miércoles, 5 de abril de 2017

HACER POLÍTICA ES MIRAR HACIA EL FUTURO CON DECISIÓN Y VALENTIA

Las Comisiones Obreras del País Valenciano iniciaron ayer en el paraninfo del rectorado de la Universitat Politècnica de València su XI Congreso. El lema: Mirando al futuro. Allí estuve.


El discurso inicial lo hizo el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Antes, en el de bienvenida, el anfitrión, el rector de la Politécnica, Francisco Mora, habló del Cambio Climático como el primer reto de la humanidad, también ligado al trabajo. Estoy convencido de que vamos hacia un nuevo modelo económico (en realidad un nuevo modelo de vida) y los sindicatos tendrán un papel fundamental en la transición hacia él, una transición que debe ser justa para los trabajadores. Hará falta mucha decisión y también mucha valentía, pero el cambio de modelo debe servir para hacer una sociedad menos desigual, y estoy seguro de que CCOO tendrá un papel decisivo.


Después, junto con el subdirector de Calidad Ambiental, José Vicente Miró, fui a la Conselleria de Sanidad para tratar con el secretario autonómico de Salud Pública, Narcís Vázquez, y su equipo, cuestiones relacionadas con el cierre de la planta de Reyval en Alcora, que es donde se llevaban hasta ahora los residuos sanitarios de toda la Comunitat.

Una sentencia del Tribunal Supremo obliga a la clausura de la planta. El alto Tribunal mantiene que no dispone de autorización ambiental  para tratar lo que ahora trata y ya no hay recurso posible. El cierre obliga a Sanidad a buscar un nuevo destino para todos los residuos que generan los hospitales y ambulatorios públicos de la Comunitat Valenciana. En total son unas 1.600 toneladas al año. Nuestra Conselleria acaba de recibir la comunicación oficial de la sentencia, y antes de que finalice el mes de mayo la instalación de Reyval debe estar vacía. Previamente debe cerrar las puertas a nuevas aportaciones de residuos, lo que significa que Sanidad antes de quince días debe contar con los servicios de una empresa gestora. Hemos puesto en común la situación y los plazos son suficientes para que un nuevo gestor se encargue del trabajo. Habrá que estar atentos a los detalles del proceso, algunos tan importantes como procurar que la sentencia, fruto de la mala gestión combinada de Reyval y los distintos gobiernos del PP, no acabe teniendo un elevado coste social.


De Sanidad a la Diputación de Valencia, donde acabé la mañana reunido con la vicepresidenta, Maria Josep Amigó, el diputado responsable de Medio Ambiente, Josep Bort, y su grupo de colaboradores, para tratar de la variante de Pedralba. Estamos en conversaciones con la Diputación para encontrar una alternativa a la propuesta de variante sur, que pasa por dentro del Parque Natural, y que procede de los tiempos de Alfonso Rus al frente de la institución provincial. Hemos coincidido, como ya hemos repetido muchas veces a todos los interlocutores, que la propuesta sur representaría una modificación sustancial del Parque y, por tanto, no se debe hacer. Estamos en pleno proceso de revisión de las normas de ordenación del Parque Natural del Turia que vendrán a reforzar su papel como corredor biológico y área de alto valor natural. Pedralba necesita y merece una variante que saque el tráfico más pesado del centro del pueblo pero no puede ser a costa de cargarse el Parque. Variante y Parque Natural deben ser compatibles, y cuanto antes encontremos una alternativa a la carretera diseñada por el PP, antes conseguiremos ese objetivo.


Ya por la tarde me fui a Castellón. Fue un viaje en dos fases. La primera parada, Benicàssim. Allí, en respuesta a una invitación del concejal de Compromís, Joan Bonet, revisamos la situación de la zona húmeda más conocida como el Quadro de Santiago. En su día la zona debía haber sido ocupada por un campo de golf y un gran proyecto urbanístico. Ahora ese proyecto ha decaído, pero la zona sigue teniendo graves problemas de inundabilidad y hay que canalizar el barranco de la Parreta, unas obras con muchos años de retraso.


En Benicàssim me encontré con el concejal de Urbanismo de la ciudad, Carlos Luís Díaz, que me trasladó su voluntad de mantener una reunión, precisamente, sobre los temas de los que acababa de hablar con Bonet. Quedamos que me enviaría una petición de entrevista y que, rápidamente, buscaríamos un día para quedar. La conducción del barranco de la Parreta es una cuestión de máxima urgencia según el concejal. 

La segunda parada fue en Castellón. Antes, todo sea dicho, para ir de Benicàssim hasta la capital de La Plana, pasamos por el Quadro de Santiago y por la Marjaleria de Castellón. Así pude comprobar con mis propios ojos el peculiar urbanismo de la zona, lleno de viviendas en situación irregular y con unos graves problemas de saneamiento e inundabilidad (lógica al tratarse de construcciones en una zona húmeda). 


Ya en Castellón, más concretamente en la Casa dels Caragols, dí una charla sobre nuestra política de residuos, con especial atención al proyecto de depósito y devolución de envases. Un vector de cambio, una iniciativa de cuidado medioambiental y de ahorro para la ciudadanía. Me presentó la vicealcaldesa de la ciudad, Ali Brancal, y durante casi dos horas estuvimos revisando los detalles del proyecto que, como siempre ocurre, cuanto más explico más apoyo recoge. El futuro pasa por una gestión más cuidadosa de los residuos y el SDDR es un camino obligado, un camino decidido y valiente.

No hay comentarios: