viernes, 26 de mayo de 2017

CAMBIANDO LA GESTIÓN DE LOS RESIDUOS AYUDAMOS A CAMBIAR EL MUNDO

Ayer se cumplía dos años y un día de las últimas elecciones autonómicas que, tras veinte años de PP, llevaron a un "Gobierno del Cambio" a la Generalitat, un Gobierno nacido del "Pacte del Botànic", un ejemplo de suma de voluntades progresistas y transformadoras que, ojalá, sea también ejemplo a nivel estatal más pronto que tarde. 
 
Pues, casualidades de la vida, al Botànic fui a primera hora de la mañana de ayer. Inauguré la "Jornada sobre Prevención y Preparación para la Reutilización de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEEs). 


Aproveché mi intervención para poner de manifiesto la importancia de la prevención como eje básico de la política de residuos. La Economía Circular es una apuesta clara de nuestro Gobierno que coincide, punto por punto, con las prioridades de las políticas europeas. Pocas políticas tienen tanto que ver con la puesta en marcha de un nuevo modelo productivo y económico como la gestión de los residuos. La sociedad consumista en la que vivimos es fuente de una avalancha de residuos que, después, se transforma en un gran problema que no sabemos resolver. ¿Deberíamos esperar a cambiar nuestro modelo de vida para resolver el problema de los residuos? ¿tenemos que esperar a escapar de la sociedad del "usar y tirar" para ver reducidos los millones de toneladas de residuos que producimos? La respuesta es no. Tenemos que ir gestionando los residuos de otro modo, potenciando la prevención, la reutilización y el reciclaje, para ayudar al cambio de modelo económico. No debemos presentar esta transición como un proceso limitativo sino como una oportunidad que se nos abre a todos, a las empresas en primer lugar. Aproveché para concretar alguna de las políticas que estamos implantando. Destaqué el papel que le damos a los ecoparques como punto limpio de separación de residuos y la importancia de que todos los agentes implicados en el proceso aporten su granito de arena en defensa de la protección del medio ambiente y, en definitiva, de las personas. 


La Jornada estaba organizada por la Generalitat y era la primera vez que el tema de la "Prevención y Reutilización de RAEEs" era objeto de un debate específico a nivel estatal con especialistas de diferentes administraciones (Gobierno Central incluido). 
  
Como todos los jueves, ayer tocaba "Consellet" en el Palau de Fuenterhermosa. Por nuestra parte dimos cuenta del inicio de los trabajos de de reparación de los daños causados en los bosques y en las infraestructuras viales rurales por los temporales del pasado mes de enero. Son, en total, seis millones de euros los que vamos a invertir. Las tareas comenzarán el próximo lunes. En el caso de los bosques, los miles de árboles caídos y destrozados son un foco de plagas y un verdadero peligro de cara a posibles incendios forestales; por ello, los trabajos son, básicamente, de retirada de restos. En cuanto a las infraestructuras, que se llevan el 70% del gasto, hay desde deslizamientos de rocas, derrumbes, aterramiento de viales y reparaciones de conducciones de agua... La declaración de emergencia se firmó, después de toda la tramitación administrativa, el pasado 9 de mayo y, de cara a los meses de verano, se podrá tener ya una gran parte de los trabajos avanzados. 
 
El almuerzo de ayer fue muy especial ya que, buena parte del personal de la Conselleria, bajó al antiguo cauce del Turia, que lo tenemos pegado al complejo administrativo «9 d'Octubre», para comer «de sobaquillo» y celebrar así la fiesta de San Isidro Labrador. El menú costaba 5 euros. Que por qué celebramos la fiesta. Pues porque, como es el patrón de la Agricultura, nuestra Secretaría Autonómica "hermana", la de Agricultura, que dirige el compañero Francisco Rodríguez Mulero, aprovecha para reunirse y «hacer piña»... y nosotros con ellos. En Medio Ambiente también tenemos nuestra fiesta. Será el próximo 8 de junio en el mismo sitio. El día 5 es el "Día del Medio Ambiente" y lo celebraremos el 8 comiéndonos unos bocatas y echándonos unas risas a la sombra de los pinos en el antiguo cauce del Turia.
 
La tarde, un par de horas, la destiné a diferentes contactos telefónicos que tenía pendientes y a preparar algunas de las reuniones de hoy. Eso y atender alguna que otra llamada de periodistas.

No hay comentarios: