viernes, 17 de febrero de 2017

CONTRA LAS INUNDACIONES EN GODELLA, ROCAFORT Y BURJASSOT

Ayer comencé la jornada con una reunión en el despacho de la consellera Elena Cebrián para pasar revista a una serie de temas pendientes, cuestiones de trámite sobre el estado actual de diferentes procesos administrativos y sobre nuestra presencia en actos de carácter medioambiental que se organizan fuera de nuestra Comunitat. 

Inmediatamente entré en 'clave Godella' porque tuve dos reuniones sobre el mismo tema: los problemas de inundaciones que sufre esta localidad valenciana y que, año tras año, siguen sin resolverse al no ejecutarse las obras previstas.


En primer lugar nos reunimos con la alcaldesa de Godella, Eva Sanchis, y el concejal de Medio Ambiente, Fernando Oliveros, y acto seguido con la Plataforma contra las Inundaciones y en defensa del Medio Ambiente, una entidad vecinal muy activa en esta cuestión. 

Ayuntamiento y vecinos están bastante de acuerdo con los proyectos planificados que arrancan desde hace más de una década y que nunca han llegado a concretarse. 

El gran problema es la situación de los barrancos que atraviesan la localidad y que tienen serias dificultades para desaguar por culpa de las barreras urbanísticas que se han ido levantando durante décadas y que provocan inundaciones periódicas en la población. El Barranc dels Frares es uno de los puntos clave de esta cuestión. Godella comparte este grave problema con Rocafort y Burjassot, y las obras previstas para resolverlo benefician a los tres municipios. 


Se trata de canalizar las aguas y desviarlas en paralelo a la actual vía del tren, buscando, eso sí, una intervención lo menos dura posible, lo más integrada en el paisaje. Hay voces, como el colectivo Per l'Horta, que reclama reducir el impacto de la obra. Con ellos también hemos tenido ya contactos y seguiremos conversando para buscar un consenso lo más amplio posible. 

Lo que no puede verse afectado es el plazo de ejecución de las obras, que todos queremos que puedan realizarse en lo que queda de legislatura. 

Al terminar estas reuniones estuve, como todos los jueves, en el "Consellet", la reunión de secretarios autonómicos y subsecretarios para preparar el pleno del Consell de los viernes. 

Ya después de comer, el día lo terminé en la Exposición del Ninot del Museo Príncipe Felipe donde participé como jurado del Premio a la Crítica Política que da Compromís. Estuve con varios compañeros de coalición como Manolo Reyes, Amadeu Mezquida, Alfons Álvarez o Rubén Tello, y junto a Clara Ferrando, Fran Ferri, Elena Ferrando y María José Amigó escogimos el ninot ganador. El motivo de la figura es el abuso que sufrimos con el recibo de la luz. La obra premiada denuncia cómo, a pesar de la propaganda que intenta 'vendernos' un precio justo de la electricidad, la factura hace al ciudadano de a pie cada día más pobre, mientras que a «Ibertrola", cada día más rica.


Aparte de la elegida, a mí también me gustó mucho una, correspondiente a una falla infantil, sencilla pero contundente, todo un grito republicano: el de una corona corroida por los gusanos, que apunta la decrepitud de la monarquía. 



No hay comentarios: