sábado, 14 de enero de 2017

MÁS Y MÁS EXPLICACIONES SOBRE EL SDDR Y TAMBIÉN SOBRE LA DEPURADORA DE PINEDO

Ayer fue un día en el que los diarios iban repletos de interpretaciones sobre si el Consell, y nuestra Conselleria en particular, había abandonado el proyecto de gestión de envases basado en el depósito y el retorno (SDDR). Ya conté anteayer que no se retira nada, que seguiremos trabajando desde el diálogo y la negociación con todos los sectores afectados, siempre desde la defensa del interés general y en cumplimiento de nuestros compromisos electorales. Lo dijo anteayer la consellera Elena Cebrián y ayer lo repitió la vicepresidenta Mónica Oltra: la gestión de los envases forma parte de una política mucho más amplia de gestión de los residuos y no se retira ninguna de las iniciativas en marcha. Por otra parte, también hemos recibido críticas por haber anunciado una mesa de negociación con Cierval y no con otros sectores, pero lo cierto es que el anuncio se hizo tras la reunión con los representantes empresariales. Esto no quiere decir, ni mucho menos, que otras entidades también afectadas se queden al margen de las conversaciones. Lo hemos hecho hasta ahora y seguiremos la senda del diálogo, contaremos con todo el mundo. 
 
Dicho esto, porque fue un tema del que nos tuvimos que ocupar durante la jornada de ayer, el día comenzó con la habitual reunión de los viernes del grupo de dirección de mi Secretaría Autonómica, con los diferentes directores generales. Pudimos, básicamente, repasar lo más urgente y definir el esquema de preparación del seminario del Consell previsto a finales de mes en Sagunto. 
 
A mediodía día tuvimos una reunión con José Fabra, jefe de la oficina técnica de asistencia a los municipios de la Diputación de Castellón, responsable también del Ciclo Integral del Agua. Con él tratamos diferentes cuestiones de obras pendientes en depuradoras de Castellón, así como el funcionamiento de los consorcios de residuos. Junto a Fabra nos visitó también Silvia López, la nueva Gerente del Consorcio de Residuos de la zona Castellón Norte (C1), y José Civera, que presta asistencia técnica a diferentes consorcios de la provincia. 

  
Varias veces tuve que salir del despacho para atender las preguntas de los periodistas sobre la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana de cerrar la fase 3 de la depuradora de Pinedo por falta de licencia ambiental. Más allá de que se está estudiando el recurso ante el Tribunal, lo que expliqué son las graves consecuencias medioambientales que tendría desconectar la instalación. De hacerse, una cuarta parte de toda el agua que se depura en la Comunitat llegaría al mar sin cumplir los parámetros de calidad que marcan las normas europeas y gran parte del agua que ahora se usa para riego dejaría de estar en condiciones. También la Albufera se vería gravemente afectada. Por todo ello, lo que de momento hemos hecho es pedir la paralización de la aplicación de la sentencia. 
 
Antes de comer, junto con los directores generales de Medio Natural y Agua, Antoni Marzo y Manuel Aldeguer, pude reunirme con el alcalde de Chera y su teniente de alcalde, Alejandro Portero y Antonio Quintana, para hablar de la situación del embalse de Buseo. Una infraestructura que ha pasado de manos privadas, cuando iba bien, a manos públicas, cuando ya no daba rendimiento, en época del PP con Rafael Blasco como conseller. Ahora la propiedad es de la Generalitat y el embalse, que no está en muy buenas condiciones, puede provocar serios problemas en caso de lluvias fuertes como las de hace unas semanas. Con el alcalde Portero también tratamos sobre ayudas vinculadas a fondos europeos que pueden llegar a municipios con espacios naturales protegidos como es el caso del entorno de Chera. 


Después de comer dediqué un tiempo a tareas internas que tenía un tanto abandonadas y, entre otras cuestiones, leí y firmé documentos pendientes.


No hay comentarios: