miércoles, 15 de marzo de 2017

LA GENERALITAT, SIEMPRE CON LOS AGENTES QUE CONTROLAN EL PARANY

En Requena con los Agentes Ambientales i SEO/BirdLife


Ayer empezamos el día con la celebración del Consejo de Administración de la empresa pública VAERSA. 
Fue una reunión no demasiado larga. Revisamos las cuentas anuales de la empresa que cerró el ejercicio con un ligero superávit. Pasar revista a las cuentas siempre es un viaje complicado a través de hojas y hojas de números. En todo caso, vale la pena destacar que estamos ante una gestión absolutamente austera y estricta. El problema es que a las limitaciones que nos vienen impuestas por la legislación estatal, hay que sumarle la rémora de encontrarse 'sorpresas' como la existencia de deudas no cobradas o la necesidad de realizar dotaciones durante años 'olvidadas'. Por ejemplo, durante el ejercicio pasado se recuperó un millón de euros de la morosidad existente, sin embargo, como el futuro sellado del vertedero de Villena ha estado una década sin dotar presupuestariamente, tocó poner de golpe 1'4 millones de euros. 
 
Inmediatamente después del Consejo de VAERSA, tuve una reunión con directores y técnicos de Medio Natural y Prevención de Incendios Forestales para seguir avanzando en el cumplimiento de los plazos que impone la financiación europea dentro del Plan de Desarrollo Rural y, posteriormente, comencé a preparar el Orden del Día de la próxima reunión de la Comisión de Evaluación Ambiental que tendrá lugar la semana que viene. 

 
Con el tiempo muy justo, y acompañado por la directora general de Prevención de Incendios Forestales, Delia Álvarez, me desplacé hasta Requena, donde participé en la entrega del premio "Leaving is living", junto con SEO BirdLife y la Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de la Comunitat Valenciana, a Ana y Ramón. 
 
Ana Llopis y Ramón Prades son dos agentes medioambientales que ejercen sus funciones en la provincia de Castellón donde hace tres años sufrieron una intolerable agresión mientras realizaban un control de caza con parany. Dos servidores públicos, dos agentes de la autoridad agredidos por cumplir con su deber. 


Ayer, durante la entrega del premio, les expliqué que tienen todo nuestro apoyo en su tarea en general y, muy especialmente, en el tema de la persecución del parany, una práctica que reiteradamente ha sido considerada como delito. Los que aún pretenden seguir practicando el parany deben saber que nos tendrán en contra. No sólo nosotros, la Justicia será implacable. Pondremos todos los medios para que así sea. Si, además, hay amenazas y violencia, todavía más. 
 
La tarde, ahora que Valencia ya está en Fallas, la aproveché para avanzar trabajo. Algunas llamadas telefónicas, alguna entrevista que no tenía fijada y que había que concertar, y revisar algunos documentos que tenía para firmar y que no había tenido tiempo de estudiar a fondo y que quisiera rematar antes de este largo fin de semana que se avecina.

No hay comentarios: