sábado, 24 de junio de 2017

MEJORAR EL CEAM, PORQUE UN PAÍS QUE NO INVESTIGA VIVE HIPOTECADO


La ronda de reuniones con los funcionarios de mis direcciones generales la acabé ayer en un encuentro con los trabajadores de Prevención de Incendios Forestales y Educación Ambiental. Se trata de una dirección general de nueva creación, dirigida por Delia Álvarez, y que nos ha costado mucho poner en pie. Disponer del personal necesario para hacer el trabajo (y es mucho el que tenemos que hacer) no es sencillo. La red administrativa es compleja y los trabajadores se incorporan con cuentagotas. Las direcciones territoriales están todavía por completar. Los funcionarios se quejaron de la falta no sólo de técnicos sino, sobre todo, de personal administrativo. Poner en valor tanto el Centro de Educación Ambiental (CEA) como el Centro de Información y Documentación Ambiental (CIDAM) fueron dos reclamaciones reiteradas. Y también se criticó el software libre que utilizamos y que, según algún uncionarios, da muchos problemas con demasiada frecuencia.

  
Después de contestar algunas llamadas que tenía pendientes y firmar documentos acumulados sobre la mesa, con el asesor de Asuntos Generales, Enrique Pastor, nos fuimos hasta las instalaciones del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM) que está en el Parque Tecnológico de Paterna. Allí, con la directora gerente Dora Cabrera de anfitriona, nos reunimos con una veintena de investigadores del centro. El CEAM es una institución de referencia a nivel internacional pero sufrió graves recortes en los últimos años de gobierno del Partido Popular. Sólo un ejemplo, de 2009 a 2015 se despidió al 75% de los investigadores que trabajaban en el CEAM.
 
Más dinero y más personal son "los dos mandamientos que resumen todo", tal como dijo uno de los investigadores. Yo reiteré el orgullo que sentimos de tener un centro como el CEAM y que, a pesar de algunos rumores que los mismos trabajadores nos hicieron llegar, procuraremos reforzar la entidad y no disolverla, ni diluirla.

 
Tener un centro de investigación científica autonómico es orgullo de país y el ejemplo de que, también en este campo, podemos hacer un trabajo de referencia sin necesidad de estar supervisados por un organismo de ámbito estatal. Colaborar sí, con Universidades, el CSIC y cualquier otro centro de investigación nacional e internacional, pero siempre desde una posición de fuerte implicación y compromiso por nuestra parte.
 
El trabajadores del CEAM nos pidieron que, desde Conselleria, planifiquemos el futuro del organismo atendiendo a lo que se quiere de él y también pidieron un mayor reconocimiento laboral al trabajo que desarrollan y a la experiencia que tienen.
 
Antes de comer, y ya en la última reunión del día y la semana, nos reunimos con la Asociación de Propietarios Forestales de la Comunidad Valenciana (AFOVAL). Con su nuevo presidente al frente, Santiago Chiva, nos reclamaron que la administración ayude también a la retirada en terrenos privados de los árboles dañados por las tormentas del invierno pasado. Muchos ya han iniciado los trabajos pero defienden que igual que hay dinero del Fondo de Contingencia para bosques públicos debe haberlo para los privados. Los propietarios forestales argumentan que la gestión forestal es clave para fijar a la población en el territorio y para luchar contra el cambio climático y, como en los bosques no hay negocio, hay que incentivar la actividad desde las administraciones.

  
Estamos de acuerdo. Lo que es imprescindible es que la gestión se haga de manera controlada y coherente, que nadie vaya por su cuenta. Dicho esto, les explicamos que, efectivamente, vamos a destinar fondos de "Contingencia" para bosques privados en las zonas más afectadas de l'Alco, el Valle de Ayora-Cofrentes, la Plana de Utiel-Requena, Los Serranos, El Alto Palancia, El Alto Mijares y Els Ports. En los próximos días se determinará cuáles han sido las fincas más afectadas para comenzar los trabajos lo más pronto posible.

1 comentario:

Sarbatxo Sarbatxo Sarbatxo dijo...

Mucho que arreglar en el CEAM, en la dotación presupuestaria, en los medios y en el reconocimiento laboral de los trabajadores (salario, promoción,...)