jueves, 29 de junio de 2017

EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS, CON LOS VOTOS EN CONTRA DEL PP, TAMBIÉN APUESTA POR EL SDDR



Las buenas perspectivas que a primera hora de la mañana de ayer había sobre el incendio de Gátova y Segorbe no se cumplieron y, a pesar del grandísimo trabajo de los equipos de extinción durante toda la jornada, el fuego no se apagó. 

 
A última hora de la noche, aunque no había datos definitivos, se apuntaba hacia una superficie afectada de más de 900 hectáreas, la mitad masa forestal y el resto campos de cultivo. Sobre el origen, la tesis más fiable es que lo provocara un rayo latente. Se había especulado con la posibilidad de que se tratara de un fuego intencionado pero nada lo evidencia. En las próximas horas se tendrán que concretar todos los datos. 

  
Lo peor es que el fuego no ha podido apagarse. El viento comenzó antes de lo previsto, mucho antes de mediodía y las buenas expectativas no se cumplieron. Ciertamente la superficie afectada no es la zona de alcornoques característica y más valiosa del Parque Natural de la Calderona, una zona que los bomberos se esforzaban por proteger ya que uno de los frentes, por Altura, amenazaba con acercarse al corazón de la zona protegida. Es muy importante destacar que los terrenos que han sido escenarios de este incendio no son lugares donde los temporales del pasado invierno hubieran dejado árboles destrozados y mucha leña seca en el bosque. En esas zonas se está trabajando en la retirada de arbolado desde el momento en que toda la tramitación urbanística lo ha permitido. Se han invertido más de 5 millones de euros en el bosque público; se han dado facilidades para agilizar la extracción en los bosques privados y también habrá ayudas para los mismos. La zona quemada de la Calderona eran árboles bajos y matorrales, en proceso de recuperación de otro incendio hace alrededor de 20 años. 
 
Las llamas más grandes se veían en dirección al término de Soneja pero, anoche, eso preocupaba menos porque los campos de cultivo cercanos podían servir de cortafuegos. 
 
Veremos a lo largo del día de hoy cómo evoluciona el incendio. 
 
Ayer fue la consellera Elena Cebrián y los directores generales de Medio Natural y Prevención de Incendios Forestales, Antoni Marzo y Delia Álvarez, los que se desplazaron hasta el Puesto de Mando Avanzado en Altura. 
 
Yo empecé la mañana con un encuentro con el presidente de la Unión de Consumidores, Vicente Inglada, para, una vez más, poner en común nuestro proyecto de gestión de envases a partir de un sistema de depósito, devolución y retorno. Se trata de una iniciativa que Compromís llevaba en el programa electoral, que está entre las prioridades del Govern y que tiene el mandato, a través de una resolución, de Les Corts. A Inglada, con quien me reuní acompañado por el director general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Joan Piquer, le explicamos que, en estos momentos, los consumidores, en definitiva los ciudadanos, estamos pagando por triplicado la recogida de envases. Con nuestro sistema de depósito la responsabilidad recaería, tal y como estipula la Ley, en los productores no en los consumidores. 

  
A mediodía estuve en el Salón de Cristal del Ayuntamiento de València para visitar la exposición «La Més Neta del Mediterrani» que diferentes entidades preocupadas por la sostenibilidad y el medio ambiente, desde Greenpeace a Amigos de la Tierra, están llevando por toda la Comunitat. 


Se trata de denunciar la mala gestión que hacemos de los residuos, la necesidad de resolver el abandono de envases en el territorio y la conveniencia de poner en marcha un sistema de depósito y devolución de botellas como el que hay en más de 40 regiones en todo el mundo. Allí coincidí con el secretario general de la Unió de Llauradors, Ramón Mampel, y con la secretaria del Bloc y coportavoz de Compromís, Àgueda Micó. 

  
Al respecto quiero destacar también que ayer se dio a conocer la aprobación en el Congreso de los Diputados de una Proposición No de Ley para impulsar la economía circular en la gestión de los residuos y el mencionado sistema de depósito y devolución de envases como mejor manera de garantizar que no hay abandono en el territorio. PP y Ciudadanos votaron en contra. 
 
Como todos los jueves estuve en el «Consellet» previo al Pleno del Consell. De nuestra Conselleria sólo llevábamos un convenio con el Ayuntamiento de Loriguilla sobre uso para riego de agua desalinizada. 
 
Ya por la tarde, bajo la presidencia de la consellera Cebrián y con un ojo en el incendio de la Calderona, nos reunimos en el Consejo de Administración de la EPSAR. Aprobamos las cuentas de 2016, la propuesta (que ya hemos formulado repetidamente) de Relación de Puestos de Trabajo para mejorar las desigualdades retributivas y revisamos el estado de ejecución del presupuesto de 2017 que estamos cumpliendo tal como estaba previsto. Sabíamos que la falta de personal sería el principal inconveniente para desarrollar toda la capacidad de obras e inversión y con ello estamos topando.

PRIMER SUSTO: INCENDIO EN EL PARQUE NATURAL DE LA CALDERONA


El primer gran susto del verano. Ayer el fuego hizo acto de presencia en la Sierra Calderona. Fue poco después de las 19:15 cuando se detectó el primer foco del fuego en Gátova y de allí, se desplazó en dirección a Altura, y llegó hasta Segorbe. 

 
Las llamas avanzaron sobre pinos jóvenes, de pequeñas dimensiones, producto de la lenta recuperación de los incendios de finales de los años 90. No era zona afectada por las tormentas de enero, ni con restos de árboles destrozados.

Tras el primer avance, al atardecer, las llamas se encajonaron en un par de barrancos y durante toda la noche las brigadas, el ejército y los bomberos estuvieron trabajando para evitar que se escapara. La existencia de campos de cultivos, unos más trabajados que otros, ayudó mucho a que el fuego ganara terreno muy poco a poco. 

 
Ayer era el primer día de gran «ponentà»: altísimas temperaturas, baja humedad y vientos de casi 70 kilómetros por hora. Estábamos atentos a cualquier posible foco (anteayer y ayer por la mañana hubo más de uno) y también los efectivos de extinción estaban preparados. Por eso la reacción fue muy rápida. La hora tardía impidió que los aviones pudieran volar el tiempo necesario para apagar las llamas. 

 
A medianoche, con la directora general de Prevención de Incencios, Delia Álvarez, estuvimos en Altura, en la zona desde la que se dirigían los trabajos de extinción, donde se respiraba un cierto optimismo. También el president de la Generalitat, Ximo Puig, que venía de Bruselas, estuvo en el operativo. Con la llegada de la noche la climatología se hizo muy favorable. La temperatura bajó mucho y el viento se detuvo. La esperanza era poder ser muy efectivos, de nuevo con los medios aéreos, a primera hora de esta mañana. 

 
El incendio, del que me enteré cuando ya estaba en casa, fue el remate de un día que había sido de trabajo intenso. 
 
El primer tramo de la mañana lo había dedicado a firmar documentos de todo tipo, a revisar informes y preparar alguna intervención. 
 
La presentación por parte de la Fundación Global Nature de un Proyecto Life para la restauración de hábitats que sirven de paso para el Carricero Cejudo (en valenciano, la «Xitxarra de Agua») fue mi primera salida del despacho. 

 
El Carricero Cejudo es un gorrión en peligro, que cría básicamente en el zona de Polonia, y pasa por nuestra casa en su migración. La Conselleria participa en el programa financiándolo en parte. Invertimos 75.000 euros repartidos en tres años y, en nuestro caso, la recuperación de habitats afectará a las zonas húmedas de la Albufera, la Marjal del Moro, la de Pego-Oliva y el parque Natural del Prat de Cabanes-Torreblanca. 
 
Inmediatamente después tuvimos Consejo de Administración de VAERSA en el que nos ocupamos, entre otras cuestiones, de la tramitación de las tareas de auditoría de la empresa, la futura puesta en marcha de la planta de envases de Benidorm y las sustituciones por vacaciones del personal de las plantas de residuos. 
 
El Consejo de Administración de VAERSA me impidió ir a dos actos que tenía previstos: el "Consellet" extraordinario para la toma en conocimiento de la Cuenta General de la Generalitat 2016 y la inauguración, en el Ayuntamiento de València, por su alcalde Joan Ribó, de la exposición "La més neta del Mediterrani". Esa muestra que ya ha estado en casi 20 pueblos y ciudades en toda la Comunitat, y que pretende llamar la atención sobre el compromiso de la ciudadanía en la gestión de los residuos, el masivo abandono de envases en el territorio y el sistema de depósito, devolución y retorno de envases de bebidas (SDDR) como la solución más efectiva. 
 
Por la tarde, nos reunimos los miembros del Patronato del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM), una institución científica de primer nivel que debemos dotar presupuestariamente como toca después de años de recortes en medios materiales y humanos. Aprobamos las cuentas del 2016 con unos ingresos/gastos de 1'8 millones de euros. La reunión sirvió también para revisar la venta de una parcela propiedad del CEAM por casi 1 millón de euros y repasar la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de la institución. 

  
Ya en casa fue cuando se declaró el incendio en Gátova que, ojalá, sea el primero y el último de este verano. Tiempo tendremos para hablar de sus causas y de las hectáreas quemadas. Desde aquí quiero agradecer el trabajo de tantos profesionales en la lucha contra el fuego que, en muchas ocasiones, arriesgan sus vidas para protegernos.

miércoles, 28 de junio de 2017

ACABA LA "GUERRA METROPOLITANA DEL AGUA" ENTRE AYUNTAMIENTOS Y GENERALITAT


La defensa del Medio Ambiente tiene muchos agentes implicados, hay muchísimas instancias de grupos, personas o instituciones que tienen iniciativas ligadas a proyectos de sostenibilidad, de recuperación o cuidado ambiental. La mayoría de veces lo que se echa en falta es una cierta coordinación en las acciones y puntos de encuentro donde esos diferentes agentes puedan interactuar entre ellos, relacionarse y sumar esfuerzos. 
 
Una iniciativa en este sentido que planteo se presentó ayer en la sede de nuestra Conselleria. Su nombre: "Aliados por la Biodiversidad". Se trata de una Plataforma que han puesto en marcha diferentes entidades que trabajan en temas de Medio Ambiente que pretende ser ni más ni menos que eso que comentaba antes, un punto de encuentro donde empresas, grupos ambientalistas de todo tipo, instituciones académicas o administraciones puedan poner en común intereses y proyectos para acabar realizándolos de manera conjunta. 

 
La Plataforma es tan solo el nexo entre las partes. "Aliados por la Biodiversidad" tendrá un grupo de expertos, de las propias entidades participantes, que se irá renovando cada año, y que revisará los proyectos presentados y les dará luz verde si presentan objetivos tangibles de mejora de la biodiversidad, sea flora o fauna. 
 
Ayer participé en la presentación de esta Plataforma, de la que ya hablé con sus impulsores en una reunión hace un par de meses, y comprometí la ayuda y la participación de la Generalitat allí donde fueran necesarias. Expliqué que nos parece una magnífica iniciativa; que esperamos que funcione de manera libre e independiente. No tenemos ningún interés en tutelar su actividad. Sus éxitos serán también los nuestros porque de lo que se trata es de sumar. Sumar iniciativas ciudadanas a las de las administraciones. Si las cosas funcionan, el beneficio no consistirá en preguntar quién es el responsable. 
 
A continuación, hice una entrevista larga en la Cadena Ser de Alicante, en su programa matinal, donde repasé toda una serie de temas relacionados con las comarcas del sur. Desde la reversión de la cesión hecha por el PP en 2015 de la balsa del Toscar hasta la situación de elevado riesgo de incendios forestales durante los próximos días, pasando por la recurrente falta de agua y las molestias que genera la manipulación de graneles en el Puerto de Alicante entre los vecinos de la zona y que, casi seis meses después de la ampliación del permiso que le dimos al Puerto, siguen sin resolverse. 
 
Ya casi al mediodía, y en el despacho de la consellera Elena Cebrián, participé en la firma de un protocolo entre el Consell y la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (EMSHI), para regularizar las relaciones entre ambas administraciones en temas de saneamiento de aguas. Hasta ahora, EMSHI y Generalitat, a pesar de estar ambas instituciones en manos del PP, se relacionaban a través de denuncias en los tribunales. Hasta siete contenciosos están todavía abiertos pero, en próximas fechas, irán retirándose gracias a este acuerdo. 
 
EMSHI y Conselleria comienzan ahora una nueva fase de colaboración que afectará a la gestión de la gran depuradora de Pinedo y facilitará la solución de los diferentes problemas que su funcionamiento arrastra desde hace años.

 
El protocolo de ayer lo firmamos la consellera Cebrián en nombre de la Generalitat; el concejal del Ayuntamiento de València, Vicent Sarrià, como presidente de la EMSHI, y yo como vicepresidente de la Entidad Pública de Saneamiento y Aguas Residuales (EPSAR).
 
Después, todavía antes de comer, me reuní, junto con la subdirectora de Evaluación Ambiental, Salomé Arnal, con el alcalde de La Pobla de Vallbona, Josep Vicent García; el concejal de Urbanismo, Juan Aguilar; el de Urbanizaciones, Francisco Navarrete, y su equipo de arquitectos. El tema, la intención que tienen de hacer un nuevo Plan General de Ordenación Urbana de la población. El actual proviene de la época de la "burbuja» urbanística que, en La Pobla, dejó heridas, abusos, excesos y muchos terrenos que debían ser grandes «pelotazos» y se quedaron en sonados fracasos. 


La pretensión del Ayuntamiento es desclasificar suelo urbanizable, tienen más de 7 millones de metros cuadrados, que saben que nunca van a ser construidos. Los propietarios también lo saben. La Pobla tiene mucho suelo residencial y la voluntad del Ayuntamiento es incorporar en algunas zonas del término municipal otros usos.
Por la tarde, y en el despacho de la consellera Elena Cebrián, hicimos la reunión de coordinación de nuestra Secretaría Autonómica. El gabinete de la consellera, el subsecretario, mis direcciones generales y mi asesor de Asuntos Generales. 

Hicimos un repaso dirección por dirección a los temas en marcha y otros que tenemos que impulsar en las próximas semanas y meses. También revisamos la agenda de actividad parlamentaria y pusimos fecha a diferentes reuniones que tenemos pendientes. Dos preocupaciones quiero destacar respecto a lo que comentamos y reflexionamos ayer: la persistencia en los problemas de personal que, en algunas áreas, hace que estemos perdiendo importantes inversiones económicas por no poder realizar algunas tramitaciones en el tiempo estipulado y el grave riesgo de incendios forestales al que nos enfrentamos en los próximos días. Poniente y altas temperaturas son una combinación terrible. Aprovecho este espacio para reiterar que tenemos que ser muy cuidadosos si nos acercamos al monte. Evitemos en lo possible cualquier práctica que pueda provocar un incendio y colaboremos entre todos en la detección de algunos focos. Un aviso a tiempo puede evitar una catástrofe. 

 

martes, 27 de junio de 2017

DESMONTANDO CACICADAS ALICANTINAS DEL PP EN TEMAS DE AGUA

Todo mi trabajo de ayer tuvo como marco Alicante. Alicante ciudad y Alicante provincia. 

 
A las 8 de la mañana salimos hacia Alicante porque a las 10 habíamos quedado con los representantes de los regantes del Vinalopó, a los que íbamos a informar sobre el proceso de reversión de la cesión de la titularidad de la balsa del Toscar que el Gobierno del PP, un mes antes de las elecciones de mayo de 2015, había dado a la Junta Central de Usuarios del Vinalopó. Nos encontramos ante una cacicada, una más, del PP que, precisamente en temas de agua, consciente de que en Alicante es un tema sensible, hacía y deshacía como si la ley (y la democracia) no fuera con ellos. La reversión de la cesión del Toscar es un ejemplo más de que, además de gobernar y hacer cosas que mejoran la vida de las personas, perdemos mucho tiempo desescombrando los destarifos de los gobiernos del PP. 
 
La primera vez que, desde Elche, se planteó la posibilidad de sacar agua del Júcar y llevarla hacia el sur fue a principios del siglo XV. 600 años después, ayer, nosotros volvimos a hablar de aspectos ligados al trasvase del Júcar al Vinalopó. 
 
En realidad, queda mucho trabajo por hacer en la infraestructura que debe llevar agua al Vinalopó. Hay un trozo terminado pero la margen izquierda está por hacer. Nosotros tenemos ya en marcha los proyectos y en esta legislatura, nosotros, que no somos transvasistas, acabaremos la margen derecha y tiraremos adelante la izquierda. 
 
De todas formas ayer no hablamos de obras sino de la reversión de la enmendada cesión. 
 
En su día, la cesión del Gobierno del PP fue recurrida por la Comunidad de Regantes del Medio Vinalopó porque la balsa se había hecho en terrenos de su propiedad pero se cedió a la Junta. 
 
Con el presidente de la Junta, Andrés Martínez, estuvimos ayer en Alicante para informar a su entidad respecto a los pasos que vamos a dar para revertir esa cesión. Martínez defendía que había que convocar la Comisión de Seguimiento del Trasvase pero nosotros consideramos que está extinguida ya que las obras para las que se creó están hechas y entregadas. 

 
De todos modos, convocamos a todos los agentes interesados en la gestión de la balsa del Toscar, más allá de una u otra instancia, porque creíamos que era muy conveniente que todos escucharan nuestras razones y explicaciones. 
 
En las reuniones me acompañaron el director general del Agua, Manuel Aldeguer, y la directora territorial de nuestra Conselleria en Alicante, Carmen Catalá. 
 
La reversión de la cesión de la balsa responde a un recurso de reposición que, como he dicho, presentó la Comunidad de Regantes del Medio Vinalopó. La reversión, sin embargo, no significa que la gestión vaya a parar a manos de los recurrentes porque, en base a nuestros informes jurídicos, la balsa del Toscar es "dominio público hidráulico" y, por tanto, no se puede ceder a nadie. La titularidad debe quedar en manos públicas. El PP nunca debería haberla entregado. Entendemos que se trata de una obra que, en el marco del trasvase Júcar-Vinalopó, tiene como objetivo final la recuperación de los acuíferos sobreexplotados y, por tanto, rebasa la consideración de obra que sólo afecta a los regantes. 
 
Explicamos que una vez hecha la reversión, se hará una encomienda a TRAGSA, que fue quien hizo la obra, para que gestione la balsa del Toscar con carácter provisional hasta que acordemos a quién se le encarga definitivamente la gestión. Hablamos de la gestión, no de la titularidad de la infraestructura como hizo el PP dejándola en manos de la Junta. Mientras TRAGSA haga este trabajo de regulación provisional estudiaremos, debatiremos y acordaremos con las diferentes partes implicadas la solución definitiva sobre la gestión del post-trasvase. Revertir la entrega que el Gobierno de Juan Alberto Fabra hizo a la Junta no quiere decir, en absoluto, que la futura gestión no la pueda hacer esta entidad, aunque, por supuesto, haya otras posibilidades. Todas ellas las tendremos en cuenta. 
 
También con la nueva Junta Directiva de la Comunidad de Regantes del Medio Vinalopó, los recurrentes, nos reunimos ayer. 

 
La Junta defiende que, en lugar de dejar provisionalmente la gestión de la balsa del Toscar a TRAGSA, les hagamos a ellos este encargo provisional. La Comunidad del Medio Vinalopó está abierta a hablarlo en las próximos meses. 
 
En medio de las diferentes reuniones atendí a los medios de comunicación que querían información sobre estos encuentros. Me preguntaban cuándo será efectiva la reversión. La respuesta no tiene una fecha concreta pero estamos hablando de días. Todo el proceso ha sido más largo de lo que seguramente habría sido deseable pero, realmente, no era una cuestión sencilla, ni administrativamente clara dado los cambios en la organización de las competencias entre el Gobierno del PP y el nuestro. 
 
Por cierto, que la reunión con la Junta también sirvió para emplazarnos a un nuevo encuentro en los próximos días sobre otros temas del Júcar-Vinalopó que la dirección de la entidad considera de mayor calado incluso que el tema que nos ocupaba ayer. 
 
Ya de vuelta hacia Valencia, hicimos parada en Villena donde nos reunimos con el alcalde la localidad, Francsico Javier Esquembre, y su concejal de Medio Rural y Ciclo del Agua, Antonio Pastor. Tres fueron los temas más importantes que tratamos: la necesidad de que el Ayuntamiento apruebe la cesión de un terrenos para la ampliación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales, que va a financiarse con fondos europeos; las políticas del Gobierno central en materia de agua, especialmente en lo relativo a la sobre-explotación de los acuíferos, al precio del agua y a la urgencia de aprovechar todas las posibilidades que ofrece aumentar la producción de las desalinizadoras; y, finalmente, también abordamos la titularidad de los terrenos de la Sierra de Salinas, para que el Ayuntamiento pueda realizar inversiones e intervenciones en la zona, garantizando su protección. Sobre las tres cuestiones seguiremos trabajando una vez tengamos toda la información y se puedan definir unos objetivos de actuación.

sábado, 24 de junio de 2017

MEJORAR EL CEAM, PORQUE UN PAÍS QUE NO INVESTIGA VIVE HIPOTECADO


La ronda de reuniones con los funcionarios de mis direcciones generales la acabé ayer en un encuentro con los trabajadores de Prevención de Incendios Forestales y Educación Ambiental. Se trata de una dirección general de nueva creación, dirigida por Delia Álvarez, y que nos ha costado mucho poner en pie. Disponer del personal necesario para hacer el trabajo (y es mucho el que tenemos que hacer) no es sencillo. La red administrativa es compleja y los trabajadores se incorporan con cuentagotas. Las direcciones territoriales están todavía por completar. Los funcionarios se quejaron de la falta no sólo de técnicos sino, sobre todo, de personal administrativo. Poner en valor tanto el Centro de Educación Ambiental (CEA) como el Centro de Información y Documentación Ambiental (CIDAM) fueron dos reclamaciones reiteradas. Y también se criticó el software libre que utilizamos y que, según algún uncionarios, da muchos problemas con demasiada frecuencia.

  
Después de contestar algunas llamadas que tenía pendientes y firmar documentos acumulados sobre la mesa, con el asesor de Asuntos Generales, Enrique Pastor, nos fuimos hasta las instalaciones del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM) que está en el Parque Tecnológico de Paterna. Allí, con la directora gerente Dora Cabrera de anfitriona, nos reunimos con una veintena de investigadores del centro. El CEAM es una institución de referencia a nivel internacional pero sufrió graves recortes en los últimos años de gobierno del Partido Popular. Sólo un ejemplo, de 2009 a 2015 se despidió al 75% de los investigadores que trabajaban en el CEAM.
 
Más dinero y más personal son "los dos mandamientos que resumen todo", tal como dijo uno de los investigadores. Yo reiteré el orgullo que sentimos de tener un centro como el CEAM y que, a pesar de algunos rumores que los mismos trabajadores nos hicieron llegar, procuraremos reforzar la entidad y no disolverla, ni diluirla.

 
Tener un centro de investigación científica autonómico es orgullo de país y el ejemplo de que, también en este campo, podemos hacer un trabajo de referencia sin necesidad de estar supervisados por un organismo de ámbito estatal. Colaborar sí, con Universidades, el CSIC y cualquier otro centro de investigación nacional e internacional, pero siempre desde una posición de fuerte implicación y compromiso por nuestra parte.
 
El trabajadores del CEAM nos pidieron que, desde Conselleria, planifiquemos el futuro del organismo atendiendo a lo que se quiere de él y también pidieron un mayor reconocimiento laboral al trabajo que desarrollan y a la experiencia que tienen.
 
Antes de comer, y ya en la última reunión del día y la semana, nos reunimos con la Asociación de Propietarios Forestales de la Comunidad Valenciana (AFOVAL). Con su nuevo presidente al frente, Santiago Chiva, nos reclamaron que la administración ayude también a la retirada en terrenos privados de los árboles dañados por las tormentas del invierno pasado. Muchos ya han iniciado los trabajos pero defienden que igual que hay dinero del Fondo de Contingencia para bosques públicos debe haberlo para los privados. Los propietarios forestales argumentan que la gestión forestal es clave para fijar a la población en el territorio y para luchar contra el cambio climático y, como en los bosques no hay negocio, hay que incentivar la actividad desde las administraciones.

  
Estamos de acuerdo. Lo que es imprescindible es que la gestión se haga de manera controlada y coherente, que nadie vaya por su cuenta. Dicho esto, les explicamos que, efectivamente, vamos a destinar fondos de "Contingencia" para bosques privados en las zonas más afectadas de l'Alco, el Valle de Ayora-Cofrentes, la Plana de Utiel-Requena, Los Serranos, El Alto Palancia, El Alto Mijares y Els Ports. En los próximos días se determinará cuáles han sido las fincas más afectadas para comenzar los trabajos lo más pronto posible.

viernes, 23 de junio de 2017

SEGUIMOS HABLANDO CON TODOS SOBRE EL SDDR... SEGUIMOS HABLANDO CON TODAS

Quiero empezar por complementar algunas noticias que han aparecido en los últimos días en prensa en las que se afirmaba que nosotros hemos roto las conversaciones con los agentes sociales sobre el tema del SDDR, nuestro proyecto de gestión de envases con depósito. Es justo al revés, de cara a la próxima semana haremos una nueva rueda de reuniones y conversaciones, desde empresarios a consumidores, desde colectivos ecologistas a empresas de reciclaje, de sindicatos a municipios, para seguir poniendo en común el contenido del nuestro Anteproyecto de Ley. 
 
Dicho esto, ayer fue un día largo pero, como casi todos, esperanzador, porque la sombra de los problemas cuando pasa por la apisonadora del trabajo en equipo siempre acaba convertida en esperanza de solución. 

La jornada la empecé en la Universidad Politécnica de València donde participé en la inauguración de la Jornada "Una nueva política agraria para un nuevo tiempo", organizada por la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE) y la Fundación Equo, los amigos de la Fundación Equo. 


Inauguré el encuentro como portavoz de VerdsEquo del País Valencià. Mis palabras se centraron en la necesidad de que la Agricultura (también la Agricultura) se ajuste a la realidad de un Cambio Climático que resulta indiscutible. La Agricultura tiene un importante impacto en la emisión de gases de efecto invernadero pero no es como las energías basadas en combustibles fósiles, que tienen los días contados; la Agricultura seguirá porque los alimentos son imprescindibles para subsistir pero tendrá que cambiar y pasar de las explotaciones intensivas a una Agricultura ecológica, de proximidad, de circuitos cortos. 

 
De la Politécnica de València me fui hasta la sala de reuniones que tenemos en la sexta planta de la Torre 1 del Complejo Administrativo «9 d’Octubre» donde nos reunimos con diferentes colectivos ecologistas para analizar la salud de nuestros ríos. Había representantes de Xúquer Viu, Acció Ecologista Agró, la Fundación Nueva Cultura del Agua y Ríos con Vida. Conmigo estaban los directores generales de Agua, Manuel Aldeguer, y de Medio Natural, Antoni Marzo. Nos reclamaron una mayor atención y más trabajo en favor de la mejora de las condiciones de los ríos valencianos. Tienen un proyecto para organizar unas jornadas con diferentes mesas redondas sobre la importancia y el valor de los ríos. Se trata de un proyecto ambicioso para el que ya tienen nombre, se llamará "ARA Xúquer". El ARA son las iniciales de las tres mesas que quieren realizar: una para los Ayuntamientos; otra para los Regantes, y la tercera, para las Asociaciones. Nos comprometimos a colaborar con ellos en la organización y buscar la manera de participar también en la financiación. 

  
Dos cosas más nos reclamaron. La primera, que presionemos lo posible al Gobierno central asumiendo nuestras competencias en esta materia al máximo; la segunda, ayudas para la restauración fluvial. 
 
Sin alejarnos demasiado de las cuestiones ligadas al agua, a continuación continué la reunión que, anteayer, habíamos dejado sin acabar con la directora del Parque Natural de la Albufera, Paloma Mateache, sobre diferentes cuestiones urbanísticas y ambientales de su área de responsabilidad. En la reunión estuvo también el director general de Medio Natural, Antoni Marzo. 
 
Terminado el encuentro con Mateache, y como todos los jueves, me fui al "Consellet", la reunión de secretarios autonómicos y subsecretarios previa al Pleno del Consell. De nuestro departamento llevaba cinco convenios con universidades valencianas para la realización de prácticas formativas. 
 
La comida, que una vez más fue de trabajo, la compartí con el director general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Joan Piquer, y el asesor de Asuntos Generales, Enrique Pastor. La necesidad de ampliar a medio plazo el vertedero de Dos Aguas, las ayudas europeas para ecoparques móviles, que, por cierto, ya nos han copiado nuestros vecinos de Baleares (nosotros también copiamos de ellos cuando toca), y el calendario de futuras reuniones sobre el SDDR, fueron las cuestiones que pusimos sobre la mesa (además de la comida y la bebida). 
 
Ya por la tarde, comenzamos por la reunión semanal del conjunto de nuestra Secretaría Autonómica, las cuatro direcciones generales, y casi a las siete nos reunimos con Francesc La Roca y Lucia Espinosa, representantes de los colectivos ecologistas que nos reclaman una intervención lo menos agresiva posible para evitar las inundaciones en el Barranc dels Frares de Godella y las poblaciones del entorno.


El proyecto que tenemos, que arranca de hace casi una docena de años, se puede mejorar sustancialmente para minimizar su impacto en la Huerta. La construcción de un canal que recoja todas las aguas y las lleve hasta El Palmeret obliga a abrir una herida grave en la Huerta y eso es lo que se quiere evitar. Los límites que nos hemos impuesto son garantizar que se solucionen los problemas que generan las inundaciones y que los plazos de la obra no se alarguen de manera significativa. De momento, entre las alternativas que nosotros hemos valorado, las propuestas discutidas con el Ayuntamiento que los vecinos ya conocen y las que ayer comentamos con La Roca y Espinosa, ya tenemos un abanico de posibilidades que estudiar. El siguiente paso, inmediato, será convocar a todas las partes y ponerlo todo en común.

miércoles, 21 de junio de 2017

9.900 EUROS PARA EL PARTIDO, 254 PARA HACIENDA

El día de ayer, además de la tarea habitual de despacho, lo podría resumir en dos reuniones, una visita y un viaje. 
 
Las reuniones fueron a primera hora de la mañana. La primera con la directora del Parque Natural de la Albufera, Paloma Mateache, con lo teníamos tantos temas que tratar que tuvimos que dejarnos trabajo para un nuevo encuentro hoy mismo. Ayer nos dio tiempo poco más que a tratar el Plan Especial de la Albufera y las demandas hídricas que nosotros tenemos previstas para incluir en el mismo. Esto y una serie de cuestiones urbanísticas que nos toca clarificar en relación a diferentes municipios con términos municipales dentro del Parque. 

  
La segunda reunión también tuvo que ver con el Urbanismo. De hecho, fue con el director general de ese departamento, el de Urbanismo, Lluís Ferrando, y el tema: el plan especial promovido por el Ayuntamiento de Benicàssim para facilitar la celebración del FIB este verano en los terrenos donde tradicionalmente se ha realizado. Este asunto, si no hay nada nuevo, irá a la Comisión de Evaluación Ambiental. Lo único que quedaba por revisar, como les explicamos, era el informe acústico. 

Foto: Eugenio Torres
En cuanto a la visita fue, cuestión personal, a Hacienda, a hacer la declaración de la Renta de 2016. El año pasado cobré 59.000 euros brutos, tuve unas deducciones de casi 15.000 euros, 9.900 euros los entregué a mi partido, VerdsEquo-PV, y , al final, me sale a pagar 254 euros. 
 
La tarde la dediqué a lo que decía al principio, un viaje. Fue en Elda (Alicante). Allí me reuní con representantes de los diferentes colectivos de la provincia de Alicante y, medio como secretario autonómico, medio como portavoz del partido, repasamos muchos de los temas que les preocupan de su territorio así como cuestiones de carácter político más general y vinculadas a la gestión de nuestro Gobierno. Hago pocas encuentros de este tipo. Debería hacer más. Son útiles para todos. Para mí especialmente.


NON STOP, O LO QUE ES LO MISMO, UN NO PARAR

Hacía días que no iba a ningún acto del "Fórum Europa", en el Hotel Astoria de Valencia, y ayer arranqué allí el día porque mi consellera, la titular de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, era la protagonista del desayuno-conferencia. Presentada por el síndic de Compromís en Les Corts, Fran Ferri, Elena hizo un recorrido por la Comunitat, por su geografía y sus inquietudes y pasó revista a los dos años que llevamos de legislatura, apuntando también cuáles son las metas que pretendemos alcanzar. 

 
Al llegar del Astoria, en mi despacho, nos reunimos el secretario autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero, y los directores generales de Agua y de Agricultura, Manuel Aldeguer y Roger Llanes, respectivamente, para tratar sobre la reversión de la titularidad de la balsa del Toscar que el PP, días antes de las elecciones de 2015, cedió a la Junta Central de Usuarios del Vinalopó y que nosotros vamos a recuperar. 

A continuación, mantuve otra reunión de trabajo con el subsecretario José Moratal en la que abordamos diferentes temas de personal, organización y dotaciones de los Agentes Medioambientales, y ya encaré la parte final de la mañana con dos reuniones más. 

La primera fue con los responsables de la empresa Sierra Vistazul que tienen diferentes proyectos en la comarca de la Marina Baja para construir viviendas asistidas pensando en turistas de la tercera edad. No se trataría de promociones para venta sino de alquiler. Estos espacios dispondrían de servicios de asistencia médica preventiva, además de las zonas residenciales de cualquier otra promoción urbanística. Su interés era conocer las posibilidades que hay en los diferentes municipios donde tienen previsto impulsar estos proyectos a la hora de poner en marcha iniciativas de estas características tanto en lo referente a la estrategia territorial como a los espacios protegidos. Quedamos en hacer las consultas correspondientes y darles respuesta. 


La segunda de las reuniones, antes de ir a comer, fue con el alcalde de Oliva, David González, y la concejal de Medio Ambiente, Imma Ibiza. El tema a discutir, la necesidad del Ayuntamiento de llevar las aguas sobrantes de una planta de ósmosis inversa a la depuradora de la población. 


Al igual que por la mañana había comenzado la jornada con la consellera Cebrián, la tarde también la arranqué en su despacho junto con el director general y el subdirector de Medio Natural, Antoni Marzo y Josep Nebot, con quienes repasamos la resolución de ampliación de ocupación por parte de Lafarge de la cantera del Salt del Llop de Sagunto, que se ha remitido a las partes para que presenten posibles alegaciones; y también analizamos la revisión del PORN del Parque Natural del Turia y su afección a la variante de Pedralba que, en tiempos del PP, se pretendía hacer por el interior del Parque. 

Deprisa y corriendo, me desplacé hasta La Pobla de Vallbona a participar en un debate sobre "Cambio Climático" en el programa "Parlem" de la televisión local. Estuve con Josep Tamarit, técnico asesor de Medio Ambiente de la Diputación de València, y Benjamín Pérez, biólogo, miembro de la Junta del Colegio de Biólogos de la Comunitat Valenciana y de la Mesa Forestal de la Generalitat. La presentadora era mi ex-compañera de Canal 9 Xelo Miralles. 


Fueron tres cuartos de hora de conversación en la que no hubo grandes discrepancias, coincidimos en la necesidades de modificar a fondo las maneras de hacer las cosas, en que hay que aprovechar el Cambio Climático como una oportunidad para repensar nuestros modelos productivos y vitales y, por supuesto, que ya es mala suerte que de las "tres o cuatro" personas que hay en el mundo que dudan de la existencia del Cambio Climático, una sea el presidente de los Estados Unidos. Yo expliqué lo que estamos haciendo desde nuestra Conselleria sobre esta cuestión, la revisión de la Estrategia conjunta de Energía y Cambio Climático y cómo trabajamos transversalmente con el resto de Consellerias sobre el conjunto de las políticas que afectan a las emisiones, a la protección del territorio y, en general, a todos los aspectos (amplísimos) que inciden en el Cambio Climático. 

La jornada la rematé en la sede de Compromís de la Plaza del Pilar de València, con una reunión de VerdsEquo del País Valenciano.

martes, 20 de junio de 2017

LA AGRICULTURA ES UNA HERRAMIENTA DE PROTECCIÓN DEL TERRITORIO


El director general de Agua, Manuel Aldeguer, fue ayer la primera persona que estuvo en mi despacho. Debía ser una conversación breve porque, de inmediato, tenía una reunión pero, cosas que pasan, las personas que estaban convocadas se habían apuntado que la reunión era el 19 de julio, así que Aldeguer y yo tuvimos una hora larga para poder revisar cuestiones pendientes. 
 
Las obras de la margen izquierda del Júcar-Vinalopó, y todo el proceso de su gestión posterior para que puedan entrar definitvamente en funcionamiento, fue una de las cuestiones a tratar. La reversión de la propiedad de la balsa del Toscar que el PP entregó a la Junta Central cuatro días antes de las elecciones de 2015, es un proceso que está en marcha y que debemos llevar a cabo con absoluta correción. El control público de la gestión de estas grandes infraestructuras del agua es más que necesario y, a pesar de las dificultades que plantean estas reversiones, las haremos en defensa del interés general. 
 
También estuvo sobre la mesa el «Plan de Restauración Integral del río Vinalopó». Los responsables del Observatorio del Vinalopó llevan ya mucho tiempo implicados en el proceso de recuperación del río cuya extensión supera los 80 kilómetros, y la dirección general del Agua, aunque el proyecto la sobrepase, debe ser protagonista de los trabajos a realizar. Estamos todavía en la fase de estudio y valoración del coste que puede llegar a tener el proyecto. Después vendrá el momento de repartir responsabilidades y ver de dónde salen los recursos para hacer los trabajos. El proyecto es muy ambicioso y, por eso mismo, no puede ser hijo de una sola administración.
 
A continuación, junto con el director general y el subdirector de Medio Natural, Antoni Marzo y Josep Nebot, nos reunimos con una representación del sector arrocero de la Unió de Llauradors, con Enrique Bellido al frente. Nos plantearon la necesidad de incluir la margen derecha del último tramo del río Júcar dentro de la red Natura 2000. Se trata de una iniciativa que ya se planteó hace muchos años y que, por diversas circunstancias, nunca se llegó a concretar. Nosotros estamos plenamente de acuerdo con la demanda. La petición es una de esas iniciativas que pone de manifiesto que agricultura y conservación del territorio no sólo no son realidades enfrentadas sino todo lo contrario. En estos momentos, la margen derecha del último tramo del Júcar, que está catalogada ya como zona húmeda, tiene una serie de controles y limitaciones, pero, sin embargo, no cuenta con las ventajas que implicaría pertenecer a la Red Natura 2000. Además, y en eso también coincidimos, las ayudas de la Unión Europea cada vez están más ligadas a figuras de protección del territorio. Así que, cuanto antes hagamos camino, en mejor situación estaremos. 

 
La conversación la tuvimos que rematar con el polémico tema de la quema de la paja del arroz en la Albufera, otra cuestión que no se puede desvincular de la necesaria mejora de la gestión medioambiental en la que todos nos tenemos que implicar. Llevamos muchos meses trabajando para evitar quemas masivas de paja y hay que avanzar en ese equilibrio entre las necesidades de los agricultores y el interés general. 

Finalizada la reunión con los arroceros, continuamos la sesión de trabajo con Marzo y Nebot porque tenemos en marcha la revisión del Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del Parque Natural del Turia, y especialmente la afección que dicha planificación tiene sobre la pretendida variante de Pedralba que, en tiempos del PP, se pretendía hacer por dentro del espacio protegido. Disponemos ya del primer documento de trabajo sobre esta modificación, cuyo proceso de Evaluación Ambiental debe comenzar ahora, y queremos que sea el Ayuntamiento de Pedralba quien lo conozca antes que nadie. Ellos son las «víctimas» de un proyecto que nunca debería haberse hecho por donde lo diseñó el PP, con Alfonso Rus al frente de la Diputación de Valencia. Ahora de lo que se trata es de buscar alternativas, porque el nuevo PORN impide cualquier intervención que afecte la integridad del Parque y, obviamente, una carretera longitudinal es una afección grave. La necesidad de la variante es indiscutible y, por ello, todos debemos poner de nuestra parte para conseguir que sea una realidad sin dañar el Parque Natural. 
 
La última reunión del día fue, a primera hora de la tarde, con una representación de Ecologistas en Acción y la Plataforma Antifracking de las comarcas de Castellón. Fue una reunión conjunta de nuestra Secretaría Autonómica y la de Economía, que dirige Blanca Marín. 


La pretensión de los colectivos ecologistas era obtener información sobre las solicitudes de investigación para la búsqueda de hidrocarburos de la empresa Montero Energy en Castellón. Las demandas son de 2012, y fueron revisadas en 2015 porque tenían muchas carencias, y siguen pendientes de informes ambientales. Nosotros nos hemos ratificado en que, tal y como estipulan los objetivos políticos del Gobierno del Botánico así como la correspondiente proposición de Les Corts, el «NO» al fracking es indiscutible. De hecho, hemos acordado buscar vías de colaboración para que, con la máxima celeridad, impulsemos iniciativas que pongan coto a este tipo de prácticas y trabajaremos conjuntamente para rematar una Ley que nos permita garantizar que la técnica del fracking o fractura hidráulica en la búsqueda de hidrocarburos no sea posible de ninguna de las maneras en nuestro territorio.

sábado, 17 de junio de 2017

LA REVOLUCIÓN DE LOS ECOPARQUES YA ESTÁ EN MARCHA

Que recibamos veinte millones de euros de ayuda de Fondos Europeos FEDER para los ecoparques de la Comunitat Valenciana, es decir, para mejorar la separación en origen de los residuos, es como si hubieran vuelto los Reyes Magos. 
 
Pues los tendremos. Llegarán a partir del año que viene y en años posteriores. No estaban entre nuestras previsiones presupuestarias pero la reprogramación de las ayudas europeas debido al incremento de población de España por encima de lo previsto lo ha hecho posible. Gracias a esa reprogramación y, por supuesto, también al buen hacer de nuestro director general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Joan Piquer, y de la directora general de Fondos Europeos, Myriam Fernández, lo hemos conseguido. En total, a la Generalitat le corresponden cerca de 45 millones de euros y 20 serán para nuestros ecoparques. 

 
Estos 20 millones "europeos", al final, se transformarán en los próximos años en una inversión total en los ecoparques que rondará los 40 millones de euros, porque la financiación de la Unión Europea implica el 50% de la inversión total. El resto correrá a cargo de los trece consorcios de residuos de la Comunitat con las aportaciones que puedan realizar otras administraciones, Generalitat incluida. 40 millones de euros son muchos millones, mucho dinero. Sólo debemos pensar que el presupuesto anual de nuestra Conselleria no alcanza los 300 millones. 
 
El dinero se destinará a la puesta en servicio de unos 70 ecoparques móviles y al arreglo y mejora de más de 200 ecoparques por todo nuestro territorio autonómico. Se llevara a cabo la informatización completa de las instalaciones, lo que permitirá que el ciudadano pueda llevar un control exhaustivo de lo que deposita y se lo pueda restar de la factura de la basura. Además, podremos conocer las cifras exactas de esos residuos en todas las comarcas. 
  
Nunca se había hecho una inversión de estas características; nunca se había invertido tanto en un proyecto como este, ligado a todo el territorio, desde una punta a la otra de nuestra geografía. Llevábamos más de 12 años sin invertir nada en ecoparques desde fuera de los consorcios. Como aquel que dice, nada, ni un solo euro. 
 
Con esta inversión y las correspondientes mejoras, los resultados de la separación en origen crecerán exponencialmente. Entre eso, la recogida selectiva de orgánica que ya está en marcha en un centenar de municipios, el nuevo modelo de gestión de envases y la mejora de las instalaciones y los planes de gestión que se están desarrollando, seguro que colocaremos los resultados de rechazo a vertedero en parámetros que nos harán sentir orgullosos y nos equipararán a las comunidades punteras del Estado en esta materia. 
 
Ayer me hiceron un par de entrevistas sobre este tema y me ha parecido un buen momento para explicarlo. Francamente estamos orgullosos de lo que hemos conseguido y demuestra que en residuos estamos trabajando de una manera muy amplia intentando incidir en todos los aspectos, con todas las iniciativas y mejoras que pueden acabar dando resultado. Ya lo he dicho más de una vez, en temas de residuos partimos de más abajo del cero y no hay receta mágica sino una suma de políticas valientes, de aciertos que, poco a poco, van dando resultados. 
 
Ayer, también, con el asesor de Asuntos Generales, Kike Pastor, y mi secretaria de Dirección, Lucre Franco, pasamos revista a todas las demandas de entrevistas, reuniones, participación en actos, visitas, etc, etc, que tenía acumuladas. 

  
No pudimos satisfacerlas todas. Las páginas de agenda que comenzaron la reunión en blanco acabaron llenas de arriba a abajo y eso que es práctica habitual descargar muchas de las peticiones en los directores generales. Hay trabajo para todos. 

Antes de comer también traté un tema urgente: la celebración del FIB de Benicàssim. El Ayuntamiento de la localidad castellonense tenía que presentar un informe acústico que suponga una garantía de que no se provocarán molestias en las viviendas más próximas. 


Además, hay una zona no urbanizada pero sí urbanizable que, si se mantiene, no pemite que el actual emplazamiento del FIB sea definitivo. Desde la subdirección de Evaluación Ambiental se han hecho pequeñas observaciones para resolver los inconvenientes y facilitar la celebración del FIB.