jueves, 9 de marzo de 2017

EL HONDO DE ELCHE-CREVILLENTE, CATEDRAL EUROPEA DE LA ORNITOLOGÍA

El Hondo, ubicado entre los términos municipales de Catral, Crevillent, Dolores y Elx, es uno de los tesoros en forma de zona húmeda que tenemos en nuestra Comunitat. Parque Natural desde finales de los 80, forma parte del listado RAMSAR para la protección internacional de zonas húmedas, y es una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA)... En definitiva, 2.500 hectáreas de humedal de visita obligada. 

Ayer estuvimos en El Hondo, junto al presidente del Parque Natural Vicente Sansano, concejales de Elx y Crevillent, otros representantes de la Generalitat, grupos ecologistas, agricultores, técnicos... Fue una fiesta tranquila, pero fiesta. 


El motivo de nuestra visita era liberar una docena de rossetes (en valenciano) o cercetas pardillas (en castellano). Se trata de una especie de ánade muy amenazada, en verdadero peligro de extinción, que ha convertido a El Hondo en uno de sus escasos hogares. De hecho, en toda Europa, prácticamente sólo se pueden encontrar en Andalucía, en las zonas húmedas del Guadalquivir, y aquí en la Comunitat Valenciana, en El Hondo. 

La presencia de cercetas pardillas en toda Europa es un hecho muy extraño. Tiempo atrás, se podían observar en el sur de Italia pero ahora ya han desaparecido. En España, su presencia ha pasado por diferentes etapas. En los 80 se encontraron en número suficientemente importante pero, después, por culpa de la sequía y de la nefasta gestión hídrica de las zonas húmedas, casi desaparecen. De hecho, si bien en algunos momentos se llegaron a reunir cerca de 200 parejas en El Hondo, pudiéndose encontrar también algunos ejemplares más al norte, en la Albufera por ejemplo, en el año 2013 desaparecieron por completo. 


Inmediatamente nuestro Centro de Recuperación de Fauna de El Saler comenzó un programa de cría en cautividad para su posterior liberación en El Hondo y, actualmente, volvemos a tener alrededor de 20 parejas. 

En el último mes se han liberado un total de 48 ejemplares, ayer concretamente 12. Durante una semana se les deja en una jaula y pasado ese periodo de adaptación se les libera definitivamente. 


El Hondo puede tener menos ejemplares que la zona andaluza pero, mientras allí se reparten en muchos lugares diferentes, aquí están todos los ejemplares en un mismo espacio y son más fáciles de observar. Esto quiere decir que realmente El Hondo es el paraje más valioso y decisivo de Europa en relación al futuro de esta especie en peligro de extinción. 

En realidad, El Hondo es un espacio de altísima concentración de aves que, en otras zonas, cuestan mucho de ver, o tienes que recorrer muchos kilómetros. Aquí, en un territorio reducido se puede disfrutar de una gran diversidad de especies poco comunes. Además de la cerceta pardilla, destacan también la malvasía cabeciblanca, la garza imperial, el martinete común, el tarro blanco o la canastera. No resulta extraño, pues, la numerosa presencia de turistas extranjeros, aficionados a la ornitología que visitan este privilegiado enclave. Saben que es un lugar excepcional y que la facilidad de observación que tienen en El Hondo no la tienen en ningún otro lugar. 

La estancia en Crevillent nos sirvió también para tratar con diferentes concejales y representantes ecologistas y agricultores otros temas de interés, como la recuperación de diferentes zonas de protección ahora abandonadas o la puesta en valor de cultivos que potencian terrenos protegidos. 

De regreso en Valencia, después de comer, junto con los directores generales y técnicos de Medio Natural, Prevención de Incendios y Agua, mantuvimos una larga reunión con grupos de voluntariado y asociaciones de defensa medioambiental a los que les presentamos diferentes órdenes de ayudas que pueden interesarles. En concreto se trata de ayudas para la difusión de buenas prácticas en el uso del agua, subvenciones al voluntariado ambiental en prevención de incendios forestales y las de voluntariado en conservación de la biodiversidad y custodia del territorio. Tienen unos presupuestos de 200.000, 400.000 y 50.000 euros respectivamente, y pueden ser útiles, más allá del valor de los trabajos que se realicen, para fortalecer el tejido social implicado en las tareas de conservación y cuidado de la Naturaleza en nuestro territorio. 


Los trámites burocráticos que pedimos y los plazos previstos fueron elementos muy debatidos pero, más allá de preguntar y entrar al detalle sobre los programas en cuestión, el encuentro sirvió también para poner en común puntos de vista sobre las políticas que, desde la Conselleria, se están llevando a cabo, aspectos a mejorar y la necesidad de explorar nuevas iniciativas. 

Para nosotros fue un encuentro muy positivo y muy constructivo. Espero que para las entidades, también lo fuera. 

Terminada la reunión y tras pasar por el despacho, después de la habitual lectura y firma de documentación (que no acabé), me fui al centro de Valencia para participar en la manifestación del "Día de la Mujer". Muchísima gente, muchísimas mujeres reivindicando sus derechos y también muchos hombres cómplices demandando una igualdad real que todavía está por llegar. 



No hay comentarios: