martes, 25 de abril de 2017

GUILLEM AGULLÓ: NI OLVIDO, NI PERDÓN

En 1993, un grupo de fascistas asesinó a Guillem Agulló en Montanejos. El autor de las puñaladas fue Pedro Cuevas que, después de salir de prisión, aún tuvo tiempo de volver a ser detenido como miembro de una red neonazi y, posteriormente, presentarse a las elecciones municipales en Chiva por el partido Alianza Nacional.
 
Ayer 24 años después del asesinato de Agulló, cuando Guillem debería haber cumplido los 43, las Cortes Valencianas entregaron el I Premio Guillem Agulló dentro de la celebración del 25 de Abril que conmemora la Batalla de Almansa de 1707 . 
 
Las Cortes han instaurado este premio en memoria de Guillem, para institucionalizar lo que, en este caso, no debe haber "ni olvido, ni perdón", para convertir a aquel joven asesinado en un símbolo de la lucha por la democracia, por la tolerancia, por la libertad. Ayer el primer galardonado fue, a título póstumo, Daniel Sanjuan, un abogado de la Comisión de Apoyo a los Refugiados, un activista de los derechos humanos. 
 
Ayer era 25 de Abril, Día de las Cortes Valencianas, aniversario de la Batalla de Almansa. Estuve en el acto oficial y en la recepción del president del Parlamento Valenciano, Enric Morera. Fue mi actividad principal de la mañana, aunque antes de ir al Palau de Benicarló, también conocido como de los Borja, actual sede de Les Corts, me pasé un par de horas en el despacho en reuniones de trabajo interno y de estudio de documentación, firma, consulta, revisión de agendas y todo lo que se puede definir como "trabajo fuera de los focos". 
 
La reivindicación de una financiación justa para la Comunitat Valenciana estuvo muy presente durante todo el 25 de Abril. Estuvo presente en el discurso del president de la cámara y en el ambiente durante toda la jornada. 
 
Los últimos Presupuestos Generales del Estado, que rebajan en un tercio el dinero que nos llegarán respecto al año pasado, hacen aún más evidente la necesidad de seguir reclamando el "trato justo" que merecemos y no recibimos. 
 
El 25 de Abril no debe perder el carácter reivindicativo porque, como país y como democracia, nos queda mucho camino por recorrer. 



 
Sólo un ejemplo: ayer, a las puertas del Parlament, la policía nacional pidió a la vicepresidenta de la Diputación, Maria Josep Amigó, que se identificara por hablarles en valenciano cuando le estaban preguntando quién había organizado una concentración, improvisada, que se acababa de hacer reclamando más inversiones al Gobierno de Madrid. ¿Queda o no queda camino? 
 
Al margen del Premio Guillem Agulló, ayer también se entregó la Alta Distinción Francesc de Vinatea que fue a parar al Tratado de Europa. La pretensión era hacer un gesto de europeísmo ahora que, desde distintos lugares del continente, los focos de euroescepticismo van a más. Mientras escuchaba los discursos pensaba que la mejor manera de reforzar el sentimiento de pertenencia europea es que Europa sea de la gente, inclusiva, y de las personas, y no del capital, de las guerras y, en general, hostil. Los hombres y mujeres que se sienten protagonistas de las instituciones que dicen representarlos no caen en manos de "Le Pens", "brexits", ni salvapatrias ultras de similares características. 
 
Después de la fiesta, dedicamos por entero la tarde a una reunión con las diferentes direcciones generales de mi Secretaría Autonómica. Fueron más de cuatro horas de trabajo intenso, en las que pasamos revista a los temas más destacados que llevamos entre manos, desde las cuestiones de personal a la reforma de Plan Integral de Residuos, desde los Planes de Autoprotección contra Incendios a la Autorización Ambiental Integrada de CEMEX, desde el SDDR a la balsa del Toscar, desde las Jornadas que estamos preparando sobre gestión del Ciclo Integral del Agua hasta el estudio de los Presupuestos Generales del Estado. Todo eso y mucho más. Como, por ejemplo, convocar, como ya hicimos cuando llegamos, a todo el personal de las diferentes direcciones generales para poner en común el trabajo que estamos haciendo. Lo vamos a hacer a lo largo de este próximo mes, y seguro que será, como la primera vez que lo hicimos, de lo más productivo.

No hay comentarios: