viernes, 16 de junio de 2017

UNA JORNADA ÚTIL Y 1.250 VECES MÁS BARATA QUE LAS QUE HACÍA EL PP


No se había hecho nunca y ha sido una iniciativa del director general del Agua, Manuel Aldeguer. Ayer celebramos en la sede de la Conselleria una «Jornada sobre la Gestión del Ciclo Urbano del Agua» que reunió a once de las diecisiete comunidades autónomas. Estuvieron representadas Andalucía, Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Euskadi, Galicia, Murcia, Navarra y nosotros de anfitriones. 

 
La jornada la inauguró la consellera Elena Cebrián a primera hora de la mañana y la clausuré yo a media tarde. 

 
Entre medias todas las comunidades expusieron sus respectivos modelos de gestión del ciclo urbano del agua, es decir, cómo afronta cada una ese enorme reto: abastecimiento, saneamiento, controles, entes reguladores, observatorios, depuración... El acceso al agua es un derecho fundamental de las personas pero, también, un gran negocio en el que se mueven miles de millones de euros. 

 
Lo que ayer se puso de manifiesto es que la regulación presenta muchos modelos diferentes. Una reunión como la que convocamos ayer en Valencia, y que tendrá continuidad dentro de seis meses en Sevilla, debería ser realmente el Gobierno central el que se encargara de organizarla pero no hay noticia de su interés.


Nuestra apuesta es incrementar la gestión y el control público del ciclo urbano del agua y, por ello, es fundamental conocer lo que se está haciendo en otros lugares y ponerlo en común. 


La necesidad de una mayor coordinación entre las diferentes administraciones implicadas fue durante la jornada una coincidencia generalizada, así como la urgencia en definir el papel de las comunidades autónomas en la gestión y el control. También se habló tanto de los procesos de remunicipalización que se están desarrollando en Cataluña como de los mensajes privatizadores que se lanzan en otras comunidades. Nosotros estamos, sobre todo, para facilitar que los Ayuntamientos tengan el máximo de información y posibilidades a la hora de elegir el modelo de gestión que más les interese y resulte más beneficioso para sus ciudadanos. 

 
Por último, lo que no quiere decir que tenga menor importancia, quiero hacer referencia al presupuesto de la Jornada, a falta de cerrarlo definitivamente, porque estará por debajo de los 800 euros. Hacer cosas que no se han hecho nunca, hacer cosas objetivamente útiles, no tiene porqué ser especialmente caro. En esto, tanto por precio como por utilidad, también nos diferenciamos de anteriores gobiernos de la Generalitat. Sólo con lo que costaba un día de los "Valencia Summit" de Camps, Barberá y Urdangarín se podrían haber organizado 1.250 jornadas como la de ayer.
 
Mi presencia en el debate sobre la gestión del ciclo urbano del agua la tuve que interrumpir al final de la mañana para participar en el "Consellet" de todos los jueves. Precisamente ayer, de nuestro departamento, llevábamos cinco convenios con las universidades públicas valencianas (la Jaume I, la de Valencia, la Politécnica, la de Alicante y la Miguel Hernández) para la realización de proyectos de investigación aplicada a recursos hídricos.

No hay comentarios: