lunes, 12 de diciembre de 2016

CAMBIO DE SEXO

Vuelta a lo cotidiano tras una extraña semana salpicada de fiestas. Lo de los días festivos me resulta ahora un poco raro, no sólo (que también) por tener unos días libres sino porque, ya antes de decidir que en determinada fecha no irás a trabajar porque el calendario lo marca en rojo, tienes la sensación de que están decidiendo por ti cuando ves que nadie te reclama una entrevista o una reunión, ni siquiera un consejo de los previstos. 
 
Recopilando lo que hice la semana pasada, y teniendo en cuenta que el lunes fue el último día que escribí aquí, permitidme que retroceda hasta el martes cuando participé en la celebración del "Día de la Constitución", nada menos que en las instalaciones de la Ciudad de la Luz de Alicante. El Consell decidió que el "Día de la Constitución" se conmemorará siempre en Alicante. Más allá de la descentralización resulta también simbólico al recordar que la capital alicantina fue la sede del último Gobierno republicano en 1939. Explicado ésto, quiero añadir que nunca antes había estado en la Ciudad de la Luz y ver en directo el "destarifo" de gasto que se hizo allí impresiona. ¿Cuántas cosas se hubieran podido hacer con el dinero que costó (y todavía cuesta) aquello? Nunca había participado en la fiesta de la Constitución. Yo soy constitucionalista para cambiarla. Creo que es imprescindible introducir nuevos derechos, poner límites a las desigualdades sociales, facilitar las soluciones de los problemas territoriales y, también, concretar los derechos medioambientales en el texto constitucional. 
 
Dicho ésto, una anécdota que, todo sea dicho de paso, no me hace ninguna gracia. En el rótulo de la silla que tenía reservada como Secretario Autonómico mi nombre estaba mal escrito. No soy Julia, no soy una mujer. Ni soy Sra, ni soy Doña, ni soy Secretaria Autonómica. El departamento de Protocolo se equivocó. No es la primera vez que me pasa, se comieron el acento de "JULIÀ" y me convertí en "JULIA", en castellano y en femenino. Espero que no me vuelva a pasar. Puedo entender que una carta que me llega desde Madrid o desde Sevilla vaya dirigida a una Secretaria Autonómica llamada Julia pero, en Valencia, tener un nombre en valenciano no debería implicar cambio de sexo. 
Etiqueta identificativa en el acto del Día de la Constitución

El miércoles participé en el "Consellet" previo al Pleno del Consell del viernes. Nuestra Conselleria presentaba tres modificaciones en los Estatutos de tres Consorcios de residuos de la provincia de Alicante para ampliar el peso de la Diputación en el ente. Los Consorcios son de raíz municipal, ya que la gestión de la basura es una competencia municipal, y, por ello, y en detrimento de la Generalitat, la institución con más peso debe ser la Diputación como administración de raíz local. 
 
Ya en esta semana, ayer lunes fue un día de aterrizaje. 
 
La primera parte de la mañana la dedicamos todo el equipo de la Secretaría ha hacer un repaso de algunos temas que llevamos entre manos para definir cuestiones que la semana pasada quedaron pendientes. 
 
Así publicamos la resolución que impide la celebración de la Subida al Garbí ya que una competición automovilística es incompatible con la protección de un parque natural como es la Sierra Calderona. La normativa inicial del Parque abría la posible celebración de una actividad así, pero el desarrollo posterior de la reglamentación descarta la posibilidad de manera clara. El año pasado ya no se hizo la carrera y si alguien este año ha pensado que sí se iba a celebrar deberá pedir explicaciones a quien ha alimentado su esperanza sabiendo que no disponía de los permisos correspondientes. 
 
También tenemos ya a punto la publicación de las últimas cinco plazas de directores conservadores de los parques naturales que nos habían quedado pendiente en el proceso inicial de promoción interna. El PP había eliminado a los funcionarios de la posibilidad de ocupar ese cargo, a pesar de que una sentencia judicial así lo marcara. En lugar de cumplir el mandato judicial el PP transformó los cargos «a libre disposición» y ocupó las plazas a dedo. Nosotros sí cumpliremos esa sentencia. De las 12 plazas a cubrir, 7 se completaron por promoción interna y, ahora, el resto, son las que saldrán de un bolsa hecha por Función Pública. En una segunda fase se convocarán oposiciones para cubrir las plazas de forma definitiva. 
 
Después de la lluvia de problemas, soluciones, propuestas, maldades, bondades, planes, agendas y muchas cosas más, nos reunimos con el alcalde de Requena, Mario Sánchez, y el concejal de Medio Ambiente, David Calvo. Conmigo estaban también los directores generales de Prevención de Incendios y de Medio Natural, Delia Álvarez y Antonio Marzo. Los representantes del ayuntamiento de Requena nos explicaron que en su ciudad, en 2006, se montó una gran máquina que transformaba los restos de las cepas, los sarmientos, en pasta de cartón. Costó dos millones de euros que pagaron a medias el municipio y la Unión Europea. Pues bien, la máquina, que ocupa una nave de cerca de 500 metros cuadrados, no ha funcionado nunca, está por estrenar. 
En mi despacho con el alcalde de Requena, Mario Sánchez

El alcalde Sánchez venía a ofrecernos la instalación. Hace un tiempo les ofrecieron 85.000 euros por la máquina cuando, sólo al peso, vale casi el doble. La oferta se le ocurrió cuando supo de nuestra voluntad de buscar alternativas a la quema de la paja del arroz en la Albufera. Hay empresas que apuestan por la conversión de la paja en pasta de cartón. Estudiaremos la propuesta ya que puede ser útil para todos. Reconvertir la instalación en un punto de transformación de restos agrícolas de la comarca, facilitando desde la administración la recogida, puede ser otra medida a considerar. 
 
Después de comer, y hasta la hora de la cena, me dediqué a cuestiones orgánicas. Primero celebramos una Ejecutiva de VerdsEquo de Valencia y, posteriormente, una Ejecutiva de Compromís. Estas reuniones suelen ser largas. Las de ayer lo fueron. Se trata de ir fortaleciendo las estructuras de la coalición preservando lo que es nuestra riqueza principal: la pluralidad, la coralidad. Ahora debemos poner esos valores al servicio de la acción de Gobierno para ser útiles a la sociedad, a la gente, y que el empuje y la ilusión interna lo faciliten. Como un grupo de militantes de Compromís se concentró ante la sede pidiendo más protagonismo para los "independientes" dentro de la coalición, los periodistas nos pidieron declaraciones al respecto. Como portavoz contesté que se está trabajando para mejorar el encaje de las diferentes ramas de Compromís, que el proceso de conversaciones está en marcha y que no tengo dudas de que llegaremos a acuerdos como siempre hemos hecho.
Declaraciones en la sede de Compromís
 



No hay comentarios: