miércoles, 31 de mayo de 2017

EL RUIDO DEL CIRCUITO RICARDO TORMO Y EL DEFENSOR DEL PUEBLO

La jornada de ayer, no diré que la comenzamos a toda velocidad para no hacer un chiste fácil, pero sí que la iniciamos, a primera hora, en una reunión con el director general de Deportes, José Miguel Moya; el director del Circuito Ricardo Tormo, Gonzalo Gobert, y diferentes colaboradores suyos para revisar las medidas que se deben poner en marcha para evitar las molestias del ruido que las competiciones de motor y otros eventos provocan en el entorno. 

 
Conmigo estaba el director general de medio Natural, Antoni Marzo, y el subdirector y la jefe de servicio de Calidad Ambiental, José Vicente Miró y Beatriz Fatás, responsables del departamento encargado del seguimiento de la contaminación acústica. 
 
El Circuito tenía medidas correctoras aprobadas desde 2004 pero ni se han cumplido, ni se apostó por su revisión. Ahora sí. El Defensor del Pueblo nos ha hecho diferentes peticiones de información respecto a lo que está haciendo la Generalitat para evitar las molestias que provoca el circuito y, junto con los responsables del área de deportes, estamos adoptando medidas y decisiones que puedan resolver los problemas planteados. 
 
Un circuito de competición provoca ruido y reducirlo a cero resulta tarea muy complicada. El compromiso de los responsables del circuito consiste en la puesta en marcha de diferentes obras, desde pantallas hasta la construcción de nuevas gradas que "cierren" la pista y atenúen la salida del ruido. Además, se instalarán medidores en diferentes puntos para poder realizar un seguimiento más exhaustivo. 
 
Por ley, los circuitos están exentos de algunas obligaciones en cuanto a límites de ruido pero deben demostrar que usan las mejores técnicas disponibles para reducir las molestias. De todo lo previsto, y del programa de obras, informaremos al Defensor del Pueblo en respuesta a sus demandas. 
 
Dicho todo esto, me voy a permitir una licencia: yo, personalmente, estoy convencido de que los coches y las motos podrían llevar sistemas silenciadores que redujeran sensiblemente el ruido que generan, pero, entonces, la mística de este tipo de competición, ese 'terremoto' cada vez que pasa un bólido, se perdería y, tengo al sensación, de que algunos grandes 'capitostes', en las alturas de los organismos internacionales, no se atreve a ponerle el cascabel al gato. Me cuesta pensar que a estas alturas no haya tecnologías que, sin perder velocidad, permitan reducir ese ruido. Además, ha habido muchos avances en ese sentido pero no parece que haya demasiado interés al respecto. Cuestión de tiempo. 

Rápidamente nos desplazamos hasta Alzira para acompañar al alcalde, Diego Gómez, en su visita a la exposición "La más limpia del Mediterráneo", esa muestra itinerante que Amigos de la Tierra, Greenpeace y otros grupos ambientalistas están llevando por toda la Comunitat para concienciar a los más pequeños sobre la necesidad de gestionar bien los residuos y, en particular, los envases de bebidas que son los que más se abandonan en el territorio. También estuvo con nosotros en el acto el diputado en Les Corts, Juan Ponce.


Por la exposición pasan alumnos de los colegios de la población y ayer estuvimos (y hablamos) con los de Alzira. Muchos medios estuvieron pendientes de la muestra y a continuación me hicieron varias entrevistas. 

 
La visita a la capital de la Ribera Baja tenía también como objetivo encontrarme con Paco Tortosa, profesor de Geografía en la Universidad y uno de los hombres que más sabe de cicloturismo en España. Nuestro 'enlace' fue el concejal de Medio Ambiente de Alzira, Josep Carreras. Tortosa lleva trabajando muchos años en el diseño de toda una red de vías verdes que abarque toda la Comunitat y que sea, realmente, un conexión no motorizada que ligue buena parte de nuestros municipios.


La Conselleria de Infraestructuras está también implicada en este proyecto y, desde Medio Ambiente, nuestra voluntad de colaborar es total. 
 
Una red de estas características sería muy valiosa como vía de comunicación, como apuesta por la movilidad sostenible, como reclamo turístico de primera magnitud, como palanca de desarrollo rural, como herramienta de actividad económica diversificada... Es un proyecto de gran interés , no demasiado costoso económicamente, que debe ser capaz de aprovechar las muchas vías verdes que ya hay y conectarlas, y que la ciudadanía valorará sin lugar a dudas. 
 
Después de una mañana fuera de Valencia, la tarde la aproveché para tener varios contactos con los directores generales y cerrando en agenda toda una serie de peticiones que tenía pendientes.

No hay comentarios: