miércoles, 9 de noviembre de 2016

UN DÍA PARA LAS GRANDES EMPRESAS Y SUS PLANES MEDIOAMBIENTALES

Los coches particulares son responsables (ellos y, sobre todo, los que los conducimos) de una buena parte de las emisiones de gases de efecto invernadero. Al mismo tiempo, su fabricación y su mantenimiento representan un sector económico de primera magnitud. Sumadas ambas cosas, es evidente que la fabricación de coches tiene un considerable protagonismo en el proceso de cambio de modelo económico, productivo y vital que necesitamos para garantizar la sostenibilidad del planeta.
Con el director general (centro) y el subdirector general de Calidad Ambiental, Juan Piquer y José Vicente Miró, junto al primer coche que salió de la factoría de Ford Almussafes hace ahora 40 años

Ayer estuve en la factoría Ford de Almussafes. Sus directivos nos explicaron las políticas que están llevando a cabo en cuestiones medioambientales ligadas al funcionamiento de la fábrica. El trabajo que han hecho merece ser destacado. En los últimos cinco años han conseguido rebajar el volumen de residuos que llevan a vertedero hasta cero. Tras un proceso de reducción en la generación de desechos, la parte restante la queman en cementera tratada como CSR, por tanto, en la categoría de residuo no peligroso. También fuimos a ver los tratamientos de las aguas que usan y que terminan en la estación depuradora de Almussafes o, después de pasar por los filtros oportunos, en una gran balsa que hay detrás de la factoría y que está repleta de aves.

Ford trabaja también en la ampliación de la producción de coches híbridos pero, en estos momentos, su volumen sólo alcanza el 10% del total.
En la cadena de montaje de Ford Almussafes

La visita a Ford es bastante impresionante ya que se ve claramente el altísimo nivel de excelencia organizativa de la empresa. Lo que comentamos es que no pueden quedarse parados, y seguro que no lo harán. Los animé a que continúen por esa senda, la de la reducción de residuos, que busquen coches cada vez menos contaminantes y que se adapten a las nuevas necesidades sociales que se avecinan. Seguro que a una empresa tan avanzada como Ford no hay que decirle que la realidad está cambiando, que vamos hacia un mundo desconocido donde nada será como hasta ahora y que, en ese contexto, el mantenimiento de su negocio pasa por adaptarse a una realidad que obligará a colocar la sostenibilidad por delante de cualquier otra consideración.

Tras volver de Almussafes comí con Basilio Trilles, del departamento de Comunicación de FCC, con el que preparé el acto que haremos el día 23 en el edificio de la Fundación Bancaja. Se trata de una Conferencia sobre nuestras políticas de Medio Ambiente, dentro de un ciclo que inauguró la consejera Elena Cebrián y que han organizado conjuntamente entre Editorial Prensa Ibérica y la mencionada empresa.

Al terminar me reuní con el presidente del Grupo FACSA, Enrique Gimeno. FACSA es una empresa con 140 años de historia que se dedica, entre otras cuestiones, a los servicios del ciclo integral del agua, desde la captación al tratamiento de las aguas residuales. En Castellón, muchas de las depuradoras que funcionan están gestionadas por la empresa de Enrique Gimeno. La preocupación de Gimeno, y no es la primera vez que nos llega, es que modifiquemos el sistema de licitación de explotación de las depuradoras y dejemos fuera a las empresas valencianas. Le expliqué que nada más lejos de nuestra voluntad. Ciertamente, la externalización de las depuradoras está muy concentrada en "Aguas de Valencia", "DAM" y, en menor medida, la propia FACSA. Las tres son empresas valencianas. Nuestra voluntad es, sencillamente, objetivar al máximo los procesos de adjudicación de las explotaciones y equilibrar la parte técnica con la parte económica mejorando, en lo posible, la calidad del servicio que está en niveles muy satisfactorios.
En mi despacho, con el presidente del Grupo FACSA, Enrique Gimeno


La jornada la terminé en la sede de Compromís porque ayer teníamos Ejecutiva de la coalición. Al margen del inevitable debate sobre cuestiones de política general, lo que pusimos sobre la mesa es la búsqueda de fórmulas para mejorar la organización de Compromís adaptándola a la nueva realidad de nuestra presencia institucional. Ahora que, al menos así parece, ha pasado el tiempo de las elecciones encadenadas es un buen momento para hacerlo.

No hay comentarios: