martes, 10 de enero de 2017

NI LA PLATAFORMA DEL CASTOR ES CAPAZ DE OCULTAR LA BELLEZA DEL MEDITERRÁNEO DESDE VINARÒS

La había visto muchas veces cuando pasaba por la carretera, allá arriba, presidiendo la parte más alta de Vinaròs, pero nunca había estado en la «Serra del Puig», donde se ubica la Ermita de la Virgen de la Misericordia, también conocida como la Ermita de San Sebastián. Ayer estuve allí arriba y pude pasear por la zona y disfruté de la impresionante vista que ofrece. Hacía un buen día y podías ver (casi tocar) desde el Delta del Ebro hasta el castillo de Peñíscola. Iba acompañado (muy bien acompañado, por cierto), entre otros, por el alcalde Enrique Plan; el concejal de Medio Ambiente, Jordi Moliner; el senador, Jordi Navarrete, y el director general de Calidad Ambiental, Joan Piquer. 
 
En la rueda de prensa conjunta con el alcalde de Vinaròs, Enrique Plan, y el concejal de Medio Ambiente, Jordi Moliner
Cierto es que, mirando desde la Ermita hacia el mar, también ess obligado a ver la plataforma del Castor, aquella iniciativa que tenía que sacar petróleo de la costa mediterránea y hacernos ricos a todos y que, al final, sólo provocó temblores de tierra y el único que ganó dinero (como si le hiciera alguna falta) fue el empresario Florentino Pérez, gracias a la indemnización multimillonaria en euros públicos que, encima, se llevó. En fin... que se ve el Castor pero ni tan siquiera esa plataforma consigue ocultar la belleza de un paisaje que sientes tuyo, y que, a pesar de los excesos urbanísticos, acaricia la mirada empezando por los naranjos y terminando en el azul del mar... Si, además, tienes la suerte, como nos sucedió ayer, de encontrar un día claro, puedes ver perfectamente el perfil suave de las Columbretes, y te entran ganas de quedarte allí

Sí, ayer estuve en Vinaròs, que era una visita que habíamos aplazado en diferentes ocasiones, para participar, precisamente, en la firma del acta de constitución del Consejo de Participación del Paraje Natural Municipal de la Serra del Puig. Preservar el valor medioambiental del lugar, y hacerlo con la implicación de las diferentes administraciones y los colectivos ciudadanos, desde entidades locales de ahorro hasta grupos ecologistas, es una iniciativa que hay que celebrar. Los discursos sobre la necesidad de implementar políticas pensadas para la protección del Medio Ambiente son una constante, pero las medidas que las concretan en decisiones políticas siempre significan un paso adelante que es preciso respaldar
 
Con los representantes municipales tratamos además otras cuestiones, desde diferentes inversiones previstas en temas de energías limpias que hay en el municipio hasta la repetida propuesta que ya me ha hecho alguna otra vez el concejal Moliner de hacer experiencias pilotos del SDDR en Vinaròs. También hablamos del sellado del vertedero de la población. Les confirmamos que el proyecto debe estar revisado definitvamente en verano. Ha pasado tanto tiempo desde que se inició que el presupuesto ya está desfasado. De cualquier modo, en un año deberíamos poder decir que la obra está en marcha y terminada. La zona norte de Castellón es una de las que cuenta con más vertederos incontrolados a la espera de ser sellados. El de Peñíscola ya está a punto de acabarse y, después de Vinaròs, le tocará el turno a Benicarló. 
 
A Valencia volvimos ya después de comer, con el tiempo justo para acudir al despacho de la consellera Elena Cebrián y hacer la primera reunión del Consejo de Dirección del año. Fue un toma de contacto para poner en orden algunos asuntos y para comenzar a preparar la reunión semestral del Consell que tendrá lugar a finales de mes en Sagunt.

No hay comentarios: