jueves, 29 de junio de 2017

EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS, CON LOS VOTOS EN CONTRA DEL PP, TAMBIÉN APUESTA POR EL SDDR



Las buenas perspectivas que a primera hora de la mañana de ayer había sobre el incendio de Gátova y Segorbe no se cumplieron y, a pesar del grandísimo trabajo de los equipos de extinción durante toda la jornada, el fuego no se apagó. 

 
A última hora de la noche, aunque no había datos definitivos, se apuntaba hacia una superficie afectada de más de 900 hectáreas, la mitad masa forestal y el resto campos de cultivo. Sobre el origen, la tesis más fiable es que lo provocara un rayo latente. Se había especulado con la posibilidad de que se tratara de un fuego intencionado pero nada lo evidencia. En las próximas horas se tendrán que concretar todos los datos. 

  
Lo peor es que el fuego no ha podido apagarse. El viento comenzó antes de lo previsto, mucho antes de mediodía y las buenas expectativas no se cumplieron. Ciertamente la superficie afectada no es la zona de alcornoques característica y más valiosa del Parque Natural de la Calderona, una zona que los bomberos se esforzaban por proteger ya que uno de los frentes, por Altura, amenazaba con acercarse al corazón de la zona protegida. Es muy importante destacar que los terrenos que han sido escenarios de este incendio no son lugares donde los temporales del pasado invierno hubieran dejado árboles destrozados y mucha leña seca en el bosque. En esas zonas se está trabajando en la retirada de arbolado desde el momento en que toda la tramitación urbanística lo ha permitido. Se han invertido más de 5 millones de euros en el bosque público; se han dado facilidades para agilizar la extracción en los bosques privados y también habrá ayudas para los mismos. La zona quemada de la Calderona eran árboles bajos y matorrales, en proceso de recuperación de otro incendio hace alrededor de 20 años. 
 
Las llamas más grandes se veían en dirección al término de Soneja pero, anoche, eso preocupaba menos porque los campos de cultivo cercanos podían servir de cortafuegos. 
 
Veremos a lo largo del día de hoy cómo evoluciona el incendio. 
 
Ayer fue la consellera Elena Cebrián y los directores generales de Medio Natural y Prevención de Incendios Forestales, Antoni Marzo y Delia Álvarez, los que se desplazaron hasta el Puesto de Mando Avanzado en Altura. 
 
Yo empecé la mañana con un encuentro con el presidente de la Unión de Consumidores, Vicente Inglada, para, una vez más, poner en común nuestro proyecto de gestión de envases a partir de un sistema de depósito, devolución y retorno. Se trata de una iniciativa que Compromís llevaba en el programa electoral, que está entre las prioridades del Govern y que tiene el mandato, a través de una resolución, de Les Corts. A Inglada, con quien me reuní acompañado por el director general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Joan Piquer, le explicamos que, en estos momentos, los consumidores, en definitiva los ciudadanos, estamos pagando por triplicado la recogida de envases. Con nuestro sistema de depósito la responsabilidad recaería, tal y como estipula la Ley, en los productores no en los consumidores. 

  
A mediodía estuve en el Salón de Cristal del Ayuntamiento de València para visitar la exposición «La Més Neta del Mediterrani» que diferentes entidades preocupadas por la sostenibilidad y el medio ambiente, desde Greenpeace a Amigos de la Tierra, están llevando por toda la Comunitat. 


Se trata de denunciar la mala gestión que hacemos de los residuos, la necesidad de resolver el abandono de envases en el territorio y la conveniencia de poner en marcha un sistema de depósito y devolución de botellas como el que hay en más de 40 regiones en todo el mundo. Allí coincidí con el secretario general de la Unió de Llauradors, Ramón Mampel, y con la secretaria del Bloc y coportavoz de Compromís, Àgueda Micó. 

  
Al respecto quiero destacar también que ayer se dio a conocer la aprobación en el Congreso de los Diputados de una Proposición No de Ley para impulsar la economía circular en la gestión de los residuos y el mencionado sistema de depósito y devolución de envases como mejor manera de garantizar que no hay abandono en el territorio. PP y Ciudadanos votaron en contra. 
 
Como todos los jueves estuve en el «Consellet» previo al Pleno del Consell. De nuestra Conselleria sólo llevábamos un convenio con el Ayuntamiento de Loriguilla sobre uso para riego de agua desalinizada. 
 
Ya por la tarde, bajo la presidencia de la consellera Cebrián y con un ojo en el incendio de la Calderona, nos reunimos en el Consejo de Administración de la EPSAR. Aprobamos las cuentas de 2016, la propuesta (que ya hemos formulado repetidamente) de Relación de Puestos de Trabajo para mejorar las desigualdades retributivas y revisamos el estado de ejecución del presupuesto de 2017 que estamos cumpliendo tal como estaba previsto. Sabíamos que la falta de personal sería el principal inconveniente para desarrollar toda la capacidad de obras e inversión y con ello estamos topando.

No hay comentarios: