miércoles, 19 de octubre de 2016

MANTENER LA GESTIÓN DEL AGUA DEL PP SERÍA SUICIDA

Después de la humareda del lunes en Valencia a consecuencia de la quema de la paja del arroz en la Albufera, ayer no hubo humo porque hubo agua. Llovió. Ya veremos las consecuencias de esta lluvia. Si la paja húmeda acaba pudriéndose por no haberle dado suficiente tiempo para secarse, el mal al lago y a los cultivos puede ser grande, muy grande, demasiado grande. Estaremos atentos. No puede ser que después de la quema generalizada, ahora resulte que ha servido para bien poco.

También con agua comenzó el día porque, a las nueve de la mañana, inauguré la “Jornada sobre Agua y Energía de la Conferencia de Regiones Periféricas del Mediterráneo”. Se trata de, en esta situación de escasez de lluvias y agotamiento de las energías fósiles, buscar alternativas para poner en valor lo que tenemos. En el Mediterráneo tenemos sol y tenemos agua, disponemos de grandes contingentes de aguas depuradas o desalinizadas, ahora lo que toca es buscar la manera de hacerlas llegar allá donde son más necesarias y a unos precios asequibles. Universidades, empresas y administraciones debatieron ayer durante todo el día en Valencia sobre cómo llevar agua desde la costa, sea la desalada del mar o de las depuradoras de las grandes concentraciones urbanas, hasta las cotas más altas donde son tan necesarias para las explotaciones agrarias. Los investigadores están avanzando mucho en nuevas tecnologías y nosotros, desde la administración, queremos aplicar esos avances. Lo que resulta temerario en la gestión del agua es seguir con las recetas de siempre, que si trasvases, que si pozos de sequía, que si nuevas extracciones… Habrá que tener muy en cuenta las conclusiones de todo el debate de ayer.
Inauguración de la Jornada sobre Agua y Energía

La Conferencia sobre agua y energía se hacía en la sede de la Conselleria, en la antigua cárcel Modelo de Valencia. De allí me fui al edificio de la Fundación Bancaja en la plaza de Tetuán donde, organizado por la empresa FCC y el diario Levante, se celebraba un debate sobre residuos. En concreto, dentro del ciclo “Nuevos modelos de gestión medioambiental”, los presidentes de los tres consorcios de residuos de Alicante, Castellón y el EMTRE de Valencia, respectivamente, el alcalde Gabriel Echávarri, la vicealcaldesa Ali Brancal, y la concejala Pilar Soriano, explicaron sus experiencias y algunas claves del funcionamiento de sus áreas de responsabilidad. 

Debate sobre nuevos modelos de gestión medioambiental y los consorcios de residuos

A continuación, el director general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Joan Piquer, cerró el acto con un discurso en el que dejó muy claro que la gestión de la Generalitat irá en defensa, siempre, del interés general y la excelencia en la gestión, y nunca de intereses particulares como ha pasado en otros tiempos.
El director general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Joan Piquer, cerrando el debate sobre residuos



La comida la compartí con el presidente del Puerto de Alicante, Juan Antonio Gisbert, con el que continué la conversación que ya tuvimos a principios del verano sobre la necesidad de adoptar medidas para evitar que el trasiego de graneles perjudiquen la calidad del aire. El Puerto de Alicante necesita nuestra autorización para operar y hay que extremar las precauciones y las medidas para asegurar que no se superan en ningún caso los niveles de contaminación permitidos. El entorno urbanístico del Puerto de Alicante hacen especialmente sensible la cuestión.

Ya por la tarde, tuvimos que enfrentarnos a un lío sobre la limpieza en diferentes Parques Naturales del sur de Alicante que, por culpa de las características de las encomiendas de gestión y de su proximidad a núcleos urbanos, acumulan basura que tarda en ser recogida. Ciertamente, la recogida de residuos sólidos no es responsabilidad de la Generalitat, tampoco en los Parques Naturales, pero de momento buscaremos fórmulas para hacerlo hasta finales de año y, de cara a la segunda mitad de 2017, iremos revisando las normas para evitar situaciones como las descritas de acumulación de basura. En realidad, fuera de las zonas recreativas, no debería haber en los Parques ningún punto en el que depositar residuos. El que camina por la montaña se ha de llevar los residuos a casa.

El día lo acabé en el Paraninfo de la Universidad de Valencia donde asistí a la presentación del libro “La secesión de los ricos”, obra del catedrático de Sociología, Antonio Ariño, y del catedrático de Geografía Humana, Joan Romero. 
En el Paranifo de la Universidad de Valencia en la presentación del libro "La secesión de los ricos", de los profesores Romero y Ariño

Fue un lujo de presentación, una disección perfecta de un mundo que se rompe a favor de los poderosos y que no es el que queremos dejar a nuestros hijos. Unas palabras, las de Ariño y Romero, que, escuchadas por un cargo público con responsabilidad de gestión, como es mi caso en este momento, te anima a seguir trabajando por los más vulnerables, a pesar de las dificultades que te ponen aquellos que ven peligrar sus privilegios.

No hay comentarios: