martes, 9 de mayo de 2017

TODA LA ALBUFERA DE ACUERDO CON LA GESTIÓN DEL AGUA

La mañana de ayer, como hacemos todos los lunes, la empezamos con una reunión conjunta de todos los directores generales de mi Secretaría Autonómica para repasar las agendas y los temas más urgentes de los próximos días. No pudimos alargarla mucho porque, después, me tocaba ir a El Palmar para participar en la Junta Rectora del Parque Natural de la Albufera. 


No iba a ser una Junta sencilla. La Junta Rectora es el órgano de participación de todos los agentes relacionados con el Parque Natural, desde los Ayuntamientos a los grupos ecologistas, desde los agricultores a los pescadores, desde la Confederación Hidrográfica a la Universidad, por mencionar sólo a algunos de los participantes. Su presidente es Víctor Navarro. La reunión de ayer no se presentaba fácil porque tocaba discutir sobre la orden de desagüe que, en cumplimiento de un mandato de la Fiscalía de Medio Ambiente, la dirección general de Medio Natural, encabezada por Antoni Marzo, había preparado. 
 
Al final, todo fue mucho más sencillo de lo previsto. Y, por primera vez en mucho tiempo, hubo acuerdo general. 

Hasta ahora la Junta de Desagüe, dependiente del Ayuntamiento de Valencia pero gestionada por los agricultores, no tenía controles externos y organizaba la salida de agua de la Albufera como mejor consideraba. Poco a poco los niveles de agua en el lago habían ido bajando y las protestas llegaron hasta los tribunales de Justicia. Al final, la Fiscalía pidió que fuera nuestra Conselleria quien marcara y controlara las salidas de aguas para garantizar el mantimento del lago. 
 
Se trata de mantener el máximo de tiempo posible los flujos de agua entre el mar y el lago; facilitar la entrada de peces; marcar por dónde debe hacerse preferentemente el desagüe; asegurar el mantenimiento del cultivo del arroz; asegurar unos niveles mínimos según la época del año; ordenar el uso de las bombas y asegurar el control de todos los procesos por parte de la Conselleria. 


 
Nunca se había hecho una normativa en esta dirección y ayer alcanzamos un acuerdo. Ahora queda concretarlo y analizar las alegaciones que se presenten en el período de exposición, pero buena parte del trabajo está hecho. 
 
El director general de Medio Natural, Antoni Marzo, y la directora del Parque, Paloma Mateache, hicieron un buen documento de trabajo y, después, los diferentes actores que participaron en su preparación, con especial referencia al concejal del Ayuntamiento de Valencia, Sergi Campillo, fueron haciendo aportaciones que todavía han mejorado más si cabe el primer redactado. 
 
En definitiva, esta orden de desagüe no deja de ser transitoria ya que la normativa definitiva se contemplará en el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) que se está redactando. De todos modos, la transitoria será muy importante como prueba, y del resultado de su aplicación dependerá que deba mantenerse o modificarse. 
 
De El Palmar al centro de Valencia, antes de comer, junto con el director general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Joan Piquer, me reuní con la secretaria autonómica de Modelo Económico, María José Mira, para tratar sobre la recepción de dinero procedente de programas de ayuda de la Unión Europea. Con ella estaba la directora general de Financiación y Fondos Europeos, Míriam Fernández, y sus máximos responsables técnicos. Estamos trabajando en una línea importante de inversión para la informatización de los ecoparques de los diferentes consorcios. Unos ecoparques informatizados que faciliten a todos los ciudadanos una tarjeta con la que restar una parte del impuesto de la basura cada vez que se haga uso de la instalación, incentivará y multiplicará el servicio de reciclaje y, al final, será una pata fundamental en nuestra política de separación de residuos. 
 
Ya por la tarde, estuve en la Comisión de Coordinación Institucional de Compromís, en la que estamos además de los portavoces de la coalición, representantes de todas las instituciones en las que tenemos representación (desde Consellerias a Ayuntamientos pasando por Diputaciones o Parlamentos). Hicimos una revisión de los dos primeros años de legislatura, tanto a nivel institucional como en general. La coincidencia fue general en el sentido de que llevamos mucho trabajo hecho pero que ahora entramos en una fase decisiva. Yo, en mi intervención, quise destacar la necesidad de ser fieles a la imagen y al discurso de cambio que nos ha llevado hasta donde estamos. 
 
A toda prisa, y junto a la consellera Elena Cebrián, nos fuimos a continuación a la fiesta de los siete años del diario "Valencia Plaza". 


Fue un acto multitudinario. "ValenciaPlaza" es un medio de comunicación joven que está convirtiéndose en un referente informativo poderoso. La relación política-prensa siempre está cargada de desconfianzas e incomprensiones. En todo caso, "Valencia Plaza" tiene unos comportamientos muy profesionales y merece todo mi respeto. Los que estamos en política debemos entender que las noticias, cuando son Periodismo, no están hechas para ser del gusto de quien las protagoniza. En el acto se repartieron diferentes premios a empresas y entidades. El primer parlamento lo hizo el director del diario, Javier Alfonso, que puso el valor el trabajo hecho y que, todo sea dicho, hizo una identificación entre Trump, Le Pen y Pablo Iglesias con la que no estoy, ni de lejos, de acuerdo. Las críticas públicas al Periodismo cuando vienen de los políticos son también ejercicio democrático. El acto lo cerró el presidente Puig. 


No hay comentarios: