miércoles, 17 de mayo de 2017

AYER ERA EL "DÍA MUNDIAL DEL RECICLAJE", HOY TAMBIÉN

Ayer tocó madrugar un poco más porque a las 9 ya estábamos en Alcora (Castellón) donde, aprovechando que era el "Día Mundial del Reciclaje", tocaba inaugurar la exposición «La más limpia del Mediterráneo». Se trata de una muestra itinerante que diferentes organizaciones, entre ellas Amigos de la Tierra y Greenpeace, están llevando por los colegios de varias ciudades de nuestra Comunitat para, en clara clave pedagógica, concienciar a niños y niñas de la necesidad de reciclar todos los días del año, porque es una responsabilidad compartida y porque nuestro territorio es una joya de todos que hay que conservar. 

 
La exposición muestra una serie de buenas prácticas en la gestión de los residuos y, en relación al abandono de envases en el territorio, plantea también los sistemas de depósito, devolución y retorno como la iniciativa posible. 
 
Conste que antes del encuentro con los niños y niñas, junto con el director general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Joan Piquer, nos reunimos con el alcalde de Alcora, Víctor García, con el que hemos compartido el proceso de cierre de la planta de tratamiento de Reyval, donde hasta ahora llegaban los residuos sanitarios de toda la Comunitat. Le confirmamos un hecho muy importante, que la policía autonómica ya ha llevado a cabo inventarios sobre la situación actual de la polémica instalación que debe quedar cerrada y vacía el próximo día 23. 

 
El "Día del Reciclaje" no sólo el celebramos en Alcora, de allí nos fuimos hasta las instalaciones de "Pet Compañía SA", en Chiva. Con la consellera Elena Cebrián, y acompañados por el director de la planta, Fernando Martínez, visitamos la factoría. Se trata de una de las mayores plantas de toda Europa, capaz de reciclar hasta 80.000 toneladas de envases de plástico al año. Es una fábrica de capital italiano, del grupo Dentis, tiene 61 trabajadores y produce anualmente casi 40.000 toneladas de plástico reciclado. 

 
"Pet Compañía" compra buena parte del material con el que trabaja en Italia y en Portugal ya que, según nos explicaron, a pesar de ser prácticamente la única planta de gran capacidad del Estado, tienes dificultades de acceso al material que vende Ecoembes. 

 
La gran queja de los responsables de esta empresa de reciclaje es que los envases les llegan muy sucios, cargados de lo que se denomina impropios, lo que provoca que más de la mitad del material acabe en vertederos. Ellos son unos defensores declarados del sistema de depósito, devolución y retorno de envases (SDDR) ya que garantiza la aplicación de los principios de la economía circular y un mejor aprovechamiento de los recursos. 
 
A primera hora de la tarde estuve en el "Centro Octubre de Cultura Contemporánea", en pleno corazón de la ciudad de València, para asistir al estreno del documental "Filoxenia", del director valenciano Vicente Monsonís. Lleva por subtítulo "El rapto de Europa. Derechos Humanos o Barbarie" y muestra la realidad y el sufrimiento de los refugiados que escapan de las guerras de Siria o Afganistán y se encuentran con una Europa convertida en una fortaleza impenetrable, insolidaria y cruel que los condena a malvivir en la misera de la que escapan como si no tuvieran derecho alguno a vivir. Muy recomendable. 


 
La siguiente estación del día fue la sede de Compromís donde participé en la Asamblea de VerdsEquo de Valencia ciudad. A continuación me fui al hotel Alameda Palace, al "Club de Encuentro Manuel Broseta", donde la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, daba una conferencia titulada "Políticas valientes para el futuro de las personas". Las políticas sociales fueron el hilo conductor de las palabras de Mónica, que puso de manifiesto el esfuerzo que se está haciendo, lo que se ha avanzado y lo mucho que aún queda por hacer. En el turno de preguntas, el interés de los participantes se centró en temas de educación y, en concreto, sobre la enseñanza concertada. Le preguntaron a la vicepresidenta por qué no se permitía que los padres eligieran la escuela de sus hijos. La respuesta fue tan sencilla como contundente: todo el mundo puede elegir centro pero lo que no puede exigir es que, existiendo oferta pública, se subvencione a las escuelas privadas. 

 

No hay comentarios: