miércoles, 30 de noviembre de 2016

"DEVOLVER EL CASCO 2.0", EL SDDR: UN PROYECTO DE GOBIERNO, UN PROYECTO DE CAMBIO PROFUNDO

Ayer fue un gran día. En todos los sentidos. Grande por largo, grande por importante, grande por productivo. Grande.

Celebramos en el Museo de las Ciencias «Príncipe Felipe» de Valencia la Jornada «Devolver el casco 2.0" sobre nuestro nuevo proyecto de gestión de envases basado en el Depósito, la Devolución y el Retorno (el SDDR).
Debo comenzar dando las gracias a todos los que participaron. A los que vinieron de lejos y a los muchos alcaldes y concejales que llegaron de todo el país; al president Puig, a la vicepresidenta Oltra y a la consellera Cebrián; a los muchos representantes empresariales y a los diferentes colectivos sociales que también participaron en la Jornada; a los grupos ecologistas y a los que quisieron ayudarnos en tareas de comunicación o presentando (gracias amiga Xelo Miralles) o moderando mesas. Quiero trasladar mi agradecimiento, incluso, a aquellos que no pudimos invitar a participar en los debates (aunque tenían cosas que decir) pero sí estuvieron en el acto. Fueron doce horas de intervenciones, reflexiones, propuestas, críticas y felicitaciones. Por supuesto, el más sincero agradecimiento a todos los compañeros y compañeras de la Consellería (y fueron muchos) que participaron en tareas de organización.
Para nosotros fue una Jornada importante porque sirvió para visualizar, ante voces que esperan divisiones, el compromiso del Gobierno del Botánico con un proyecto como el SDDR que es, en cumplimiento del punto 4 del acuerdo, una iniciativa de cambio de modelo productivo hacia la sostenibilidad. Sirvió para escuchar voces y opiniones que se habían escuchado muy poco hasta la fecha. En estos meses, se nos ha escuchado a nosotros, al Gobierno, y a los sectores más poderosos económicamente que no están de acuerdo con nuestra propuesta. En cambio, se habían sentido poco otras voces. La sesión de ayer pretendía poner el foco sobre esas opiniones invisibles.
El acto fue inaugurado por la consellera Elena Cebrián, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, y el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Como no quiero hacer de esto una crónica del acto, sólo decir que el presidente Puig hizo mención a lo que, seguramente, ha sido el rasgo más destacado de todo el proceso de gestación del proyecto del SDDR: el diálogo . Seguiremos por ese camino.
A continuación hubo una serie de vídeos, entre ellos el del ministro que hace más de 10 años implantó el sistema en Alemania, Jürgen Trittin. El ex ministro explicó cómo había sido de dura la oposición de los "lobbys" y cómo se ha llegado a unos resultados y a un nivel de satisfacción altísimo.

Tuvimos también una mesa de especialistas internacionales, concretamente a los gestores de los diferentes sistemas SDDR, es decir, las empresas o instituciones que dirigen todo el proceso y garantizan su funcionamiento óptimo en otros países. Allí hubo mucha coincidencia en que los márgenes de mejora respecto a lo que hay son muy grandes y no tienen punto y final. El sistema se puede ir perfeccionando.

A continuación hubo una mesa redonda con representantes de diferentes autonomías (Baleares, Cataluña, Navarra y nosotros) que estamos, en diferentes momentos del proceso, implicados en la implantación del SDDR y, posteriormente, una conferencia a cargo de Jürgen Resch , director de DUH, un grupo de raíz ecologista que participó en la puesta en marcha del sistema en Alemania.
Ya después de comer fue el momento de dos mesas muy participativas: en una estaban representadas básicamente empresas, sindicatos y sectores económicos vinculados a la gestión de envases y, en líneas generales, expusieron los porqués de su apoyo a la iniciativa y, la segunda, con representantes municipales, grupos vecinales y ecologistas, que también dijeron la suya. Desde los grupos ecologistas se nos criticó la poca ambición de la ley porque deja -dicen- muchos aspectos de la gestión de los residuos por solucionar. Que la futura ley no lo soluciona todo es evidente, pero, nosotros, estamos convencidos de que es un buen avance, y no será el último.

En la parte final, el director general de Calidad Ambiental, Juan Piquer; el director general de Comercio, Natxo Costa; y el subdirector general de Salud Pública, Vicente Yusà, contestaron casi a un centenar de preguntas que la gente había ido haciendo durante toda la jornada. Eran cuestiones de temática variada y, obviamente, la mayoría fueron para Piquer.

El final de la jornada hice una breve intervención en la que destaqué el valor que tiene nuestro proyecto de SDDR como concreción de política hacia la sostenibilidad, contra el Cambio Climático y por un nuevo modelo productivo. No quise dejarme el orgullo de país que representa que seamos nosotros los que vamos por delante en políticas ligadas a los residuos y comprometidas con el Medio Ambiente (viniendo de donde venimos). También dije que, para la economía valenciana, por más que desde la patronal quieran hacer ver que la iniciativa es un problema, es justo al contrario, es una gran oportunidad. También es un gesto democrático, el de un Gobierno que pone el interés general por encima de los intereses particulares, por potentes que sean los altavoces que se utilicen.
La clausura la hizo la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, que recordó cuando ella, de pequeña, iba a devolver las botellas a cambio de un dinero que utilizaba para comprarle el "Marca" a su padre y para comprarse ella golosinas. Oltra dijo que el Gobierno del Botánico favorece con el SDDR los comportamientos responsables de la ciudadanía, y recordó que no estamos donde estamos para gestionar las cosas como siempre sino para cambiar de verdad. Terminó deseando que, de aquí a 20 años, nuestras hijas e hijos, cuando repasen las políticas hechas ahora en temas medioambientales, lleguen a la conclusión de que fuimos valientes.
Para terminar, sólo decir, volviendo a los agradecimientos, que la Jornada tuvo un grandísimo seguimiento a través de las redes sociales y una gran presencia en ellas. Durante muchos momentos fuimos "trending topic" en Twitter, algo a lo que, con toda sinceridad, no estamos demasiado acostumbrados desde la gestión en temas medioambientales.

No hay comentarios: