miércoles, 26 de octubre de 2016

SOMOS LA COMUNIDAD CON MENOS CONTENEDORES DE ENVASES POR HABITANTE DE ESPAÑA, SEGÚN DATOS DE LA PROPIA ECOEMBES

Seguir contestando las intoxicaciones de Ecoembes y otras asociaciones de las llamadas sin ánimo de lucro, como los fabricantes de latas de bebidas, es estimulante porque obliga a repensar mucho las cosas conforme se repiten y repiten. Ayer comencé la jornada con una entrevista en la Cadena SER para contestar al presidente de la mencionada Asociación de Fabricantes de Latas, Miguel Aballe, quien niega haber dicho que en el País Valenciano se abandonan cada año 100 millones de latas de bebidas. Sí, lo dijo en una reunión con nuestro director general de Calidad Ambiental, Joan Piquer, mantenida el pasado 1 de julio. Pero no quedó ahí la cosa: los datos que usó procedían de una auditoría hecha por Ecoembes que mantenía que “sólo se abandona” el 15% de las latas que se venden. Teniendo en cuenta que, según sus propios datos, se venden 700 millones de latas en nuestra Comunidad, resulta evidente que el 15% de 700 millones no son 100 millones sino más de 100 millones. Sólo queda por añadir que se abandona mucho más de un 15% y, por tanto, la cantidad resultante es muy superior a la comentada.

Ayer recibí también una carta de Ecoembes, ya filtrada a la prensa como suele ser habitual, en la que vuelven a trasladar su disconformidad con nuestro proyecto de Depósito y Devolución de Envases (SDDR) con los mismos argumentos de siempre: no sirve para nada, es insignificante, tiene a todo el mundo en contra, no damos las cifras bien, lo encarecerá todo… y así hasta el infinito. Para ser una asociación sin ánimo de lucro, llama la atención las ganas con las que defienden su monopolio y el entusiasmo que ponen en la crítica. Si hubieran puesto el mismo entusiasmo en durante los últimos 20 años en hacer bien su trabajo y mejorar sus resultados no sufriríamos el evidente y masivo abandono de envases que vemos a nuestro alrededor, con el grave impacto ambiental que supone. Por cierto, muy importante, el País Valenciano es, según datos del propio Ecoembes, la Comunidad Autónoma con el peor servicio de contenedores por habitante. Tenemos la mitad de los que tienen en Navarra y estamos un 25% por debajo de la media estatal.

Explicado todo lo que tiene que ver con el SDDR, repaso el resto de la actividad de la jornada de ayer.

A las 10 tuve en Godelleta, a instancias del alcalde de la localidad y presidente de la Mancomunidad de la Foya de Buñol-Chiva, Rafael Fora, una reunión con los Ayuntamientos de la zona, colectivos ecologistas y la dirección de la empresa CEMEX. El tema, está claro, la renovación de la autorización ambiental para la cementera que incluye los márgenes que tienen para quemar residuos como fuente de energía.
En Godelleta, reunión con la Mancomunidad sobre la autorización ambiental de la cementera de CEMEX de Buñol

Se trata de una autorización que llevaba años y años en un cajón y que nosotros queremos resolver. La actividad de la cementera de Buñol es contaminante, eso no lo discute nadie, por eso es precisa extremar las precauciones. Nuestra posición difícilmente satisfará a todo el mundo pero está claro que hemos de fijar la normativa. El recorte sobre la capacidad de incineración que hasta ahora tenía CEMEX será importante. Muchos tipos de residuos quedrán fuera del permiso, no se quemarán residuos tóxicos, se reducirán los peligrosos y aumentará el control y la transparencia. Los Ayuntamientos reclaman que la quema de peligrosos se anule por completo y la empresa dice que eso provocaría el fin de su actividad. La reducción está garantizada, veremos hasta dónde. Desde los colectivos ecologistas, y también los representantes municipales, piden que se acabe con la incineración. Nosotros estamos de acuerdo, por eso hemos anulado los proyectos del PP para construir cuatro grandes incineradoras en la Comunitat pero a día de hoy no podemos reducir a cero la quema en las cementeras porque no disponemos de instalaciones alternativas donde llevar los residuos. Así de simple. Mejoraremos y ampliaremos el tratamiento y el control pero acabar con la incineración que nos hemos encontrado requiere de más tiempo.

El proceso de renovación de la autorización de CEMEX está en fase de alegaciones y, por tanto, tenemos muchas semanas para seguir hablando y mejorar las condiciones.

Fue, la de Godelleta, una reunión larga. Comenzamos a las 10 y acabamos a las 2. Conmigo estuvo el director general, Joan Piquer.

Por la tarde, y después de una reunión de urgencia sobre los presupuestos de 2017 que se dejan “un trozo en cada lavado”, llegó la hora de la EPSAR, la empresa pública que se ocupa del saneamiento de las aguas residuales.
Consejo de Participación de la Empresa Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR)

Celebramos, una detrás de otra, la reunión del Consejo de Participación (donde hay una amplia representación de colectivos sociales e instituciones) y la del Consejo de Administración. Fueron también sesiones largas, porque revisamos los presupuestos para 2017 y el Plan de Obras, pero alejadas de la tensión y los conflictos que, históricamente, ha tenido esta empresa.
Consejo de Administración de EPSAR donde se aprobó el presupuesto de 2017 y la congelación del canon de saneamiento

Destacaré sólo un par de cuestiones. EPSAR que, efectivamente nos la hemos encontrado con una deuda importante, más de 300 millones de euros ahora mismo, ha reducido este año en 70 millones sus números rojos. El presupuesto para 2017 ronda los 280 millones, una cantidad muy grande para una empresa con tan sólo 46 trabajadores. La escasez de personal es uno de los problemas que arrastra. Este año el volumen de inversión en obras se acercará a los 20 millones de euros, pero, si dispusiera de más personal para tirar adelante los proyectos que están parados, la cantidad podría casi triplicarse y superar la creación de 1.000 puestos de trabajo. Seguramente lo más llamativo es que dicidimos, por segundo año consecutivo, congelar el canon de saneamiento. Es decir, no habrá aumento en el recibo del agua, por lo menos en lo que hace referencia al canon. Un canon que, durante los últimos años del PP, había experimentado subidas considerables, y que se había utilizado para pagar desde la Copa América a la Expo de Zaragoza. Una práctica ésta absolutamente irregular al tratarse de un pago finalista que sólo puede dedicarse a saneamiento y depuración.

2 comentarios:

elzo dijo...

Com que ja només fas servir el castellà al blog?

Julià Álvaro dijo...

Bona nit, he decidit tornar als orígens, este bloc era en castellà... però ho he decidit perquè faig el mateix texte en valencià al facebook i, després, el passe al castellà al bloc pesant en que tinga presència més enllà del País Valencià. Abans ho feia en castellà perquè pretenia explicar el que passava a cadsa nostra pels de "més enllà" i ara ho faig per donar exemple de transparència i que també arriba a la resta de l'Estat.