jueves, 1 de junio de 2017

MEJORAR EL CICLO URBANO DEL AGUA CON LA EPSAR Y ENRIQUE LAPUENTE

Como todos los jueves, ayer tocaba "Consellet". Hoy es viernes, hay Pleno del Consell, así que ayer tocaba prepararlo en la reunión de secretarios autonómicos y subsecretarios que semanalmente se reúne en el Palau de Fuentehermosa. De nuestra Secretaría, llevábamos diferentes convenios con los Consorcios de Residuos para inversiones en Ecoparques, unas modificaciones en nuestro reglamento interno y cuatro autorizaciones a la EPSAR (Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales) para las concesiones de funcionamiento de las depuradoras de Calp, Denia, Benicarló, Ondara y Pedreguer. Hay pocas áreas vinculadas a mi Secretaría donde se esté llevando a cabo una tarea de reversión de las viejas malas prácticas tan importante como en la EPSAR. Sin apenas personal, sin los medios necesarios y con absoluta transparencia y participación, el gerente Enrique Lapuente ha convertido un pozo negro de corrupción en una empresa en mejora continua. Queda, cómo no, mucho trabajo por hacer, pero saberse en manos de personas tan competentes como Lapuente aporta mucha tranquilidad. Sus diagnósticos son precisos y certeros, y su manera tranquila pero firme a la hora de impulsar sus decisiones, una garantía de acierto. Aprovechar su fuerza y la de la EPSAR para mejorar la gestión del ciclo urbano del agua es un reto para los próximos años. 
 
El "Consellet" fue al final de una mañana bastante repleta de actividad. 


Empecé preparando una intervención que tenía que hacer al mediodía en la clausura de la jornada sobre el Plan de la Diversidad Agraria Valenciana, y la primera reunión que tuve fue con Tomás Ferrandis, jefe de gabinete de la
Vicesecretaría General de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP), y Juli Cànoves, asesor en la institución. 

  
La FVMP es un organismo con el que hemos tenido menos relación de la que aconsejable ya que se trata de una herramienta potente para contactar con los Ayuntamientos, los alcaldes y los concejales de toda la Comunitat. Nos comprometimos a recuperar el tiempo perdido. Para nosotros puede ser muy útil poder explicar bien y compartir nuestros proyectos y sumar complicidades; a los municipios les puede permitir conocer mejor proyectos que, de una manera u otra, les acabarán afectando, pudiendo así influir en ellos. 
 
Por ejemplo, ayer comentamos al posibilidad de participar, de cara al próximo otoño, en unas jornadas que están planteándose desde la FVMP sobre urbanismo sostenible. Nuestra disposición es absoluta. 
 
Luego, con el secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Rodríguez Mulero, fui a clausurar la jornada que he comentado antes sobre el Plan de la Diversidad Agraria Valenciana. Allí expliqué nuestra implicación desde el CIEF (Centro de Investigación y Experimentación Forestal) y el Banco de Semillas en este Plan. Los grandes mercados globalizados están provocando una evidente erosión de la diversidad agroalimentaria y, por ello, el desarrollo de variedades locales es clave para la agricultura ecológica y los mercados de proximidad. Rodríguez Mulero destacó, con mucho sentido, que la apuesta por las variedades locales significa apostar por el futuro de la agricultura valenciana porque ayudará a la profesionalización de nuestros agricultores. 


La siguiente parada fue el "Consellet" del que ya he hablado. 
 
Después de comer, mantuve una reunión con el director general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Joan Piquer, para repasar diferentes asuntos que teníamos pendientes, desde inversiones de fondos europeos a la futura planta de transferencia de residuos de la comarca valenciana de la Vall d'Albaida, pasando por la próxima reunión de la Comisión Interdepartamental de Cambio Climático que celebraremos el lunes, expedientes pendientes de contaminación ambiental, cuestiones de personal de su departamento o la visita del "Rainbow Warrior" de Greenpeace el próximo 8 de junio a Valencia. 
 
A continuación, los dos, junto al asesor de Asuntos Generales, Enrique Pastor, acudimos al despacho de la consellera Elena Cebrián y tuvimos una provechosa reunión sobre residuos. Repasamos parte del trabajo realizado en los últimos meses y todo el proceso de participación y conversaciones mantenido en torno a nuestro proyecto de gestión de envases basado en el Sistema de Depósito y Devolución (SDDR) que nos debe situar a la vanguardia de los países que mejor gestionan estos residuos.

No hay comentarios: