficiente financiación de la Unión Europea que garantice su continuidad. Nosotros nos comprometimos a trabajar y colaborar en todo lo que sea posible y facilitar al máximo la concreción del plan de recuperación. La recuperación del territorio es, en un futuro inmediato, una garantía de lucha contra el Cambio Climático, pero en tiempo presente también una manera de poner en valor nuestro patrimonio, enriquecerlo y crear puestos de trabajo. 
 
Con Jordi Juan y José Llácer también fuimos a la zona de la playa de Tavernes, a ver el lago de la Goleta, un espacio natural encajonado entre torres de apartamentos que el consistorio trabaja por mejorar. A través de filtros verdes y distintas medidas para garantizar agua de la máxima calidad posible, el Ayuntamiento trabaja por su preservación. 

 
La última escala de la visita fue ir a conocer la fabrica de Alpesa, una empresa familiar de la población que da trabajo a más de 150 personas y que colabora con el Ayuntamiento en el mencionado plan de sumideros de CO2. 
 
Pudimos ver todo el proceso de fabricación de los diferentes tubos de cartón que elaboran y que, en buena parte, exportan. Tienen fábricas en Barcelona y Córdoba, además de la de Tavernes, y producen más de 45.000 toneladas de este tipo de tubos al año. Trabajan también en la producción de palets de cartón, más ligeros y económicos que los de madera, y están convencidos de que pueden ser una buena opción de futuro. 

 
Terminadas las visitas comimos en la playa de Tavernes. Cuando tocaba pagar, Sergio Altur, de la empresa Alpesa, ya lo había pagado. Muchas gracias. Es la segunda vez que me invitan "a traición", en la anterior ocasión fueron los amigos de la Comunidad de Regantes de Sueca al principio de la legislatura. 
 
De vuelta a Valencia, tuve una reunión con la dirección general de Presupuestos, de José Moreno, junto con el director y el subdirector de VAERSA, Vicent García y Benjamín Maceda, y el subsecretario de nuestra Conselleria, José Moratal. Revisamos una serie de cuestiones pendientes relacionadas con sustituciones e incorporaciones de trabajadores, nuevas inversiones a realizar en las plantas, Relación de Puestos de Trabajo de la empresa y adaptación de la calificación de grupos, en concreto fórmulas para subir a los operarios con niveles más bajos a otros superiores que les reconozca el trabajo que realizan. Llevamos bastante tiempo peleando por estas cuestiones pero la suma de complicaciones administrativas, limitaciones que nos vienen del gobierno de Madrid y nuestras dificultades económicas y operativas retrasan la solución. En Presupuestos están dispuestos a la mejora si se justifica, y nosotros tenemos más que claro que dicha mejora está plenamente justificada.

No hay comentarios: