martes, 30 de mayo de 2017

LA VALENTÍA DE COMPROMÍS ES EL MOTOR DE UNA REBELIÓN CÍVICA

"Dos años de políticas valientes" fue el lema del acto convocado por Compromís el pasado sábado en el viejo cauce del Turia. Un acto que me sirve para empezar mi particular crónica de esta semana. 

 
Tuve la suerte de ser, como portavoz de VerdsEquo del País Valenciano, una de las cuatro personas que intervinieron en ese acto, junto a Joan Ribó, Joan Baldoví y Mónica Oltra. 

 
Fue una gran fiesta. Hubo mucha gente y afortunadamente sigue reinando en Compromís el buen humor, la sonrisa y las ganas de trabajar sin traicionar las maneras de hacer que nos han llevado hasta donde estamos hoy, al Gobierno de la Generalitat y a muchos gobiernos municipales en los que participamos activamente. 

 
El grito unánime fue que nunca debemos perder la valentía, que hemos venido a hacer aquello a lo que nos comprometimos antes de las elecciones; nosotros no hemos venido a hacer cambios cosméticos, ni a gestionar lo que nos encontramos. Venimos a rescatar personas y eso es lo que estamos haciendo. El rescate de las personas, una frase que usamos de bandera durante los años de oposición, es un resumen perfecto de una buena gestión de gobierno al servicio de la gente más vulnerable. Rescatar personas es ocuparse del 99% de la ciudadanía, de su educación, de su salud, del medio ambiente, de sus derechos, de sus libertades. 

En mi parlamento quise destacar dos cosas: la primera, que las políticas medioambientales son vectores de cambio profundos y que no hemos venido a gobernar lo que hay sino que queremos el poder para cambiar el «status quo». 

 
Cierto, no hemos hecho todo lo que queríamos hacer. Nos quedan dos años. Hemos hecho muchas cosas y necesitamos seguir empoderando a la gente de la calle para hacer irreversibles todos los cambios y para que nos sigan exigiendo, de manera que nunca olvidemos que el interés general siempre está por encima de los intereses particulares por poderosos que éstos puedan llegar a ser. 
 
Incluso el tiempo nos respetó. Lo que debía ser un sol inclemente se convirtió en una jornada calurosa y tranquila. Hizo calor, pero el calor humano de la fiesta fue aún mayor. 

 
Aterrizando ya en el lunes, el día lo comencé con la habitual reunión de comunicación de todas las semanas. Produce un poquito de vértigo ver todo lo que nos espera en los próximos días pero seguro que iremos superándolo... y lo iré contando. 
 
No me pude quedar hasta el final de la reunión porque tenía, junto con la consellera Elena Cebrián, un encuentro con los representantes de los Agentes Medioambientales. 
 
Lo he dicho más de una vez, se trata de un colectivo fundamental para nosotros y somos conscientes de que, pasados casi dos años de gobierno, no hemos podido mejorar tanto como quisiéramos sus condiciones de trabajo. Sus reivindicaciones no son de salario ni parecidas. Piden más y mejores medios y tienen toda la razón. Son agentes de la autoridad pero no tienen el reconocimiento de otros cuerpos. De nuevo, les explicamos que hay peticiones respecto al incremento de plantillas que no se cumplen porque no tenemos capacidad para hacerlo y que las limitaciones presupuestarias son de todos conocidas. 
 
Acordamos mejorar en temas de coordinación y en todo aquello que tenga que ver con fortalecer su posición como pilar fundamental de la gestión medioambiental de la Conselleria. 
 
A continuación, con los directores de Medio Natural y Prevención de Incendios, Antoni Marzo y Delia Álvarez, fuimos a la Diputación de València para entrevistarnos con la vicepresidenta de la institución, Maria Josep Amigó. Tenemos un amplio abanico de temas conjuntos, desde inversiones en ecoparques hasta el estudio de fórmulas para la retirada de la paja del arroz de la Albufera, pasando por la variante de Pedralba o cuestiones ligadas a los servicios de agua municipales. 

 
Antes de comer todavía tuve tiempo para reunirme, junto al director general de Medio Natural, Antoni Marzo, con el director industrial de Lafarge España, Raúl Pérez, y el director de la factoría de Lafarge de Sagunto, Miguel Ángel Urbano . Tenían interés en saber cómo iba el proceso administrativo para la ampliación de la explotación de la cantera del Salt del Llop. El Ayuntamiento de Sagunto, propietario de los terrenos, no está de acuerdo con algunos aspectos de la prórroga de explotación y será el Consell quien dictamine finalmente cómo se resuelve esta discrepancia entre ambas partes. 
 
La ampliación de la explotación que está, en general, bien vista por todas las partes significa profundizar más en la actual cantera sin ocupar ningún otro espacio. 


A los directivos de Lafarge les explicamos que nuestra disposición es resolver el expediente antes del plazo legalmente establecido, es decir, antes de finales de septiembre que es la fecha límite, y que el acuerdo sobre la ampliación no queremos retrasarlo de ninguna manera y estará en breve. No hay ninguna otra condición administrativa que hacer las cosas como toca. 

 
La tarde la dediqué a cuestiones de despacho y a preparar algunas charlas y reuniones que tengo que tener durante los próximos días. Tampoco fue demasiado tiempo ya que cuando no estás reunido el teléfono se dispara... Es como si notara que estás disponible.

No hay comentarios: