jueves, 24 de noviembre de 2016

DESDE EL MEDIO AMBIENTE TAMBIÉN PODEMOS CAMBIAR EL MUNDO A FAVOR DE LOS MÁS VULNERABLES

"No hemos venido a hacer las cosas que se han hecho siempre, hemos venido a hacer las cosas de otra manera"; "el crecimiento económico no es proporcional al crecimiento de la felicidad"; "el Cambio Climático no es el anuncio de una catástrofe sino una gran oportunidad "; " el capitalismo depredador es incompatible con un planeta de recursos limitados "; "desde el Medio Ambiente también se puede cambiar el mundo a favor de los más vulnerables "... Estas fueron algunas de las frases que pronuncié ayer en la clausura de las "Jornadas sobre Medio Ambiente" organizadas por la empresa FCC y el diario Levante.
Conté, ya bajando a cosas más concretas, las líneas maestras de nuestra política medioambiental, desde la Prevención de Incendios a los Residuos, desde a Agua a Medio Natural. No voy a detallar aquí las medidas que desgrané: las mejoras que hemos conseguido en gestión de residuos, los planes que tenemos, los errores que no queremos repetir, los cambios en política forestal, las prioridades en inversiones hídricas, nuestros esfuerzos para que aumenten los presupuestos, los problemas con la financiación... Fue, para mí, emocionante porque había mucha gente y, entre la mucha gente, muchos amigos. El periodista Pepe Sierra me hizo una presentación que agradezco especialmente.
Aproveché el parlamento para agradecer a toda la gente que trabaja conmigo su ayuda. Me dejé, aunque lo tenía apuntado, a mis dos secretarias, Lucre Franco y Cater Oltra, un olvido imperdonable, porque iba leyendo los nombres precisamente para no olvidarme de nadie, me salté la línea y allí quedaron. Aprovecho ahora para compensar ese error. Decía que les agradecía su trabajo "por ser mis ojos y mi memoria; por su paciencia y por estar siempre ahí".
Había también mucha representación del empresariado, sólo deseo que mi mensaje les llegara. Cuando se presenta a Medio Ambiente como un departamento hostil para el empresariado, se equivocan de cabo a rabo. Creo que tenemos que ser cuidadosos, que debemos respetar los límites del territorio, que no se puede depredar el entorno en busca del negocio más rápido ... pero el empresariado tiene un papel esencial en nuestro desarrollo y, nosotros, desde las instituciones, también tenemos la obligación de velar por sus intereses como parte del gran interés general al que hemos de servir. Obviamente hablé de envases y, en el turno de preguntas, salió Puerto Mediterráneo. En ambos casos dí razones y argumentos que, como ya les he repetido muchas veces en mi diario, no creo que sea necesario reiterar. También quise hacer especial mención a la cuestión del Cambio Climático. Expliqué que soy pesimista respecto a los acuerdos (no acordes) de la Cumbre de Marrakech, y que, por ello, es especialmente importante que desde las administraciones más próximas, desde el compromiso individual de cada ciudadano, seamos capaces de avanzar en comportamientos que ayuden a mitigar el Cambio Climático. Una vez terminada la conferencia, y después de hablar con unos y otros, cuando volví a Conselleria ya era prácticamente la hora de comer. Por la tarde me tocó estar muy atento a la revisión de los últimos detalles de los presupuestos para 2017 ya que, en breve, deben pasar el trámite de enmiendas por parte de los grupos parlamentarios de Les Corts. Luego con Lucre revisamos a fondo la agenda para los próximos días, y pasadas las seis, junto con nuestro asesor parlamentario, fuimos a Llíria porque estaba invitado a la fiesta del "Periódico de Aquí", una publicación de carácter comarcal del Camp del Turia, que daba sus primeros premios anuales. Había también muchísima gente. Se trataba de reconocer personas y entidades de campos muy diferentes, desde el deporte a la música, pasando por el comercio, las iniciativas solidarias o los servicios sociales. A mí me ha tocado entregar el premio al Consorcio de Residuos de Valencia Interior, en la persona de su presidente, Manuel Civera, alcalde de Llíria. Se trata de un consorcio que, a diferencia de otras zonas del país, es autosuficiente en la gestión de sus residuos y que trabaja muy bien el tema de los ecoparques.
En el discurso de clausura quise destacar la importancia de la prensa comarcal, el valor de poner en el mapa de la realidad lo que no aparece en los grandes medios pero que es imprescindible para que los ciudadanos formen sus opiniones, que son las que, en realidad, posibilitan que se comporten como verdaderos ciudadanos en democracia y no como súbditos del poder.
No quiero terminar sin decir que me dió mucha alegría poder estar con un nutrido grupo de compañeros de Compromís del Camp de Túria y también reencontrarme con dos amigos que hacía mucho tiempo que no veía: Juan Benedito, ex compañero en Canal 9, que estaba en el acto porque premiaban a su hijo "Xavier de Bétera", que se dedica a la música tradicional; y Jordi Jordán, compañero del Club de Triatlón de Bétera durante muchos años.

No hay comentarios: