viernes, 14 de julio de 2017

EL AGUA DE NUESTRAS PLAYAS ESTÁ MUY CONTROLADA Y LIMPIA

Foto: Michael Cohen

Ayer terminamos la semana con la habitual reunión de dirección de los viernes. Ayer, además de los directores generales también estuvieron el director de VAERSA, Vicent García, y el gerente de la EPSAR, Enrique Lapuente.

Con ellos repasamos los temas más urgentes, cuestiones de personal y de encomiendas en el caso de VAERSA y obras pendientes en el caso de EPSAR.

Después con los directores generales acabamos de preparar el listado de objetivos de nuestra Secretaría Autonómica de cara al Seminario del Consell que a finales de mes se hará en Ademuz. 


A continuación tuve una reunión con técnicos de la dirección general del Agua para tratar los protocolos que seguimos sobre el control de la calidad del agua en las playas valencianas.

Hace tres días se tuvo que cerrar la playa del Norte de Peñíscola por contaminación fecal. Ayer de mañana también hice diferentes entrevistas con medios de comunicación que, a resultas de la noticia de Peñíscola, querían tratar el tema.

En el País Valenciano hay un total de 216 puntos de baño marítimos, para entendernos, 216 playas (49 en Castellón, 59 en Valencia y 108 en Alicante). Desde la dirección general del Agua se hace un control ordinario semanal de cada punto de baño, esto va a laboratorio y, de allí, vuelve a nosotros y se envían los resultados a los Ayuntamientos. 


El análisis se orienta a la presencia de bacterias intestinales como la E.Coli y enterococos. Se trata de contaminación fecal. No son vertidos tóxicos ni nada parecido que ya entrarían en un nivel de mayor peligrosidad y que rebasa este control ordinario.

Las situaciones de necesidad de cerrar alguna playa por esta contaminación fecal son muy extrañas. A lo largo de todo el verano, no suelen darse más allá de 8 ó 10 casos que, como en el de Peñíscola, al día siguiente, cuando se vuelven a tomar muestras, suelen haberse recuperado los valores correctos. Si tenemos en cuenta que estamos hablando de 216 puntos de baños y de 45 días de control, los problemas están en el 0'01% de los casos. 


A lo largo de la jornada, trabajamos también en la incorporación de propuestas en diferentes programas de impulso medioambiental del Gobierno de España (planes PIMA) y en la preparación de una resolución urgente en espera de que esté definitivamente tramitada la Orden de Vedas de Caza ya que el plazo de permisos arrancaba este fin de semana y no estaba a punto la normativa. En ambos casos, los tiempos se nos echaban encima.

Antes de dejar el despacho, y hablando de que el tiempo se nos echa encima, me sumergí durante más de una hora en el ordenador para desbloquear un listado largo de firmas pendientes en documentos de lo más diversos. Me tomo lunes y martes para gestiones personales en Barcelona. El móvil hará de despacho rodante. 


No hay comentarios: