viernes, 4 de noviembre de 2016

POLÍTICAS DEL BOTÁNICO: PRESUPUESTOS MÁS VERDES

Ayer fue el día en que la consellera Elena Cebrián estuvo en Les Corts para explicar los presupuestos de nuestro departamento para 2017. Ya lo dije aquí hace unos días, tenemos un incremento importante, más de un 6% respecto al año pasado. Nos gustaría que fuera más. Mucha de la explicación de nuestras miserias radica en la anticonstitucional financiación que sufrimos a manos del Gobierno de Rajoy. La consellera ha reconocido que quisiéramos disponer de más dinero, que 316 millones para 2017 no son suficientes, pero también dijo, con toda la razón del mundo, que estamos recuperando la deriva presupuestaria del PP que durante años se dedicó al despilfarro y no a poner el dinero allí donde se necesitaba. Buena parte del incremento presupuestario se va a Medio Ambiente, mientras Agricultura se mantiene. Estamos en un Gobierno de pacto y yo quiero reconocer la comprensión del Secretario Autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero, del PSOE, sobre el reparto de dinero. Medio Ambiente había sufrido en los últimos años recortes brutales y, este año, hemos recuperado una mínima parte de esas amputaciones. Cierto que Medio Ambiente sube más que Agricultura pero también es cierto que Medio Ambiente aún no llega ni al 50% del presupuesto de Agricultura. Internamente no estamos mirando cuánto tiene o deja de tener este o aquel departamento, aunque ayer el PP intentara buscar diferencias por esta vía. No las encontrarán. Igual que no conseguirán que nadie se crea, como también le dijeron ayer en Les Corts a la consellera, que ella hace la política que le dicen sus secretarios autonómicos. No es cierto. Elena Cebrián, como sus secretarios autonómicos o como los directores generales, hace la política que está comprometida en los programas electorales del PSOE, Compromís y de Podemos, la que marca el "Pacto del Botánico". Y, todo sea dicho, en la aplicación de estos programas, la última palabra es la de quien manda, dicho de otra forma, la de Elena Cebrián.
La consellera Elena Cebrián en Les Corts explicando los presupuestos para 2017
 
Yo, ayer, sólo pude estar un rato en la comparecencia de nuestra consellera ya que coincidía con una sesión del Consejo Asesor y de Participación de Medio Ambiente (CAPMA). Como indica su nombre, es la instancia donde la sociedad civil, desde sindicatos a patronal, desde grupos ecologistas hasta vecinos, hace escuchar su voz en el diseño y puesta en marcha de las políticas medioambientales.
Ayer aprobamos definitivamente sus normas de funcionamiento y, ahora, pondremos en marcha grupos de trabajo.
 
La sesión sirvió también para explicar cómo está el proceso de revisión de la Estrategia Valenciana de Energía y Cambio Climático que estamos revisando. Informamos al CAPMA sobre la constitución de un Comité de Expertos y sobre la firma de una Cátedra sobre Cambio Climático con la Universidad Politécnica de Valencia. Ligado a estas cuestiones se plantearon también otros debates en torno al control de la calidad del aire y de los planes que tenemos al respecto. Salió un dato preocupante que estamos intentando revertir. Disponemos tan sólo de 4 inspectores para temas de contaminación. El cuarto es de reciente incorporación. Consideramos que para poder hacer bien las tareas de control de los principales focos de contaminación atmosférica, sobre todo empresas de alto nivel de emisiones, deberíamos, como mínimo, doblar el número de inspectores. 
 
También estuvo presente en la reunión nuestro nuevo sistema de gestión de envases basado en el "Depósito y Devolución" (SDDR). Desde los sindicatos se nos trasladó la voluntad de apoyar el proyecto pero con la preocupación de que no represente pérdida de puestos de trabajo. En este sentido, comenté la existencia de un informe del gabinete de estudios de CCOO que cifra, para toda España, en 14.000 los puestos de trabajo que puede generar en todo el Estado la implantación de este nuevo sistema, el SDDR. 
 
La oposición más abierta vino por parte de la patronal Cierval. En repetidas ocasiones hemos debatido con ellos sobre el proyecto. Defienden que hay que buscar maneras de mejorar la actual y no ir a proyectos que generan incertidumbres y peligros a la actividad económica. Nosotros les contestamos que no hay ningún peligro, que el sistema está en marcha en medio mundo y que, en todo caso, el interés general en relación a la protección del Medio Ambiente y la Salud están por encima de los intereses particulares. Lo cual no quiere decir que, como ya hemos hecho, no sigamos buscando puntos de acuerdo y consenso. 
Reunión del Consejo Asesor y de Participación de Medio Ambiente (CAPMA)

También desde AVACU, la organización de consumidores, se reclamó información sobre algunas cuestiones y acabamos emplazándonos a una futura reunión para contestar por ejemplo a preguntas como: "¿qué pasa con un envase que alguien ha comprado por internet y que viene de un país extranjero? ". No pensamos que dicho envase esté en condiciones diferentes a cualquier otro pero, en todo caso, lo hablaremos más detenidamente. 
 
La sesión terminó con información sobre los planes de recuperación de aves en peligro de extinción en diferentes puntos de nuestra Comunidad y con el recordatorio por parte de AGRÓ de que busquemos formas de control más efectivo para evitar el uso del plomo en las cacerías que se desarrollan en zonas húmedas.
 
Habíamos empezado la reunión a las cinco y acabábamos, casi, a las nueve. Desde Consellería agradecemos muchísimo el nivel de implicación de todos los participantes en estas sesiones. No sólo por el debate que se genera sino también para todas las propuestas, iniciativas o alegaciones que nos presentan. 
 
He empezado la recopilación del día por el final, por la tarde. 
 
La mañana había sido, precisamente, de preparación del CAPMA, de organizar la participación a partir del día 14 en la COP 22 del Clima de Marrakech y, como era jueves, de ir al "Consellet" para preparar el Pleno del Consell de esta mañana. Allí, nuestro departamento llevaba sólo el reconocimiento de unas deudas arrastradas del anterior Govern y una serie de contratos de explotación de diferentes depuradoras que la EPSAR hace con las empresas que, finalmente, ganan las licitaciones.

No hay comentarios: