viernes, 21 de octubre de 2016

NECESITAMOS SEMANAS DE DOCE DÍAS

Como todos los viernes, ayer, a primera hora, comenzamos con el Consejo de Dirección de mi Secretaría Autonómica. Tenemos una agenda muy cargada para los próximos días: temas de agua; infraestructuras hídricas que se han de regularizar; el seguimiento de las quemas de la paja del arroz en la Albufera y la búsqueda de alternativas; la nueva variante de Pedralba que ha de poner en marcha la Diputación de Valencia; EPSAR y los convenios con EGEVASA; la resolución de los contenciosos con el EMSHI; la Mancomunidad de la Vall d'Albaida y su relación con el consorcio; la convocatoria del Consejo de Participación de Medio Ambiente; la Comisión Interdepartamental de Cambio Climático; y, claro, los Presupuestos para 2017... En fin, muchas cosas para una sola semana pero seguro que iremos resolviéndolo todo.

Acabado el Consejo de Dirección, nos reunimos en el despacho de la consellera Elena Cebrián, en compañía del director general de Calidad Ambiental, Joan Piquer, con la empresa Urbaser, con su director general al frente, José María López Piñol. Nos dijeron lo mismo que ya nos han dicho otras empresas, que con anteriores gobiernos encontraron muchas dificultades para ganar licitaciones. Nosotros ya sabemos, porque nos lo hemos encontrado, que en muchas áreas la concentración de adjudicaciones era escandalosa. Y en lo que respecta a esa cuestión, garantizamos también seguridad jurídica, o dicho de otra forma, el mismo trato para todos. Urbaser es una empresa potente en el sector de los residuos que gestiona la recogida en muchos municipios y tres plantas de tratamiento: la de Elche (que será modernizada en breve), la de Liria y la de Caudete. Pusimos en común diferentes aspectos sobre la selección de residuos en la recogida en origen y puede ser que en 2017 iniciemos algún programa piloto bastante innovador en este campo.
Con la consellera Elena Cebrián, el director general de Calidad Ambiental, Joan Piquer, y directivos de Urbaser 

Sin alejarnos mucho del tema de los residuos, la mañana la acabé en una reunión con los directivos de la empresa cementera CEMEX de Buñol. La delegación empresarial la encabezaba su director general de Relaciones Institucionales, Ángel Galán, acompañado de otros directivos de la factoría valenciana. Revisamos la nueva autorización ambiental que están tramitando. Llevamos años de retraso con el permiso. De lo que se trata ahora es de buscar puntos de acuerdo que permitan la viabilidad de la empresa condicionada a la reducción de las molestias a los vecinos. En la CEMEX de Buñol se incineran residuos que valorizan como energía para el funcionamiento de la fábrica. Reducir el volumen de residuos peligrosos, obligar a que sean tratados adecuadamente y extremar las medidas de control y las compensaciones para los municipios serán las líneas claves de un futuro acuerdo. Un acuerdo en el que han de estar todas las partes. Ecologistas en Acción y tres municipios han presentado alegaciones que estamos estudiando y que, en gran parte, serán consideradas.
Reunión con los directivos de la empresa cementera CEMEX de Buñol

Después de comer dediqué un tiempo a preparar la Mesa de País de VerdsEquo que hoy sábado celebramos en Cox, en la Vega Baja. 

No hay comentarios: