miércoles, 7 de junio de 2017

LA MUERTE DE UNO DE NOSOTROS

Ayer volvió a ser uno de esos días complicados. Y no precisamente por aquellos temas que no acabamos de resolver o por errores que cometemos y que después debemos revertir, no. Fue un día duro por la muerte de una persona, de un voluntario muerto mientras participaba en nuestro programa de Prevención y Vigilancia de Incendios. Tenía 50 años y la noche del pasado martes fue hallado muerto en un barranco en el término municipal de Calles. Era un voluntario forestal que llevaba un par de años participando en nuestros Planes de Vigilancia que se hacen a través de VAERSA.


Aproximadamente a las 12'30 del mediodía del martes, la unidad de VAERSA ​​encargada de llevar los voluntarios a su zona de vigilancia dejó a la pareja de la que formaba parte este hombre en el punto previsto. La misma unidad debía recogerles al final del itinerario a las 18'15. Fue poco después de las 16'00 horas cuando el 112 recibió una llamada de los dos voluntarios diciendo que se habían perdido. Entonces se inició la búsqueda por parte del personal de VAERSA. Con el paso del tiempo se incorporaron también a la búsqueda Guardia Civil, Bomberos Forestales y Policía Autonómica. Poco después de las siete se encontró al primero de los voluntarios en perfectas condiciones y casi dos horas después a su compañero. Estaba muerto.

Las causas de la muerte no están definidas. Serán los médicos quienes nos lo digan. Como tampoco están claras las circunstancias de la pérdida de los dos voluntarios ya que el camino de unos 10 kilómetros en bajada que tenían que hacer ya lo conocían, lo habían hecho ese día a la inversa con el técnico de VAERSA e iban por caminos y pistas abiertas.

La muerte del voluntario forestal, el seguimiento de las circunstancias en las que se produjo y las explicaciones que me dieron sobre el funcionamiento del Voluntariado Forestal ocuparon buena parte de la mañana de ayer. Tanto desde VAERSA ​​como desde la dirección general de Prevención de Incendios me dieron todos los datos necesarios. El programa de voluntariado forestal está en marcha desde hace más de 15 años, se ha pasado por diferentes fases, y nunca había sucedido algo así.

Al final de la mañana me reuní, junto con los responsables de Calidad Ambiental y Evaluación Ambiental, con la Asociación Valenciana de Empresas de la Energía (AVAESEN). No es la primera vez que estamos en contacto. Hemos tenido ya más de una reunión y coincidimos plenamente en la necesidad de desarrollar las energías renovables y que este desarrollo sea lo más rápido posible. Todo el mundo sabe que la actitud del Gobierno, que lleva años penalizando estas energías limpias, no ayuda en absoluto. Su presidente Marcos Lacruz nos planteó la urgencia de facilitar la instalación de plantas de eólica y de fotovoltaica y nosotros le contestamos que disposición absoluta a hacerlo pero que no estaba en nuestras manos. Cuando el Gobierno central vuelva a abrir la mano en estas instalaciones y urbanísticamente haya disposición, nosotros seremos los principales aliados suyos en la puesta en marcha de las explotaciones ya que estamos hablando de energías limpias y de lucha contra el Cambio Climático. Es más, quedamos que de aquellas reivindicaciones que están fuera de nuestras competencias pero que nos pareces estratégicas para poner en marcha un nuevo modelo energético más sostenible, seremos los primeros en hablar bien ante quien sea necesario. 



La comida la aproveché para tratar con la directora general de Prevención de Incendios diferentes aspectos de futuro sobre los Planes de Vigilancia ya pensando en el otoño y, a continuación, tuve una tarde de despacho: teléfono, lectura y firma.

No hay comentarios: