viernes, 3 de febrero de 2017

¡¡30 AÑOS DE ALBUFERA, LARGA VIDA A LOS HUMEDALES!!

El día 2 de febrero de 1971, en Ramsar (Irán), se firmó un convenio mundial para la protección de las zonas húmedas en todo el planeta. Por ello, el 2 de febrero, ayer, celebramos el Día Mundial de los Humedales.
 
Nuestro país tiene muchos y muy importantes. Y para nosotros, la Albufera ocupa el primer lugar. Ayer estuve allí, junto a la consellera Elena Cebrián, el director general de Medio Natural, Antoni Marzo, el concejal del Ayuntamiento de Valencia, Sergi Campillo, y la directora del Parque Natural de la Albufera, Paloma Mateache. Fue una jornada de celebración.

 
Nos llovió bastante. Estábamos rodeados de agua por todas partes. No está nada mal. El lago de la Albufera tiene un aspecto precioso cuando llueve. Agua salpicando agua. Hicimos un pequeño recorrido y después se hizo la presentación del libro "Treinta años, treinta miradas", coincidiendo con los 30 años de la declaración de la Albufera como Parque Natural.


Fue el primer espacio protegido del país y, como dice la consellera en el prólogo de la obra "ha pasado un periodo de tiempo suficientemente largo como para estar seguros de que esa declaración fue una decisión acertada". Queda mucho camino por recorrer pero estamos más seguros que nunca de que no hay futuro sin una gestión sostenible del territorio y, en este sentido, los humedales son zonas de especial interés, de especial protección.

  
En la Albufera aproveché para hacerme una foto y participar así en la campaña "Mójate por los Humedales" promovida en las redes sociales, para recordar la importancia de la fecha.


La visita nos sirvió también para visitar las antiguas caballerizas del Centro de Interpretación que, a finales de los 90, con Eduardo Zaplana como president de la Generalitat, se transformaron en grandes salas de exposiciones y proyecciones de vídeos informativos. Eran unas instalaciones grandes y muy bien dotadas, tecnológicamente avanzadas, pero se fueron dejando morir hasta que, un día, se convirtieron inexplicablemente en un espacio de promoción de la Copa América y, acabada ésta, fueron languideciendo hasta que se cerraron hace unos años. Ahora son unas grandes naves vacías, que cuestan mucho mantener y nadie usa. Habría que buscarle una salida entre las distintas administraciones, encontrarle alguna utilidad.

 
Un apunte más sobre humedales, estamos esperando que muy pronto también la Marjal de Almenara sea incluida en el catálogo Ramsar de zonas húmedas protegidas. Todo el trámite está hecho y sólo falta su publicación en el BOE.

De la Albufera me fui al "Consellet" de los jueves, previo al Pleno del Consell de los viernes. De nuestra área llevábamos una modificación en los estatutos de VAERSA para ajustarse a las nuevas posibilidades de actuación que se contemplan en la gestión de los residuos urbanos. Se pretende facilitar el trabajo de esta empresa instrumental de la Generalitat de manera más ágil para que pueda ser también una herramienta útil para los Consorcios de Residuos de las tres provincias.
 
De VAERSA volví a hablar después de comer. Porque por la tarde tuve una larga conversación con diferentes representantes sindicales de CCOO y UGT sobre cuestiones laborales de la empresa. Hablé también con los principales directivos de VAERSA y repasamos algunos temas ligados a la necesaria adecuación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y al futuro modelo de la empresa.
 
Obviamente tenemos limitaciones presupuestarias evidentes pero la voluntad de hacer un esfuerzo de mejora de las condiciones laborales de los grupos menos privilegiados es sincera y clara. Al igual que tenemos muy claro que el proyecto estratégico en relación a VAERSA debe pasar por su fortalecimiento ya que un medio instrumental público para la Generalitat es fundamental.

 
La última estación del día fue la sede de Compromís ya que, ayer por la tarde, teníamos Ejecutiva de VerdsEquo-PV.

No hay comentarios: