sábado, 5 de noviembre de 2016

LAS INSTALACIONES DE RESIDUOS DE LA VEGA BAJA, CADA VEZ MÁS CERCA

El viernes fue un día de trabajo interno en la Conselleria, muy especialmente en nuestra Secretaría Autonómica. Terminó a la hora de comer ya que por la tarde cogí un AVE para ir a Madrid porque este fin de semana tenemos Asamblea Federal de EQUO.

El primer contacto del día lo tuve con el director general de Medio Natural, Antonio Marzo, y con Enrique Peris, subdirector del Gabinete Técnico de la Conselleria, para resolver definitivamente la tramitación administrativa de la suspensión de la carretera que el PP había previsto por el interior del Parque Natural del Turia en el término de Pedralba. Tras la resolución de la consellera, se nos reclamó un acto administrativo que pasara por el Consell y, por último, hay que ratificar el acto inicial de suspensión. Nuestra disposición es total de cara a tomar cualquier iniciativa que ayude a que la variante de Pedralba, una vez salvado su paso por el interior del Parque, se pueda hacer lo más rápido posible.

Como todos los viernes, ayer hicimos reunión del Consejo de Dirección de la Secretaría Autonómica donde repasamos los temas más destacados que llevamos entre manos.

Sobre el mesa, el nombramiento de los cinco directores de parques naturales que todavía quedan vacantes y cuyos nombramientos, ahora, se complican exclusivamente por cuestiones administrativas ligadas a los niveles profesionales que deben tener los elegidos; la tramitación de la Sierra de Escalona como Paisaje Protegido sobre el que estamos estudiando los límites y, también sobre estos mismos espacios, el nombramiento de los presidentes de las Juntas Rectoras.

Otra de las cuestiones que revisamos ​​fue la situación de las infraestructuras de residuos en la Vega Baja. Los proyectos de gestión están ya muy avanzados, tanto en lo que se refiere a ecoparques, como a las plantas de transferencia. Los documentos comenzarán a estar listos en cuestión de semanas.
Vertedero ilegal en la Vega Baja. Durante años se había mirado hacia otro lado, ahora está en fase de sellado.

Será fundamental disponer, por fin, de instalaciones de gestión de residuos en la comarca alicantina de la Vega baja. Lo que pudiera parecer un objetivo menor, viniendo de donde venimos, que es de una gestión cargada de comportamientos más propios de las películas de la Mafia que de unas instituciones democráticas, no es poco. Ni mucho menos. Tanto los ecoparques como las plantas de transferencia pueden estar en funcionamiento en el primer semestre de 2017. Acompañar esto de mejoras en la recogida selectiva de la basura y, después, disponer de las plantas adecuadas, será el resultado de nuestra política.

La mañana no dio para mucho más. De hecho, nos quedamos sin tiempo y una visita que tenía prevista hacer a las "Jornadas de Biodiversidad y Empresa" que se desarrollaban en El Saler de Valencia quedó pendiente.


Cogí el tren a primera hora de la tarde hacia Madrid donde, desde ayer viernes y hasta el domingo, se celebra la 3 a.Asamblea de EQUO que debe renovar la dirección e impulsar nuestra acción política.

No hay comentarios: