miércoles, 11 de enero de 2017

DE NUEVO EN EL BOTÁNICO, SEGUIMOS

Un año y medio después, ayer regresamos al Botánico, y lo hicimos para ratificar la voluntad de gobernar el país de otra manera, pensando en las personas de abajo, las que no tienen ni ejércitos de abogados a su servicio, ni asesores financieros; y pensando también en las generaciones que todavía no están entre nosotros; no hay mayor generosidad que gobernar pensando en los que han de venir. Nosotros, todos los que ahora habitamos el mundo, también fuimos un día "los que teníamos que venir". 


Ximo Puig, Mónica Oltra y Antonio Montiel, como aquel verano, representan el cambio y la esperanza, pero ahora, además, representan la realidad de un gobierno estable, trabajador, coherente y que mejora la vida de las personas. 
 
Ayer estuve, al igual que hace un año y medio, en el Botánico, y fui testigo de la firma que ratifica el acuerdo que ha posibilitado el Gobierno en el que trabajo. Mucho ha cambiado mi vida desde ese momento y tengo el deseo de que mi trabajo también pueda servir para cambiar la vida de muchas personas y cambiarlas para mejor. 
 
Desde la Secretaría de Medio Ambiente y Cambio Climático tenemos el reto de cumplir, o ayudar a cumplir, todos los compromisos que hacen referencia al nuevo modelo productivo, la economía verde y la economía circular que son retos que, por convicción y por obligación, tendremos que hacer realidad en los próximos años. 
 
Firmas aparte, ayer estuve reunido también con Sergio Alejos, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Xilxes. Con él hablamos de la desalinizadora de Moncofa que, heredada de etapas anteriores en las que, ni la falta de agua impedía promover más y más urbanizaciones, todavía está por estrenar y, si nadie lo remedia, puede terminar costando muchos más millones en caso de que las autoridades europeas decidan multar al Reino de España


Antes de terminar la mañana, también constituimos, conjuntamente las dos secretarías autonómicas de nuestra Conselleria, la comisión que se encargará de buscar alternativas a la quema de la paja del arroz el próximo otoño en el Albufera. 


Después de comer, me reuní con el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Sagunto para seguir buscando garantías que permitan la continuidad de la actividad de la cementera de Lafarge sin poner en peligro el mantenimiento del paraje forestal de Romeu. Las vías de acuerdo entre el consistorio y la empresa están avanzadas y, ahora que estamos muy cerca de una solución después de años de enredos, hay que ser especialmente prudente para impedir que se vuelva al terreno de la judicialización. 


La tarde la acabamos con un puesta en común en el despacho de la consellera Elena Cebrián de los principales proyectos y objetivos en el área de Medio Ambiente para el año que comienza. 2017 será fundamental ya que, después de un primer año completo, 2016, que ha servido para poner en marcha muchas iniciativas, en los próximos meses debemos ser capaces de ir cerrándolas y concretar los compromisos adquiridos con quienes nos votaron.

No hay comentarios: