jueves, 11 de mayo de 2017

JOAN PELLICER: UN "HOMENOT" QUE DIBUJÓ SU PROPIO MAPA



Llegar al despacho y tener más de una hora sin reuniones, ni visitas, ni viajes, ni nada que se le parezca es toda una novedad y da la sensación de que vas a poder avanzar mucho trabajo. Tantas y tantas cosas acumuladas que se podrán desatascar. La realidad, al final, es que la hora larga se convierte en un breve suspiro que no da para recuperar cuestiones atrasadas y, al final, lo que sucede es que no paras de contestar cuestiones que, "aprovechando que estás libre", te plantean unos y otros.


En fin, que hice lo que pude y luego me reuní con el alcalde de Aldaia, Guillermo Luján, la concejala Amparo Folgado y diferentes técnicos municipales. El Ayuntamiento de este municipio del área metropolitana de València lleva muchos años, más de 25, reivindicando la canalización del "Barranc d'Aldaia" y, desde hace tiempo, disponen de proyectos que el Gobierno ha tramitado pero nunca ha terminado de ejecutar. En la reunión, nos comprometimos a ayudarles en la reclamación del inicio de las obras pero, además, también acordamos hacer, por nuestra cuenta, inversiones complementarias allí donde no llegan otras administraciones que tenían gastos comprometidos. 

 
Más agua: con el gerente de la EPSAR, Enrique Lapuente, revisé el estado de tramitación de una serie de obras y trabajos que tienen financiación europea y cuyos plazos de ejecución tenemos que garantizar y, también, justificar adecuadamente. Nos encontramos, y no somos los únicos en la Generalitat, con peticiones de información de Bruselas para que se expliquen todos los aspectos relacionados con los procesos administrativos realizados que no tienen claro. Muchas veces se trata de asuntos con más de 10 años de antigüedad y, por tanto, no es tarea sencilla.

Volviendo a los Ayuntamientos, a continuación nos reunimos con el alcalde de Alfàs del Pi y diputado en Les Corts, Vicente Arques, que nos solicitó que agilizáramos la necesaria reparación por parte de EPSAR de los colectores generales de la población. Se trata realmente de una actuación urgente ya que, después de muchísimos años sin proceder a su arreglo, los colectores están muy dañados y, después de las lluvias de los últimos meses, no siempre dan abasto, lo que implica algún que otro vertido en la zona de la playa del Albir. Las obras están previstas y una vez se reduzca el caudal de agua que ahora transcurre por esas conducciones se harán los estudios necesarios para realizar los trabajos.


A primera hora de la tarde me reuní, conjuntamente con el asesor de Asuntos Generales, Enrique Pastor, con miembros del colectivo de trabajadores CPAT de Vaersa. Se trata de un grupo con una importante representación en el área técnica de nuestra empresa instrumental. Sus reivindicaciones se centraron en dos cuestiones centrales: la primera, la necesidad de modificar la forma jurídica de la empresa y convertirla en una empresa de derecho público; y la segunda, que la Relación de Puestos de Trabajo, que lleva años y años de retraso en Vaersa, se apruebe y contemple a todos los trabajadores de la empresa, incluidos los más de 900 que trabajan en nuestras encomiendas. Son peticiones que yo mismo he trasladado en más de una ocasión a los responsables del Sector Público de la Generalitat. Me comprometí a volverlo a hacer y a visitar de nuevo la sede de Vaersa en València. 

 
A última hora tenía un par de actos a los que estaba invitado y elegí (sin dudarlo) asistir a la inauguración de la exposición sobre el botánico Joan Pellicer que se ha instalado en el Museo Etnológico de València. Pellicer era médico pero su gran aportación la hizo al mundo de la etnobotánica. Su territorio habitual de trabajo fueron las comarcas centrales. Estudioso de la flora valenciana, además, era un gran divulgador, muy presente en los medios de comunicación, en tertulias, conferencias y autor de muchas publicaciones. La exposición tiene un montón de “tesoros domésticos” de Pellicer, desde su bicicleta con la que rodaba por los bosques hasta algunos de los cientos y cientos de libretas de notas donde apuntaba todo lo que veía y lo que le contaban. Pellicer fue, en el sentido que describió Josep Pla, un "Homenot", una figura excepcional, particular, incomparable, que fue más allá de los caminos marcados, disfrutando, sacrificando, ganando, renunciando ... 


Un ser único que merece ser recordado y admirado. Visité la exposición. Encontraréis también "el huerto Pellicer" (la primera foto que ilustra este post), una muestra pequeña de las muchas plantas que describió el etnobotánico y en la que hemos colaborado desde Conselleria. 

 

1 comentario:

Jesus Eduard Alonso i López dijo...

Ací baix tens l'enllaç amb un vídeo amb Joan Pellicer; que sí va tenir un cert homenatge acadèmic amb les jornades que vam organitzar ací a Gandia dos anys després de la seua mort.

Les aportacions estan publicades en

«Salut, alimentació i cultura popular al País Valencià» Homenatge a Joan Pellicer. Gandia: CEIC Alfons el Vell, etc, 2010.

Salutacions i sort

https://vimeo.com/198825414